Sudán del Sur pide a los ciudadanos de Bentiu que vuelvan a sus casas

Las autoridades sursudanesas instaron hoy a los ciudadanos que huyeron de Bentiu, capital del Estado septentrional de Unidad, a que vuelvan a sus casas después de que el Ejército gubernamental arrebatara esa población a los insurgentes el pasado día 10.El gobernador de la región de Rebkuna, al norte de Bentiu, Stephen Salam, pidió a los habitantes del estado Unidad que vuelvan a sus casas después de que la calma haya vuelto a la zona."Nuestros ciudadanos volverán pronto. Nosotros estamos dispuestos y ya les hemos llamado", indicó Salam en declaraciones a Efe.Por su parte, el general Santiago Ding, que fue uno de los que comandó las operaciones militares que permitieron el pasado viernes recuperar Bentiu, aseguró a Efe que "la situación en esta ciudad está bajo "el control total" de las tropas gubernamentales.Agregó que después de su derrota, los combatientes rebeldes escaparon a otras zonas, como Lir y Quit, y añadió que las tropas gubernamentales les perseguirán en las zonas adonde escaparon.Durante los enfrentamientos que llevaron a la recuperación de Bentiu, la población fue escenario de numerosos actos de sabotaje y varios de los principales mercados fueron incendiados, según pudo constatar Efe.Asimismo, las instituciones gubernamentales, los bancos y las oficinas de las organizaciones humanitarias fueron saqueados.Los rebeldes sursudaneses han admitido que perdieron el control de la ciudad de Bentiu, aunque aseguran que fue "una retirada táctica para evitar víctimas entre civiles".La violencia en Sudán del Sur estalló el pasado 15 de diciembre por un intento de golpe de Estado perpetrado por el exvicepresidente y hoy jefe rebelde Riak Mashar, según sostiene el presidente Salva Kir, y desde ese día han fallecido miles de personas en el país.Para tratar de evitar que la crisis derive en una guerra civil, varios países africanos realizan esfuerzos mediadores en Adis Abeba, y tanto EEUU como la Unión Europea han enviado a sus representantes especiales a la región.El joven país afronta el mayor desafío desde su nacimiento en julio de 2011, tras independizarse de Sudán.

Las autoridades sursudanesas instaron hoy a los ciudadanos que huyeron de Bentiu, capital del Estado septentrional de Unidad, a que vuelvan a sus casas después de que el Ejército gubernamental arrebatara esa población a los insurgentes el pasado día 10.El gobernador de la región de Rebkuna, al norte de Bentiu, Stephen Salam, pidió a los habitantes del estado Unidad que vuelvan a sus casas después de que la calma haya vuelto a la zona."Nuestros ciudadanos volverán pronto. Nosotros estamos dispuestos y ya les hemos llamado", indicó Salam en declaraciones a Efe.Por su parte, el general Santiago Ding, que fue uno de los que comandó las operaciones militares que permitieron el pasado viernes recuperar Bentiu, aseguró a Efe que "la situación en esta ciudad está bajo "el control total" de las tropas gubernamentales.Agregó que después de su derrota, los combatientes rebeldes escaparon a otras zonas, como Lir y Quit, y añadió que las tropas gubernamentales les perseguirán en las zonas adonde escaparon.Durante los enfrentamientos que llevaron a la recuperación de Bentiu, la población fue escenario de numerosos actos de sabotaje y varios de los principales mercados fueron incendiados, según pudo constatar Efe.Asimismo, las instituciones gubernamentales, los bancos y las oficinas de las organizaciones humanitarias fueron saqueados.Los rebeldes sursudaneses han admitido que perdieron el control de la ciudad de Bentiu, aunque aseguran que fue "una retirada táctica para evitar víctimas entre civiles".La violencia en Sudán del Sur estalló el pasado 15 de diciembre por un intento de golpe de Estado perpetrado por el exvicepresidente y hoy jefe rebelde Riak Mashar, según sostiene el presidente Salva Kir, y desde ese día han fallecido miles de personas en el país.Para tratar de evitar que la crisis derive en una guerra civil, varios países africanos realizan esfuerzos mediadores en Adis Abeba, y tanto EEUU como la Unión Europea han enviado a sus representantes especiales a la región.El joven país afronta el mayor desafío desde su nacimiento en julio de 2011, tras independizarse de Sudán.

Más noticias

0 Comentarios