El consorcio propone al Canal de Panamá que le adelante 400 millones de dólares

Vista general del edificio de la administración del Canal de Panamá este martes 7 de enero de 2014, donde se iniciaron conversaciones entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio Grupo Unidos Por el Canal (GUPC), para solventar el contencio Vista general del edificio de la administración del Canal de Panamá este martes 7 de enero de 2014, donde se iniciaron conversaciones entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio Grupo Unidos Por el Canal (GUPC), para solventar el contencio

Vista general del edificio de la administración del Canal de Panamá este martes 7 de enero de 2014, donde se iniciaron conversaciones entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio Grupo Unidos Por el Canal (GUPC), para solventar el contencio

El consorcio a cargo de la ampliación del Canal de Panamá, liderado por la española Sacyr, propuso hoy a la administración de la vía acuática que le otorgue un adelanto de 400 millones de dólares y le amplíe una moratoria por un anticipo anterior, a fin de evitar la paralización de la obra este mes.El Grupo Unidos por el Canal (GUPC) indicó que también planteó a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) que está dispuesto a hacer un aporte propio de 100 millones de dólares, todo como una "solución definitiva" al conflicto que amenaza con detener las obras a partir del próximo día 20.El GUPC obtuvo en 2009 el contrato por 3.118 millones de dólares para la construcción de las nuevas esclusas del Canal de Panamá, y la ACP ha dicho que ya ha desembolsado 2.831 millones de dólares, al menos 600 millones de dólares en anticipos.El consorcio, que además de Sacyr integran la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, notificó el pasado 30 de diciembre la suspensión de las obras a partir del próximo día 20 si la ACP no reconoce "sobrecostes", que cifró en más de 1.600 millones de dólares y que no puede soportar.En un comunicado, el consorcio valoró "como una solución parcial" la propuesta presentada por la ACP en una reunión a puerta cerrada sostenida por ambas partes este martes, la primera desde que fue anunciada la suspensión, en el edificio sede de la Autoridad."GUPC se compromete con la ACP a seguir el diálogo para pasar de una propuesta de corto plazo a una de largo plazo que permita la culminación de la obra", señaló el comunicado del consorcio.La ACP expresó su disposición de adelantar 100 millones de dólares y otorgar una moratoria de dos meses al pago de otros 83 millones que anticipó anteriormente al consorcio, siempre que éste también aportara 100 millones de dólares, con garantía bancaria, y retirara su intención de suspensión de las obras.El administrador de la ACP, Jorge Quijano, precisó otras condiciones para soltar el adelanto, entre ellas que el total de 283 millones de dólares se utilizara para pagar a subcontratistas y proveedores de materiales a fin de garantizar la continuidad de la obra por los próximos "dos a cuatro meses"."ACP ha puesto encima de la mesa una propuesta de solución parcial del conflicto a corto plazo con aportaciones económicas de GUPC y anticipos y moratorias por parte de la ACP. GUPC también ha presentado diferentes alternativas financieras para mejorar la propuesta presentada por ACP y que pueda ser llevada hasta la finalización de la obra", indicó el consorcio en su comunicado.En declaraciones a los periodistas tras la reunión con el GUPC, Quijano reconoció que el consorcio "busca una solución más a largo plazo" y que quisiera un desembolso incluso igual a lo que falta por pagar del proyecto de construcción del tercer juego de esclusas, pero señaló que ello era imposible porque está fuera de lo estipulado en el contrato.En su misiva, el GUPC indicó que ha pedido que la moratoria para el pago de un anticipo anterior, que una fuente ligada al consorcio consultada por Efe cifró en alrededor de 700 millones de dólares, se extienda "hasta el final del periodo de arbitraje"."Entre otras posibilidades que se deben estudiar se encuentra la agilización del proceso" de reclamación, añadió en su misiva el GUPC, que reiteró que "las dos partes están de acuerdo en acudir a las instancias arbitrales previstas en el contrato para solucionar" las peticiones económicas.El consorcio presentó en 2012 una reclamación por 585 millones de dólares a la ACP, que lo rechazó, por lo que pasó a una segunda instancia prevista en el contrato, la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) a la espera de un dictámen que podría tardar unos dos meses, según ha explicado la Autoridad del Canal.En diciembre pasado el GUPC presentó a la ACP otra reclamación, por 900 millones de dólares, que la Autoridad no ha entrado a estudiar porque "falta mucha información", ha dicho Quijano.El GUPC precisó este martes en su comunicado que la construcción del tercer juego de esclusas, que duplicarán hasta 600 toneladas la capacidad de carga de la vía, presenta un avance de "más del 66% por ciento".

El consorcio a cargo de la ampliación del Canal de Panamá, liderado por la española Sacyr, propuso hoy a la administración de la vía acuática que le otorgue un adelanto de 400 millones de dólares y le amplíe una moratoria por un anticipo anterior, a fin de evitar la paralización de la obra este mes.El Grupo Unidos por el Canal (GUPC) indicó que también planteó a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) que está dispuesto a hacer un aporte propio de 100 millones de dólares, todo como una "solución definitiva" al conflicto que amenaza con detener las obras a partir del próximo día 20.El GUPC obtuvo en 2009 el contrato por 3.118 millones de dólares para la construcción de las nuevas esclusas del Canal de Panamá, y la ACP ha dicho que ya ha desembolsado 2.831 millones de dólares, al menos 600 millones de dólares en anticipos.El consorcio, que además de Sacyr integran la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, notificó el pasado 30 de diciembre la suspensión de las obras a partir del próximo día 20 si la ACP no reconoce "sobrecostes", que cifró en más de 1.600 millones de dólares y que no puede soportar.En un comunicado, el consorcio valoró "como una solución parcial" la propuesta presentada por la ACP en una reunión a puerta cerrada sostenida por ambas partes este martes, la primera desde que fue anunciada la suspensión, en el edificio sede de la Autoridad."GUPC se compromete con la ACP a seguir el diálogo para pasar de una propuesta de corto plazo a una de largo plazo que permita la culminación de la obra", señaló el comunicado del consorcio.La ACP expresó su disposición de adelantar 100 millones de dólares y otorgar una moratoria de dos meses al pago de otros 83 millones que anticipó anteriormente al consorcio, siempre que éste también aportara 100 millones de dólares, con garantía bancaria, y retirara su intención de suspensión de las obras.El administrador de la ACP, Jorge Quijano, precisó otras condiciones para soltar el adelanto, entre ellas que el total de 283 millones de dólares se utilizara para pagar a subcontratistas y proveedores de materiales a fin de garantizar la continuidad de la obra por los próximos "dos a cuatro meses"."ACP ha puesto encima de la mesa una propuesta de solución parcial del conflicto a corto plazo con aportaciones económicas de GUPC y anticipos y moratorias por parte de la ACP. GUPC también ha presentado diferentes alternativas financieras para mejorar la propuesta presentada por ACP y que pueda ser llevada hasta la finalización de la obra", indicó el consorcio en su comunicado.En declaraciones a los periodistas tras la reunión con el GUPC, Quijano reconoció que el consorcio "busca una solución más a largo plazo" y que quisiera un desembolso incluso igual a lo que falta por pagar del proyecto de construcción del tercer juego de esclusas, pero señaló que ello era imposible porque está fuera de lo estipulado en el contrato.En su misiva, el GUPC indicó que ha pedido que la moratoria para el pago de un anticipo anterior, que una fuente ligada al consorcio consultada por Efe cifró en alrededor de 700 millones de dólares, se extienda "hasta el final del periodo de arbitraje"."Entre otras posibilidades que se deben estudiar se encuentra la agilización del proceso" de reclamación, añadió en su misiva el GUPC, que reiteró que "las dos partes están de acuerdo en acudir a las instancias arbitrales previstas en el contrato para solucionar" las peticiones económicas.El consorcio presentó en 2012 una reclamación por 585 millones de dólares a la ACP, que lo rechazó, por lo que pasó a una segunda instancia prevista en el contrato, la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) a la espera de un dictámen que podría tardar unos dos meses, según ha explicado la Autoridad del Canal.En diciembre pasado el GUPC presentó a la ACP otra reclamación, por 900 millones de dólares, que la Autoridad no ha entrado a estudiar porque "falta mucha información", ha dicho Quijano.El GUPC precisó este martes en su comunicado que la construcción del tercer juego de esclusas, que duplicarán hasta 600 toneladas la capacidad de carga de la vía, presenta un avance de "más del 66% por ciento".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios