El banco franco belga Dexia necesita con urgencia una recapitalización

El banco franco belga Dexia necesita con urgencia una recapitalización, ya que "la entidad sigue perdiendo dinero", según reveló su administrador delegado, Karel De Boeck, e informa hoy el diario económico L'Echo.El dato salió a la luz tras el cierre ayer de la venta de la filial luxemburguesa de Dexia al Gran Ducado de Luxemburgo y al fondo de inversión Precision Capital, de la familia real catarí, una operación que ha supuesto unas pérdidas para el grupo de 199 millones de euros.De Boeck señaló que tanto los países afectados por la situación de Dexia, como los bancos nacionales y la propia entidad están estudiando distintas modalidades de inyección de capital.Asimismo, indicó que ignora si la operación se producirá antes de final de año o a principios de 2013 y no quiso cifrar a cuánto podría ascender.L'Echo recuerda que el pasado verano las autoridades belgas hablaban de entre 5.000 y 10.000 millones de euros, aunque la situación podría haber evolucionado.De Boeck señaló además que se está trabajando en "un aumento de capital recurrente cada año" y que se está analizando de qué manera la oficina estadística europea Eurostat tratará la operación.Si considerara la intervención como un gasto, Bélgica debería adoptar medidas económicas para respetar las normas presupuestarias, señala el diario.L'Echo advierte de que una recapitalización podría tener implicaciones para el presupuesto del Estado y su deuda.

El banco franco belga Dexia necesita con urgencia una recapitalización, ya que "la entidad sigue perdiendo dinero", según reveló su administrador delegado, Karel De Boeck, e informa hoy el diario económico L'Echo.El dato salió a la luz tras el cierre ayer de la venta de la filial luxemburguesa de Dexia al Gran Ducado de Luxemburgo y al fondo de inversión Precision Capital, de la familia real catarí, una operación que ha supuesto unas pérdidas para el grupo de 199 millones de euros.De Boeck señaló que tanto los países afectados por la situación de Dexia, como los bancos nacionales y la propia entidad están estudiando distintas modalidades de inyección de capital.Asimismo, indicó que ignora si la operación se producirá antes de final de año o a principios de 2013 y no quiso cifrar a cuánto podría ascender.L'Echo recuerda que el pasado verano las autoridades belgas hablaban de entre 5.000 y 10.000 millones de euros, aunque la situación podría haber evolucionado.De Boeck señaló además que se está trabajando en "un aumento de capital recurrente cada año" y que se está analizando de qué manera la oficina estadística europea Eurostat tratará la operación.Si considerara la intervención como un gasto, Bélgica debería adoptar medidas económicas para respetar las normas presupuestarias, señala el diario.L'Echo advierte de que una recapitalización podría tener implicaciones para el presupuesto del Estado y su deuda.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios