Los sindicatos de la UE convocan una jornada de acción europea el 14 de noviembre

Los sindicatos de la UE convocaron hoy una nueva "jornada de acción europea" contra las medidas de austeridad aplicadas en los Estados miembros para el próximo 14 de noviembre, una fecha para la que los sindicatos españoles están ultimando la organización de una huelga general.La convocatoria fue decidida por el Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) en una reunión celebrada en Bruselas, en la que participaron el secretario general de CCOO y actual presidente de la CES, Ignacio Fernández Toxo, y el secretario general de UGT, Cándido Méndez.La "jornada de acción y solidaridad" del 14 de noviembre consistirá en "huelgas, manifestaciones, marchas y otras acciones" organizadas de forma coordinada por los sindicatos nacionales de todos los Estados miembros, según explicó la CES en un comunicado.En el marco de la jornada europea, CCOO, UGT y USO están ultimando la convocatoria de una nueva jornada de huelga general en España, aunque la decisión definitiva debe tomarse en sus respectivos órganos ejecutivos.La predisposición para hacer coincidir una huelga general con la convocatoria europea del 14-N es "bastante clara" entre los sindicatos españoles, según dijeron a Efe fuentes de CCOO.Las mismas fuentes apuntaron al viernes como fecha clave para tomar una decisión al respecto, ya que ese día se reunirán los máximos órganos de dirección entre congresos de CCOO (Consejo Confederal) y de UGT (Comité Confederal).Ese mismo día se celebrará una reunión previa de la Cumbre Social -creada el pasado 25 de julio bajo el auspicio de CCOO y UGT y formada por 150 organizaciones civiles y sindicales- que se pronunciaría sobre la posible huelga general.La "jornada de acción europea" se ha fijado el 14 de noviembre aprovechando la huelga general ya convocada en Portugal para ese día, y además de España, es "muy posible" que Grecia organice también en esa fecha un parón de la actividad en todos los sectores económicos, según las fuentes antes citadas.Los sindicatos de Italia, Chipre y Malta también se han mostrado dispuestos a contemplar esta opción.Con esta nueva acción conjunta, los sindicatos europeos pretenden "expresar su fuerte oposición a las medidas de austeridad que están arrastrando a Europa al estancamiento económico, la grave recesión y el desmantelamiento continuado del modelo social Europeo", según señaló la CES.Estas medidas, "en lugar de restablecer la confianza en la economía de la UE, están sirviendo para empeorar las desigualdades y aumentar las injusticias", añadió la Confederación Europea de Sindicatos.La CES recalcó su apoyo a la consolidación de "unas cuentas públicas sólidas" en los Estados miembros, pero añadió que la recesión "sólo puede detenerse si los límites presupuestarios se relajan y los desequilibrios se eliminan".Los sindicatos europeos defendieron esta postura de cara a la cumbre de líderes de la UE que se celebra mañana y pasado en Bruselas, durante un encuentro celebrado ayer entre los interlocutores sociales comunitarios y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.Entre las prioridades de la cumbre "no hay soluciones ni propuestas" para corregir el estado de las cuentas públicas de los Estados miembros, para apostar por el crecimiento económico ni para resolver la grave situación del desempleo juvenil, afirmó Toxo, quien participó en el encuentro como presidente de la CES.Toxo y Méndez tienen previsto mañana hacer declaraciones al término de la cumbre social tripartita que se celebra en Bruselas, y que reunirá a representantes del Ejecutivo comunitario, de los Veintisiete y de la patronal y sindicatos de la UE.

Los sindicatos de la UE convocaron hoy una nueva "jornada de acción europea" contra las medidas de austeridad aplicadas en los Estados miembros para el próximo 14 de noviembre, una fecha para la que los sindicatos españoles están ultimando la organización de una huelga general.La convocatoria fue decidida por el Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) en una reunión celebrada en Bruselas, en la que participaron el secretario general de CCOO y actual presidente de la CES, Ignacio Fernández Toxo, y el secretario general de UGT, Cándido Méndez.La "jornada de acción y solidaridad" del 14 de noviembre consistirá en "huelgas, manifestaciones, marchas y otras acciones" organizadas de forma coordinada por los sindicatos nacionales de todos los Estados miembros, según explicó la CES en un comunicado.En el marco de la jornada europea, CCOO, UGT y USO están ultimando la convocatoria de una nueva jornada de huelga general en España, aunque la decisión definitiva debe tomarse en sus respectivos órganos ejecutivos.La predisposición para hacer coincidir una huelga general con la convocatoria europea del 14-N es "bastante clara" entre los sindicatos españoles, según dijeron a Efe fuentes de CCOO.Las mismas fuentes apuntaron al viernes como fecha clave para tomar una decisión al respecto, ya que ese día se reunirán los máximos órganos de dirección entre congresos de CCOO (Consejo Confederal) y de UGT (Comité Confederal).Ese mismo día se celebrará una reunión previa de la Cumbre Social -creada el pasado 25 de julio bajo el auspicio de CCOO y UGT y formada por 150 organizaciones civiles y sindicales- que se pronunciaría sobre la posible huelga general.La "jornada de acción europea" se ha fijado el 14 de noviembre aprovechando la huelga general ya convocada en Portugal para ese día, y además de España, es "muy posible" que Grecia organice también en esa fecha un parón de la actividad en todos los sectores económicos, según las fuentes antes citadas.Los sindicatos de Italia, Chipre y Malta también se han mostrado dispuestos a contemplar esta opción.Con esta nueva acción conjunta, los sindicatos europeos pretenden "expresar su fuerte oposición a las medidas de austeridad que están arrastrando a Europa al estancamiento económico, la grave recesión y el desmantelamiento continuado del modelo social Europeo", según señaló la CES.Estas medidas, "en lugar de restablecer la confianza en la economía de la UE, están sirviendo para empeorar las desigualdades y aumentar las injusticias", añadió la Confederación Europea de Sindicatos.La CES recalcó su apoyo a la consolidación de "unas cuentas públicas sólidas" en los Estados miembros, pero añadió que la recesión "sólo puede detenerse si los límites presupuestarios se relajan y los desequilibrios se eliminan".Los sindicatos europeos defendieron esta postura de cara a la cumbre de líderes de la UE que se celebra mañana y pasado en Bruselas, durante un encuentro celebrado ayer entre los interlocutores sociales comunitarios y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.Entre las prioridades de la cumbre "no hay soluciones ni propuestas" para corregir el estado de las cuentas públicas de los Estados miembros, para apostar por el crecimiento económico ni para resolver la grave situación del desempleo juvenil, afirmó Toxo, quien participó en el encuentro como presidente de la CES.Toxo y Méndez tienen previsto mañana hacer declaraciones al término de la cumbre social tripartita que se celebra en Bruselas, y que reunirá a representantes del Ejecutivo comunitario, de los Veintisiete y de la patronal y sindicatos de la UE.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios