Los eurodiputados piden abrir un diálogo sobre los errores de la troika

El ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque, durante una reunión del Eurogrupo celebrada en Luxemburgo. EFE/Archivo El ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque, durante una reunión del Eurogrupo celebrada en Luxemburgo. EFE/Archivo

El ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque, durante una reunión del Eurogrupo celebrada en Luxemburgo. EFE/Archivo

Parlamentarios europeos exigieron hoy en Lisboa abrir un diálogo político para evaluar el papel de la troika de acreedores internacionales en los programas de rescate y analizar los "errores" cometidos.Una misión de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (PE) acabó hoy en Lisboa dos días de reuniones con autoridades y agentes sociales portugueses para analizar cómo actuó la llamada troika, -formada por técnicos de la Comisión y el Banco Central europeos, y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-, en el programa del rescate luso.La petición de ayuda, que realizó el Gobierno socialista en mayo de 2011 para evitar la bancarrota ante la subida de los intereses de la deuda, comportó una batería de reformas y ajustes en el gasto público que han implicado "grandes sacrificios" a los portugueses, según los eurodiputados.El vicepresidente del PE, el austríaco Othmar Karas, abogó por abrir un diálogo sobre "qué fue bueno, qué fue débil, qué estuvo equivocado", y evaluar las consecuencias de las medidas aplicadas por los Gobiernos nacionales bajo la dirección de la troika."Queremos más reflexión, equilibrio y debate público", indicó el político conservador, quien reconoció que la influencia "legal" del Parlamento Europeo sobre los programas de rescates es limitada.Los eurodiputados defendieron la necesidad de más mecanismos para garantizar la transparencia y la necesidad de que futuros rescates tengan la legitimidad de la Eurocámara.La troika es "una solución interina" y un "instrumento intergubernamental", destacó Karas. En el futuro, "ninguna decisión debe ser tomada sin el Parlamento Europeo", defendió.Los eurodiputados se reunieron con el ex primer ministro socialista José Sócrates -cuyo Gobierno pidió el rescate-; el viceprimer ministro, Paulo Portas, y la titular de Finanzas, Maria Luis Albuquerque, entre otras personalidades.Durante las reuniones se evaluó el proceso de petición del rescate y el acuerdo firmado en 2011, el cálculo de los efectos económicos de las medidas en las diferentes fases del programa o los límites legales de las reformas y ajustes, entre otros temas.En un primer balance, los eurodiputados reconocieron que hubo discrepancias entre las diferentes instituciones de la troika y que faltó transparencia en la toma de decisiones."En diferentes momentos, no sólo en Portugal, el discurso de la troika fue diferente de las instrucciones de su equipo de especialistas. Y eso es un problema verdadero", afirmó Karas."Necesitamos que errores de esta naturaleza no se repitan", añadió.Karas subrayó que la troika no es un "ente único" e insistió en que, además, hubo desacuerdos entre las instituciones que la forman, con "prioridades y soluciones diferentes".El eurodiputado socialista francés Liem Hoang Ngoc -que junto a Karas es el relator del informe final- añadió otros ejemplos de divergencias, como "un debate" entre la Comisión y el FMI sobre el cálculo del impacto de la austeridad sobre la economía o la reforma laboral.Hoang Ngoc también destacó que hubo diferencias sobre el "ritmo" de aplicación en la consolidación fiscal entre los acuerdos de la troika con los diferentes Gobiernos.La visita de esta misión del PE sirvió asimismo para comprobar que los indicadores económicos dan señales de recuperación en Portugal. De hecho, Karas se mostró convencido de que el país acabará con éxito el programa el próximo 17 de mayo, una semana antes de las elecciones europeas.Portugal y la UE "están en el buen camino" y "más preparados que en el pasado" para resolver problemas como la crisis, defendió el austríaco.Las conclusiones de la evaluación serán publicadas en un informe e incluirán las de los otros tres países rescatados (Irlanda, Grecia y Chipre), a los que los parlamentarios europeos se desplazarán hasta finales de enero.Como parte de la investigación, también serán entrevistados en Estrasburgo el ex presidente del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet y el director del Mecanismo Europeo de Estabilidad, Klaus Regling.

Parlamentarios europeos exigieron hoy en Lisboa abrir un diálogo político para evaluar el papel de la troika de acreedores internacionales en los programas de rescate y analizar los "errores" cometidos.Una misión de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (PE) acabó hoy en Lisboa dos días de reuniones con autoridades y agentes sociales portugueses para analizar cómo actuó la llamada troika, -formada por técnicos de la Comisión y el Banco Central europeos, y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-, en el programa del rescate luso.La petición de ayuda, que realizó el Gobierno socialista en mayo de 2011 para evitar la bancarrota ante la subida de los intereses de la deuda, comportó una batería de reformas y ajustes en el gasto público que han implicado "grandes sacrificios" a los portugueses, según los eurodiputados.El vicepresidente del PE, el austríaco Othmar Karas, abogó por abrir un diálogo sobre "qué fue bueno, qué fue débil, qué estuvo equivocado", y evaluar las consecuencias de las medidas aplicadas por los Gobiernos nacionales bajo la dirección de la troika."Queremos más reflexión, equilibrio y debate público", indicó el político conservador, quien reconoció que la influencia "legal" del Parlamento Europeo sobre los programas de rescates es limitada.Los eurodiputados defendieron la necesidad de más mecanismos para garantizar la transparencia y la necesidad de que futuros rescates tengan la legitimidad de la Eurocámara.La troika es "una solución interina" y un "instrumento intergubernamental", destacó Karas. En el futuro, "ninguna decisión debe ser tomada sin el Parlamento Europeo", defendió.Los eurodiputados se reunieron con el ex primer ministro socialista José Sócrates -cuyo Gobierno pidió el rescate-; el viceprimer ministro, Paulo Portas, y la titular de Finanzas, Maria Luis Albuquerque, entre otras personalidades.Durante las reuniones se evaluó el proceso de petición del rescate y el acuerdo firmado en 2011, el cálculo de los efectos económicos de las medidas en las diferentes fases del programa o los límites legales de las reformas y ajustes, entre otros temas.En un primer balance, los eurodiputados reconocieron que hubo discrepancias entre las diferentes instituciones de la troika y que faltó transparencia en la toma de decisiones."En diferentes momentos, no sólo en Portugal, el discurso de la troika fue diferente de las instrucciones de su equipo de especialistas. Y eso es un problema verdadero", afirmó Karas."Necesitamos que errores de esta naturaleza no se repitan", añadió.Karas subrayó que la troika no es un "ente único" e insistió en que, además, hubo desacuerdos entre las instituciones que la forman, con "prioridades y soluciones diferentes".El eurodiputado socialista francés Liem Hoang Ngoc -que junto a Karas es el relator del informe final- añadió otros ejemplos de divergencias, como "un debate" entre la Comisión y el FMI sobre el cálculo del impacto de la austeridad sobre la economía o la reforma laboral.Hoang Ngoc también destacó que hubo diferencias sobre el "ritmo" de aplicación en la consolidación fiscal entre los acuerdos de la troika con los diferentes Gobiernos.La visita de esta misión del PE sirvió asimismo para comprobar que los indicadores económicos dan señales de recuperación en Portugal. De hecho, Karas se mostró convencido de que el país acabará con éxito el programa el próximo 17 de mayo, una semana antes de las elecciones europeas.Portugal y la UE "están en el buen camino" y "más preparados que en el pasado" para resolver problemas como la crisis, defendió el austríaco.Las conclusiones de la evaluación serán publicadas en un informe e incluirán las de los otros tres países rescatados (Irlanda, Grecia y Chipre), a los que los parlamentarios europeos se desplazarán hasta finales de enero.Como parte de la investigación, también serán entrevistados en Estrasburgo el ex presidente del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet y el director del Mecanismo Europeo de Estabilidad, Klaus Regling.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios