Mueren 39 ballenas piloto tras quedarse varadas en una playa de Nueva Zelanda

Fotografía de agosto de 2012 de un miembro del Servicio de Parques Nacionales y Vida Salvaje toma una fotografía a una ballena jorobada varada en la playa Newport en Sydney (Australia). EFE/Archivo Fotografía de agosto de 2012 de un miembro del Servicio de Parques Nacionales y Vida Salvaje toma una fotografía a una ballena jorobada varada en la playa Newport en Sydney (Australia). EFE/Archivo

Fotografía de agosto de 2012 de un miembro del Servicio de Parques Nacionales y Vida Salvaje toma una fotografía a una ballena jorobada varada en la playa Newport en Sydney (Australia). EFE/Archivo

Un total de 39 ballenas piloto murieron tras quedarse varadas la víspera en una playa de la bahía Golden, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, informó hoy el Ministerio de Conservación del país oceánico.Las ballenas quedaron varadas el domingo a unos 5 kilómetros de la base de Farewell Spit en una parte elevada durante la marea alta, pero el operativo para salvarlas se complicó con la bajada de la marea y un aumento de la fuerza de los vientos.Esta mañana ya habían muerto doce ballenas y los expertos del Servicio de Conservación de la bahía Golden decidieron sacrificar hoy al resto de los mamíferos para evitar prolongar su sufrimiento, según informó este organismo en un comunicado de prensa."Evaluamos cuidadosamente la posibilidad de poder reflotarlas y llevarlas a mar abierto de forma segura. Pero nuestro equipo, que tiene una vasta experiencia con ballenas varadas, determinaron que a causa de varios factores era imposible rescatarlas", dijo el director del Servicio de Conservación de Golden Bay, John Mason.No es la primera vez que se da este tipo de incidentes en Farewell Spit ya que en noviembre de 2012, 28 cetáceos murieron tras quedar varadas en esa playa y en enero de ese mismo año, 80 ballenas pilotos perecieron después de que un grupo de 99 se quedaron varadas en ese lugar.

Un total de 39 ballenas piloto murieron tras quedarse varadas la víspera en una playa de la bahía Golden, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, informó hoy el Ministerio de Conservación del país oceánico.Las ballenas quedaron varadas el domingo a unos 5 kilómetros de la base de Farewell Spit en una parte elevada durante la marea alta, pero el operativo para salvarlas se complicó con la bajada de la marea y un aumento de la fuerza de los vientos.Esta mañana ya habían muerto doce ballenas y los expertos del Servicio de Conservación de la bahía Golden decidieron sacrificar hoy al resto de los mamíferos para evitar prolongar su sufrimiento, según informó este organismo en un comunicado de prensa."Evaluamos cuidadosamente la posibilidad de poder reflotarlas y llevarlas a mar abierto de forma segura. Pero nuestro equipo, que tiene una vasta experiencia con ballenas varadas, determinaron que a causa de varios factores era imposible rescatarlas", dijo el director del Servicio de Conservación de Golden Bay, John Mason.No es la primera vez que se da este tipo de incidentes en Farewell Spit ya que en noviembre de 2012, 28 cetáceos murieron tras quedar varadas en esa playa y en enero de ese mismo año, 80 ballenas pilotos perecieron después de que un grupo de 99 se quedaron varadas en ese lugar.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios