Pastor satisfecha de la disposición al diálogo de GUPC y el Canal de Panamá

La ministra española de Fomento, Ana Pastor, se declaró hoy "satisfecha" por la "buena disposición" del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encabezado por la hispana Sacyr, y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) para dialogar a partir de mañana y tratar de evitar la paralización de las obras de ampliación de la vía.Pastor viajó desde España para reunirse este lunes con el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, los representantes de GUPC y de la ACP, para ejercer "de mediación e interlocución" entre los empresarios y las autoridades del Canal, enfrentados porque los primeros amenazan con suspender las obras por falta de liquidez."El primer acuerdo, y es importante este avance, es que GUPC acepta presentar sus reclamos por los canales que establece el contrato", resaltó la ministra española en rueda de prensa en la sede de la Embajada de España.Agregó que, en segundo lugar, se acordó que era necesario que "pronto" se reúnan las instancias independientes de resolución de reclamaciones contenidas en el contrato, o sea la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) y la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, con sede en Miami (EE.UU.).La primera instancia es la ACP, que ya rechazó un primer reclamo de 585 millones de dólares y está en la agenda del DAB, y otro por 900 millones que recibió en diciembre pasado y de plano no ha considerado por "falta de documentos e información que lo sustente", según ha explicado el administrador del Canal, Jorge Quijano.Pastor precisó que se quedará en Panamá hasta mañana martes porque GUPC y la ACP aceptaron celebrar la primera reunión desde que estalló la crisis, con el fin de "trabajar" para solucionar sus diferencias, incluida la falta de liquidez que, explicó, enfrenta el consorcio."Todo eso se discutirá mañana entre las partes, incluso la inyección de capital fresco para el flujo de caja", contestó Pastor, quien aclaró que no participará en ese encuentro, cuando se le preguntó si tanto GUPC como la ACP están en disposición de dar este aporte.La ministra española, acompañada por el secretario de Estado para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia, resaltó el papel mediador de Martinelli y enfatizo que "tanto España como Panamá queremos que la obra se pueda culminar", porque "es clave para el comercio marítimo mundial, es emblemática para la ingeniería española y nos consta que se está ejecutando de un modo excelente".Enfatizó que en su diálogo individual con GUPC y la ACP ha encontrado "buena disposición" para la reunión técnica que ambas partes celebrarán mañana, en la que reiteró, no participará, pero permanecerá en Panamá junto con Gracia en disposición de apoyar en lo que sea necesario si es requerido."Depende de ellos los acuerdos", sentenció.Aclaró que también será en la reunión a puerta cerrada entre la ACP y GUPC que se decidirá si el grupo empresarial retira la carta de preaviso que envió al Canal en la que advertía que el 20 de enero suspenderá las obras si no se le aprueba un reclamo de 1.600 millones de dólares de sobrecostes.GUPC construye el tercer juego de esclusas de la ampliación del Canal de Panamá desde 2009, por casi 3.200 millones de dólares, que debe concluir en junio de 2015, con ocho meses de atraso de acuerdo con el contrato firmado.La ampliación de la vía acuática tiene un presupuesto total de 5.250 millones de dólares y se inició en 2007 con la finalidad de aumentar de 300 a 600 millones de toneladas anuales la capacidad de transporte de carga de la ruta, que en agosto próximo cumplirá 100 años de su apertura.

La ministra española de Fomento, Ana Pastor, se declaró hoy "satisfecha" por la "buena disposición" del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encabezado por la hispana Sacyr, y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) para dialogar a partir de mañana y tratar de evitar la paralización de las obras de ampliación de la vía.Pastor viajó desde España para reunirse este lunes con el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, los representantes de GUPC y de la ACP, para ejercer "de mediación e interlocución" entre los empresarios y las autoridades del Canal, enfrentados porque los primeros amenazan con suspender las obras por falta de liquidez."El primer acuerdo, y es importante este avance, es que GUPC acepta presentar sus reclamos por los canales que establece el contrato", resaltó la ministra española en rueda de prensa en la sede de la Embajada de España.Agregó que, en segundo lugar, se acordó que era necesario que "pronto" se reúnan las instancias independientes de resolución de reclamaciones contenidas en el contrato, o sea la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) y la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, con sede en Miami (EE.UU.).La primera instancia es la ACP, que ya rechazó un primer reclamo de 585 millones de dólares y está en la agenda del DAB, y otro por 900 millones que recibió en diciembre pasado y de plano no ha considerado por "falta de documentos e información que lo sustente", según ha explicado el administrador del Canal, Jorge Quijano.Pastor precisó que se quedará en Panamá hasta mañana martes porque GUPC y la ACP aceptaron celebrar la primera reunión desde que estalló la crisis, con el fin de "trabajar" para solucionar sus diferencias, incluida la falta de liquidez que, explicó, enfrenta el consorcio."Todo eso se discutirá mañana entre las partes, incluso la inyección de capital fresco para el flujo de caja", contestó Pastor, quien aclaró que no participará en ese encuentro, cuando se le preguntó si tanto GUPC como la ACP están en disposición de dar este aporte.La ministra española, acompañada por el secretario de Estado para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia, resaltó el papel mediador de Martinelli y enfatizo que "tanto España como Panamá queremos que la obra se pueda culminar", porque "es clave para el comercio marítimo mundial, es emblemática para la ingeniería española y nos consta que se está ejecutando de un modo excelente".Enfatizó que en su diálogo individual con GUPC y la ACP ha encontrado "buena disposición" para la reunión técnica que ambas partes celebrarán mañana, en la que reiteró, no participará, pero permanecerá en Panamá junto con Gracia en disposición de apoyar en lo que sea necesario si es requerido."Depende de ellos los acuerdos", sentenció.Aclaró que también será en la reunión a puerta cerrada entre la ACP y GUPC que se decidirá si el grupo empresarial retira la carta de preaviso que envió al Canal en la que advertía que el 20 de enero suspenderá las obras si no se le aprueba un reclamo de 1.600 millones de dólares de sobrecostes.GUPC construye el tercer juego de esclusas de la ampliación del Canal de Panamá desde 2009, por casi 3.200 millones de dólares, que debe concluir en junio de 2015, con ocho meses de atraso de acuerdo con el contrato firmado.La ampliación de la vía acuática tiene un presupuesto total de 5.250 millones de dólares y se inició en 2007 con la finalidad de aumentar de 300 a 600 millones de toneladas anuales la capacidad de transporte de carga de la ruta, que en agosto próximo cumplirá 100 años de su apertura.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios