El 66 por ciento de los panameños dice que "no se justifica" que Sacyr pida un sobrecoste al Canal

El 66 % de los panameños considera que "no se justifica" el pago de un sobrecoste de 1.600 millones de dólares solicitado por la empresa española Sacyr para culminar la expansión del Canal de Panamá, presentado el pasado 30 de diciembre a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).Así lo refleja la encuesta de la firma Dichter & Neira presentada hoy por el canal 2 TVN Media de la televisión panameña, que agrega que el 21 % dice que sí se justifica y el 13 % no sabe o no responde, con un margen de error del 2,9 %.Por otro lado, afirma que el 49 % apoya la manera como la ACP ha manejado la crisis en la expansión de la vía precipitada por el preaviso del consorcio constructor de que suspenderá las obras el próximo 20 de enero si no se le reconocen los sobrecostes.Detalla que el 40 % de los 1.200 consultados está en desacuerdo con el manejo de la ACP, mientras el 11 % dijo no saber o no respondió.La consulta, realizada del 10 al 12 de enero pasado, también establece que el 45 % cree que "sí tiene capacidad" para culminar la obra la española Sacyr, líder de Grupo Unidos por el Canal (GUPC), responsable de la construcción del tercer juego de esclusas.El 40 % no cree que la firma española tenga esta capacidad, mientras el 15 % dijo no saber o no respondió.La crisis en la ampliación se mantiene porque GUPC no ha aceptado la oferta de la ACP de inyectar, cada uno, 100 millones de dólares al flujo de caja del consorcio y diferir el reembolso de 83 millones de dólares por un par de meses.GUPC ha pedido entre 400 y 1.000 millones de dólares de capital fresco adicional a la ACP, que ha rechazado esta aspiración por estar fuera del contrato suscrito en 2009 por 3.118 millones de dólares, para la construcción del tercer juego de esclusas, que deberían culminar en octubre próximo, pero que ya están atrasadas ocho meses.En una conferencia de prensa en la capital española, el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, sostuvo hoy que solo contempla un escenario de acuerdo dentro del contrato, algo que exige la ACP como condición ineludible.El GUPC, que lidera Sacyr y la italiana Impregilo con el 48 %, e integran la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, anunció el pasado 30 de diciembre que paralizará las obras de ampliación el próximo día 20 porque tiene un problema de "flujo de caja" derivado de los multimillonarios "sobrecostes".

El 66 % de los panameños considera que "no se justifica" el pago de un sobrecoste de 1.600 millones de dólares solicitado por la empresa española Sacyr para culminar la expansión del Canal de Panamá, presentado el pasado 30 de diciembre a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).Así lo refleja la encuesta de la firma Dichter & Neira presentada hoy por el canal 2 TVN Media de la televisión panameña, que agrega que el 21 % dice que sí se justifica y el 13 % no sabe o no responde, con un margen de error del 2,9 %.Por otro lado, afirma que el 49 % apoya la manera como la ACP ha manejado la crisis en la expansión de la vía precipitada por el preaviso del consorcio constructor de que suspenderá las obras el próximo 20 de enero si no se le reconocen los sobrecostes.Detalla que el 40 % de los 1.200 consultados está en desacuerdo con el manejo de la ACP, mientras el 11 % dijo no saber o no respondió.La consulta, realizada del 10 al 12 de enero pasado, también establece que el 45 % cree que "sí tiene capacidad" para culminar la obra la española Sacyr, líder de Grupo Unidos por el Canal (GUPC), responsable de la construcción del tercer juego de esclusas.El 40 % no cree que la firma española tenga esta capacidad, mientras el 15 % dijo no saber o no respondió.La crisis en la ampliación se mantiene porque GUPC no ha aceptado la oferta de la ACP de inyectar, cada uno, 100 millones de dólares al flujo de caja del consorcio y diferir el reembolso de 83 millones de dólares por un par de meses.GUPC ha pedido entre 400 y 1.000 millones de dólares de capital fresco adicional a la ACP, que ha rechazado esta aspiración por estar fuera del contrato suscrito en 2009 por 3.118 millones de dólares, para la construcción del tercer juego de esclusas, que deberían culminar en octubre próximo, pero que ya están atrasadas ocho meses.En una conferencia de prensa en la capital española, el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, sostuvo hoy que solo contempla un escenario de acuerdo dentro del contrato, algo que exige la ACP como condición ineludible.El GUPC, que lidera Sacyr y la italiana Impregilo con el 48 %, e integran la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, anunció el pasado 30 de diciembre que paralizará las obras de ampliación el próximo día 20 porque tiene un problema de "flujo de caja" derivado de los multimillonarios "sobrecostes".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios