Seúl abre el año con grandes caídas por la devaluación del yen japonés

Un inversor observa la información bursátil en Seúl (Corea del Sur). EFE/Archivo Un inversor observa la información bursátil en Seúl (Corea del Sur). EFE/Archivo

Un inversor observa la información bursátil en Seúl (Corea del Sur). EFE/Archivo

La Bolsa de Seúl cerró la jornada de hoy, la primera del año, con un fuerte descenso, atribuido por analistas locales a la pérdida de competitividad de las firmas surcoreanas por la fortaleza de la moneda local, el won, y la continua devaluación del yen japonés.El índice referencial Kospi bajó 44,15 puntos, el 2,2 por ciento, hasta 1.967,19 unidades en una sesión en la que se movieron 4.020 millones de dólares, mientras que el tecnológico Kosdaq se contrajo 3,71 puntos, el 0,74 por ciento, hasta los 496,28 enteros.La primera sesión de 2014 de la bolsa de Seúl estuvo marcada por la elevada actividad de los inversores, que mostraron una acentuada tendencia a la venta de acciones, especialmente de las grandes firmas de tecnología y automoción del país, que sufrieron fuertes caídas.Analistas locales atribuyeron la pérdida de confianza de los inversores a la cada vez mayor fortaleza de la moneda local, el won, y la debilidad del yen japonés, lo que eleva la competitividad de las firmas del país vecino respecto de las surcoreanas, especialmente en los dos sectores citados.En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión un 4,59 por ciento a la baja y el fabricante de semiconductores SK Hynix perdió un 3,4 por ciento de su valor.Por su parte, LG Electronics sufrió un descenso considerablemente menor, del 1,62 por ciento.Las caídas fueron especialmente graves en el caso de los principales fabricantes de coches del país, como el coloso Hyundai Motor, que vio descender sus acciones un 5,07 por ciento, y su filial Kia Motors, que se dejó el 6,06 por ciento.La moneda local subió 5,1 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.050,3 wones al cierre de la sesión.

La Bolsa de Seúl cerró la jornada de hoy, la primera del año, con un fuerte descenso, atribuido por analistas locales a la pérdida de competitividad de las firmas surcoreanas por la fortaleza de la moneda local, el won, y la continua devaluación del yen japonés.El índice referencial Kospi bajó 44,15 puntos, el 2,2 por ciento, hasta 1.967,19 unidades en una sesión en la que se movieron 4.020 millones de dólares, mientras que el tecnológico Kosdaq se contrajo 3,71 puntos, el 0,74 por ciento, hasta los 496,28 enteros.La primera sesión de 2014 de la bolsa de Seúl estuvo marcada por la elevada actividad de los inversores, que mostraron una acentuada tendencia a la venta de acciones, especialmente de las grandes firmas de tecnología y automoción del país, que sufrieron fuertes caídas.Analistas locales atribuyeron la pérdida de confianza de los inversores a la cada vez mayor fortaleza de la moneda local, el won, y la debilidad del yen japonés, lo que eleva la competitividad de las firmas del país vecino respecto de las surcoreanas, especialmente en los dos sectores citados.En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión un 4,59 por ciento a la baja y el fabricante de semiconductores SK Hynix perdió un 3,4 por ciento de su valor.Por su parte, LG Electronics sufrió un descenso considerablemente menor, del 1,62 por ciento.Las caídas fueron especialmente graves en el caso de los principales fabricantes de coches del país, como el coloso Hyundai Motor, que vio descender sus acciones un 5,07 por ciento, y su filial Kia Motors, que se dejó el 6,06 por ciento.La moneda local subió 5,1 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.050,3 wones al cierre de la sesión.

Más noticias

0 Comentarios