La eurozona pide a España que sea estricta con el ajuste para cumplir el déficit

La eurozona instó hoy a España a que continúe con ahínco el impulso reformista y a que aplique "estrictamente" la estrategia fiscal para cumplir los objetivos de déficit fijados por los demás socios de la zona del euro. "Alentamos a las autoridades españolas a seguir el impulso reformista con resolución", anunció el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, tras la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona, en la que se analizó el revisado plan nacional de reformas y el programa de recapitalización de la banca española."Animamos al Gobierno español a seguir implementando estrictamente la estrategia de consolidación fiscal, porque el cumplimiento con los objetivos fiscales (...) garantizará que las finanzas públicas de España vuelvan a una senda sostenible", indicó el también primer ministro de Luxemburgo."Saludamos el programa integral de reformas estructurales presentado por el Gobierno español el 27 de septiembre", señaló en este sentido Juncker, quien explicó que un análisis preliminar de la Comisión Europea "indica que las medidas planeadas están en línea con las recomendaciones específicas por país para España y en algunas áreas van incluso más allá".El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseguró que España "va a hacer su parte" para cumplir con los objetivos de déficit fijados por la UE, y señaló que, en principio, no se requerirán de más medidas de austeridad para cumplir los objetivos de déficit del 6,3 % del PIB este año y del 4,5 % para el próximo."No va a haber" medidas adicionales, dijo, porque, en principio, el Gobierno español aprobó un plan de reformas, para acelerar el crecimiento económico mediante una agenda "amplia y ambiciosa".De Guindos insistió, no obstante, en la necesidad de "avanzar en la eliminación de todas las dudas que existen sobre el futuro del euro", un esfuerzo que el responsable de la Economía española calificó de "fundamental" porque, alegó, mientras existan dudas sobre el futuro de la moneda única es difícil que exista una recuperación en España".Fuentes comunitarias explicaron que el Eurogrupo no podía ir más allá de esa recomendación puntual a España en cuanto a la política fiscal y las reformas porque es solamente el 7 de noviembre cuando la Comisión Europea hará su evaluación en el marco de la publicación de las previsiones económicas y determinará si los esfuerzos del país son suficientes para cumplir con los objetivos de déficit.En un Eurogrupo en el que no se esperaba ninguna solicitud para un programa de asistencia financiera por parte de España, Juncker confirmó que la eurozona no habló de un posible rescate."No hemos evocado entre nosotros la necesidad de que pueda haber o que deba haber un rescate español. No ha sido parte de nuestro debate", enfatizó el presidente del Eurogrupo.El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y su homólogo luxemburgués, Luc Frieden, aseguraron en paralelo que España "no necesita ningún programa" de ayuda financiera, consideraron que el país "hace todo lo necesario" para salir de la crisis e indicaron que "las reformas van en la dirección adecuada".En cuanto a la ayuda para la banca, el Eurogrupo consideró que la aplicación del programa "marcha bien" y se mostró "reconfortado" por el hecho de que el déficit de capital que presentan las entidades españolas con problemas sea ligeramente inferior a los 60.000 millones de euros y la inyección final incluso menor.La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, anunció que un equipo de la institución viajará a finales de la próxima semana a España para efectuar el primer ejercicio de supervisión de la reforma del sector financiero español, la cual "está progresando bien y es alentadora", afirmó.El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, saludó el hecho de que el Eurogrupo haya reconocido los importantes progresos hechos en España y admitió de nuevo ser "muy consciente de lo duro que es el momento actual para los españoles".

La eurozona instó hoy a España a que continúe con ahínco el impulso reformista y a que aplique "estrictamente" la estrategia fiscal para cumplir los objetivos de déficit fijados por los demás socios de la zona del euro. "Alentamos a las autoridades españolas a seguir el impulso reformista con resolución", anunció el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, tras la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona, en la que se analizó el revisado plan nacional de reformas y el programa de recapitalización de la banca española."Animamos al Gobierno español a seguir implementando estrictamente la estrategia de consolidación fiscal, porque el cumplimiento con los objetivos fiscales (...) garantizará que las finanzas públicas de España vuelvan a una senda sostenible", indicó el también primer ministro de Luxemburgo."Saludamos el programa integral de reformas estructurales presentado por el Gobierno español el 27 de septiembre", señaló en este sentido Juncker, quien explicó que un análisis preliminar de la Comisión Europea "indica que las medidas planeadas están en línea con las recomendaciones específicas por país para España y en algunas áreas van incluso más allá".El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseguró que España "va a hacer su parte" para cumplir con los objetivos de déficit fijados por la UE, y señaló que, en principio, no se requerirán de más medidas de austeridad para cumplir los objetivos de déficit del 6,3 % del PIB este año y del 4,5 % para el próximo."No va a haber" medidas adicionales, dijo, porque, en principio, el Gobierno español aprobó un plan de reformas, para acelerar el crecimiento económico mediante una agenda "amplia y ambiciosa".De Guindos insistió, no obstante, en la necesidad de "avanzar en la eliminación de todas las dudas que existen sobre el futuro del euro", un esfuerzo que el responsable de la Economía española calificó de "fundamental" porque, alegó, mientras existan dudas sobre el futuro de la moneda única es difícil que exista una recuperación en España".Fuentes comunitarias explicaron que el Eurogrupo no podía ir más allá de esa recomendación puntual a España en cuanto a la política fiscal y las reformas porque es solamente el 7 de noviembre cuando la Comisión Europea hará su evaluación en el marco de la publicación de las previsiones económicas y determinará si los esfuerzos del país son suficientes para cumplir con los objetivos de déficit.En un Eurogrupo en el que no se esperaba ninguna solicitud para un programa de asistencia financiera por parte de España, Juncker confirmó que la eurozona no habló de un posible rescate."No hemos evocado entre nosotros la necesidad de que pueda haber o que deba haber un rescate español. No ha sido parte de nuestro debate", enfatizó el presidente del Eurogrupo.El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y su homólogo luxemburgués, Luc Frieden, aseguraron en paralelo que España "no necesita ningún programa" de ayuda financiera, consideraron que el país "hace todo lo necesario" para salir de la crisis e indicaron que "las reformas van en la dirección adecuada".En cuanto a la ayuda para la banca, el Eurogrupo consideró que la aplicación del programa "marcha bien" y se mostró "reconfortado" por el hecho de que el déficit de capital que presentan las entidades españolas con problemas sea ligeramente inferior a los 60.000 millones de euros y la inyección final incluso menor.La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, anunció que un equipo de la institución viajará a finales de la próxima semana a España para efectuar el primer ejercicio de supervisión de la reforma del sector financiero español, la cual "está progresando bien y es alentadora", afirmó.El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, saludó el hecho de que el Eurogrupo haya reconocido los importantes progresos hechos en España y admitió de nuevo ser "muy consciente de lo duro que es el momento actual para los españoles".

Más noticias

0 Comentarios