La prima de riesgo española cierra bajo 400 puntos volviendo a nivel de abril

La prima de riesgo de España cerró hoy en 383 puntos básicos, volviendo a niveles de principios de abril, por la decisión de Moody's de mantener la calificación de la deuda y no rebajarla a "bono basura", así como por las expectativas de que España solicite ayuda financiera a la UE.Al cierre de la sesión de hoy, el interés del bono español a diez años era del 5,467 %, un nivel similar al que tenía el pasado 3 de abril (5,44 %), mientras que el del alemán estaba en 1,634 %.La prima de riesgo española -la diferencia entre el rendimiento de los bonos español y alemán a diez años- arrancaba la jornada en 423 puntos básicos, y mantuvo durante todo el día la tendencia bajista.Según las declaraciones realizadas este martes a medios extranjeros, el Gobierno español estudia pedir una línea de crédito del nuevo fondo de rescate de la Unión Europea, pero sin intención de utilizarla y con la esperanza de que sirva para reducir de manera significativa los costes de financiación del Estado.Un alto cargo del Ministerio de Economía adelantó a medios extranjeros que, una vez que España solicite esa línea de crédito que posibilita la compra de bonos por parte del BCE, el interés de la deuda española a 10 años podría caer 150 puntos básicos.

La prima de riesgo de España cerró hoy en 383 puntos básicos, volviendo a niveles de principios de abril, por la decisión de Moody's de mantener la calificación de la deuda y no rebajarla a "bono basura", así como por las expectativas de que España solicite ayuda financiera a la UE.Al cierre de la sesión de hoy, el interés del bono español a diez años era del 5,467 %, un nivel similar al que tenía el pasado 3 de abril (5,44 %), mientras que el del alemán estaba en 1,634 %.La prima de riesgo española -la diferencia entre el rendimiento de los bonos español y alemán a diez años- arrancaba la jornada en 423 puntos básicos, y mantuvo durante todo el día la tendencia bajista.Según las declaraciones realizadas este martes a medios extranjeros, el Gobierno español estudia pedir una línea de crédito del nuevo fondo de rescate de la Unión Europea, pero sin intención de utilizarla y con la esperanza de que sirva para reducir de manera significativa los costes de financiación del Estado.Un alto cargo del Ministerio de Economía adelantó a medios extranjeros que, una vez que España solicite esa línea de crédito que posibilita la compra de bonos por parte del BCE, el interés de la deuda española a 10 años podría caer 150 puntos básicos.

Más noticias

0 Comentarios