El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, publica un libro con su visión de la crisis del euro

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, presentó hoy en Helsinki un libro en el que ofrece su visión personal de la crisis del euro y resume sus casi tres años como máximo responsable económico de la Unión Europea (UE).El libro, escrito en finés y titulado "Myrskyn silmässä" (literalmente, "En el ojo del huracán"), describe los momentos más difíciles de su mandato desde que asumió el cargo en febrero de 2010, tres meses antes de que Grecia solicitase el rescate financiero a sus socios europeos.Rehn explica de una manera muy gráfica lo que sintió entonces al hacerse cargo de la cartera europea de Asuntos Económicos: "Salté a un tren en marcha que viajaba a gran velocidad hacia una colisión", escribe.A lo largo de más de 300 páginas, Rehn analiza las principales causas de la crisis que atenaza a los países del euro y defiende las medidas adoptadas por la Comisión Europea (CE) para evitar una eventual desintegración de la eurozona.Según publica en una recensión del libro el diario económico finlandés "Kauppalehti", Rehn considera que el factor principal del estallido de la crisis es el capitalismo financiero y su fe ciega en los mercados, que han terminado imponiéndose a la economía real.No obstante, el comisario europeo también hace autocrítica y culpa de la prolongación de la crisis a la UE y a su "inoperante sistema de toma de decisiones", basado habitualmente en el principio de unanimidad, lo que dificulta la aprobación de medidas urgentes.En su opinión, también contribuyen a agravar la crisis las "deficiencias institucionales" y el incumplimiento de las reglas comunitarias, un peligroso camino iniciado por Alemania y Francia en 2004 que luego fue imitado por otros países de la eurozona.Asimismo, destaca que existe un creciente desequilibrio entre los países europeos con superávit y los que sufren un déficit en sus cuentas, un problema al que, en su opinión, no se le presta la suficiente atención.En su libro, Rehn recuerda como uno de los momentos más difíciles de su mandato las elecciones finlandesas de abril de 2011, cuando los socialdemócratas de la actual ministra de Economía Jutta Urpilainen y el partido populista Verdaderos Finlandeses amenazaron con bloquear el rescate financiero de Portugal."La imagen de Finlandia cobró una nueva tonalidad y, sobre todo, contrastes más extremos. Éste fue también el tema número uno de los medios de comunicación internacionales, sobre el que me preguntaban todos los días", escribe Rehn.No obstante, sus palabras más duras son para los movimientos populistas europeos, y especialmente, para el partido ultranacionalista finlandés liderado por Timo Soini, al que critica por su actitud nihilista y su incapacidad para proponer alternativas."Cuando se impide resolver los problemas diciendo tres veces 'no', se alimenta la desconfianza y la recesión económica, algo que beneficia tanto a los Verdaderos Finlandeses como al Frente Nacional francés. ¿Beneficia eso a Europa, Finlandia o Francia?. No creo", escribe.Además de presentar su nuevo libro, Rehn tiene previsto aprovechar su estancia en Helsinki para participar en un seminario sobre la gobernanza económica y financiera organizado por el Instituto Finlandés de Política Exterior, antes de regresar a Bruselas.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, presentó hoy en Helsinki un libro en el que ofrece su visión personal de la crisis del euro y resume sus casi tres años como máximo responsable económico de la Unión Europea (UE).El libro, escrito en finés y titulado "Myrskyn silmässä" (literalmente, "En el ojo del huracán"), describe los momentos más difíciles de su mandato desde que asumió el cargo en febrero de 2010, tres meses antes de que Grecia solicitase el rescate financiero a sus socios europeos.Rehn explica de una manera muy gráfica lo que sintió entonces al hacerse cargo de la cartera europea de Asuntos Económicos: "Salté a un tren en marcha que viajaba a gran velocidad hacia una colisión", escribe.A lo largo de más de 300 páginas, Rehn analiza las principales causas de la crisis que atenaza a los países del euro y defiende las medidas adoptadas por la Comisión Europea (CE) para evitar una eventual desintegración de la eurozona.Según publica en una recensión del libro el diario económico finlandés "Kauppalehti", Rehn considera que el factor principal del estallido de la crisis es el capitalismo financiero y su fe ciega en los mercados, que han terminado imponiéndose a la economía real.No obstante, el comisario europeo también hace autocrítica y culpa de la prolongación de la crisis a la UE y a su "inoperante sistema de toma de decisiones", basado habitualmente en el principio de unanimidad, lo que dificulta la aprobación de medidas urgentes.En su opinión, también contribuyen a agravar la crisis las "deficiencias institucionales" y el incumplimiento de las reglas comunitarias, un peligroso camino iniciado por Alemania y Francia en 2004 que luego fue imitado por otros países de la eurozona.Asimismo, destaca que existe un creciente desequilibrio entre los países europeos con superávit y los que sufren un déficit en sus cuentas, un problema al que, en su opinión, no se le presta la suficiente atención.En su libro, Rehn recuerda como uno de los momentos más difíciles de su mandato las elecciones finlandesas de abril de 2011, cuando los socialdemócratas de la actual ministra de Economía Jutta Urpilainen y el partido populista Verdaderos Finlandeses amenazaron con bloquear el rescate financiero de Portugal."La imagen de Finlandia cobró una nueva tonalidad y, sobre todo, contrastes más extremos. Éste fue también el tema número uno de los medios de comunicación internacionales, sobre el que me preguntaban todos los días", escribe Rehn.No obstante, sus palabras más duras son para los movimientos populistas europeos, y especialmente, para el partido ultranacionalista finlandés liderado por Timo Soini, al que critica por su actitud nihilista y su incapacidad para proponer alternativas."Cuando se impide resolver los problemas diciendo tres veces 'no', se alimenta la desconfianza y la recesión económica, algo que beneficia tanto a los Verdaderos Finlandeses como al Frente Nacional francés. ¿Beneficia eso a Europa, Finlandia o Francia?. No creo", escribe.Además de presentar su nuevo libro, Rehn tiene previsto aprovechar su estancia en Helsinki para participar en un seminario sobre la gobernanza económica y financiera organizado por el Instituto Finlandés de Política Exterior, antes de regresar a Bruselas.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios