Seúl encadena un nuevo descenso a la espera de los resultados de empresas

Un corredor de bolsa en Seúl (Corea del Sur). EFE/Archivo Un corredor de bolsa en Seúl (Corea del Sur). EFE/Archivo

Un corredor de bolsa en Seúl (Corea del Sur). EFE/Archivo

La Bolsa de Seúl cerró la jornada de hoy con una nueva caída, atribuida por analistas locales a la pérdida de confianza de los inversores ante la incertidumbre por los resultados de las principales empresas surcoreanas y la debilidad del yen japonés.El índice referencial Kospi bajó 21,05 puntos, el 1,07 por ciento, hasta 1.946,14 unidades en una sesión en la que se movieron 3.750 millones de dólares, mientras que el tecnológico Kosdaq, por el contrario, subió 3,05 puntos, el 0,61 por ciento, hasta los 499,33 enteros.El principal indicador de la bolsa de valores de Corea del Sur encadenó hoy su segundo descenso consecutivo en las dos primeras sesiones del año, en una jornada en la que los inversores, especialmente los extranjeros, optaron mayoritariamente por deshacerse de sus acciones.Esta marcada tendencia a la venta respondió, según analistas locales, a la incertidumbre ante la publicación de los resultados de las principales firmas del país, que especialmente en el caso de Samsung Electronics podrían no cumplir las expectativas del mercado a juicio de algunos expertos.Además, apuntaron los analistas, la continua devaluación del yen y el reciente repunte de la moneda local, el won, contribuyen a restar competitividad a las empresas exportadoras surcoreanas.En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión de hoy un 0,99 por ciento a la baja y su competidor LG Electronics perdió un 1,34 por ciento de su valor.Entre las caídas importantes de hoy destacaron también la del grupo bancario Shinhan Financial Group, que perdió un 3,76 por ciento, y la de la constructora Daelim Industrial, que se dejó un 3,35 por ciento.La moneda local perdió 4,9 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.055,2 wones al cierre de la sesión.

La Bolsa de Seúl cerró la jornada de hoy con una nueva caída, atribuida por analistas locales a la pérdida de confianza de los inversores ante la incertidumbre por los resultados de las principales empresas surcoreanas y la debilidad del yen japonés.El índice referencial Kospi bajó 21,05 puntos, el 1,07 por ciento, hasta 1.946,14 unidades en una sesión en la que se movieron 3.750 millones de dólares, mientras que el tecnológico Kosdaq, por el contrario, subió 3,05 puntos, el 0,61 por ciento, hasta los 499,33 enteros.El principal indicador de la bolsa de valores de Corea del Sur encadenó hoy su segundo descenso consecutivo en las dos primeras sesiones del año, en una jornada en la que los inversores, especialmente los extranjeros, optaron mayoritariamente por deshacerse de sus acciones.Esta marcada tendencia a la venta respondió, según analistas locales, a la incertidumbre ante la publicación de los resultados de las principales firmas del país, que especialmente en el caso de Samsung Electronics podrían no cumplir las expectativas del mercado a juicio de algunos expertos.Además, apuntaron los analistas, la continua devaluación del yen y el reciente repunte de la moneda local, el won, contribuyen a restar competitividad a las empresas exportadoras surcoreanas.En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión de hoy un 0,99 por ciento a la baja y su competidor LG Electronics perdió un 1,34 por ciento de su valor.Entre las caídas importantes de hoy destacaron también la del grupo bancario Shinhan Financial Group, que perdió un 3,76 por ciento, y la de la constructora Daelim Industrial, que se dejó un 3,35 por ciento.La moneda local perdió 4,9 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.055,2 wones al cierre de la sesión.

Más noticias

0 Comentarios