Plan de salud ayudará a hispanos propensos a diabetes y problemas cardiacos

La cobertura médica de los mercados gubernamentales tendrá un impacto muy positivo entre los hispanos debido a que son más propensos a padecer diabetes y enfermedades relacionas con el corazón. EFE/Archivo La cobertura médica de los mercados gubernamentales tendrá un impacto muy positivo entre los hispanos debido a que son más propensos a padecer diabetes y enfermedades relacionas con el corazón. EFE/Archivo

La cobertura médica de los mercados gubernamentales tendrá un impacto muy positivo entre los hispanos debido a que son más propensos a padecer diabetes y enfermedades relacionas con el corazón. EFE/Archivo

La cobertura médica de los mercados gubernamentales tendrá un impacto muy positivo entre los hispanos debido a que son más propensos a padecer diabetes y enfermedades relacionas con el corazón, dijo Mayra Alvarez, directora asociada de la Salud de las Minorías, del Departamento de Salud y Servicios Humanos."Entre los latinos tenemos tasas más altas de problemas del corazón y de diabetes, por eso es tan importante que se inscriban al programa médico", aseguró a Efe.Explicó que mediante estas coberturas las familias hispanoparlantes ya no se verán obligadas a desembolsar ni siquiera las tarifas asignadas por el Gobierno de entre 20 y 80 dólares como antes, cuando necesitaban atención de un médico."Uno de cada dos latinos no tenía una cobertura médica y uno de cada tres no acudía a un doctor de manera regular", añadió. "Sabemos que 10,2 millones de latinos son elegibles para la cobertura nacional y ahora la podrán tener a un buen precio".Alvarez dijo que, por cultura, los hispanos suelen otorgar un mayor valor al núcleo familiar, comparado con otras razas o etnias del país y esa parte se verá muy beneficiada con el nuevo plan médico debido a que todos los miembros de la familia podrán atender su salud."Hay más latinos sin seguro, en general, por eso es importante conectarnos con los centros comunitarios, como las iglesias, los servicios sociales, las bibliotecas, que ya trabajaban con otros programas y que ahora son socios nuestros para ayudar a orientar a la comunidad", agregó.Para Oscar A. Torres, de 30 años de edad y originario de El Salvador, este plan de salud va a resultar muy benéfico para aquellos que carecen de una cobertura médica.En su caso, cuenta con un seguro de salud desde junio de 2013, otorgado por Green Star, compañía de servicios de limpieza de edificios para la que trabaja desde principios del año pasado."Seis meses después de que entré, me dieron el servicio y me cubre entre el 20 y el 25 por ciento en el pago de consultas", dijo. "En accidentes, por ejemplo, si me fracturo un dedo o un pie, me cubre hasta tres mil dólares".Explicó que este tipo de paquete de salud incluye el servicio para la esposa del beneficiario, pero no para los hijos."Por fortuna yo no tengo problemas de diabetes, sólo he tenido problemas con la vista y por eso tengo que estarme atendiendo", agregó Torres, quien dijo que una consulta con un doctor le puede costar unos 45 dólares, ya con el apoyo de su cobertura.De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, los hispanos originarios de México en Estados Unidos presentan casi el doble de posibilidad que los blancos no hispanos de ser diagnosticados con diabetes."Tienen tasas más altas de enfermedades renales en etapa terminal, causada por la diabetes, y son un 50 por ciento más propensos a morir de diabetes que los blancos no hispanos", según la información oficial."En 2008, los hispanos fueron 1.5 veces más propensos que los blancos no hispanos de morir de diabetes", según la información.La dependencia de salud señala que los mexicanos en Estados Unidos padecen en mayor medida que los anglosajones de sobrepeso y obesidad, "dos de los factores principales de riesgo de una enfermedad cardiaca".Las muertes prematuras son mayores entre hispanos en un 23,5 % que entre los no hispanos, con el 16,5 %, de acuerdo con los datos oficiales.A partir del 1 de enero de 2014, todas las personas en Estados Unidos deben contar con seguro de gastos médicos o pagar una cuota en sus impuestos anuales.De acuerdo con los datos desglosados del plan médico, cerca de 2,2 millones (2.153.421) de personas seleccionaron planes de cobertura entre el 1 de octubre hasta el 28 de diciembre de 2013.El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha dicho que aún no cuenta con datos sobre los hispanos inscritos, debido a que no existe un desglose por raza o etnia.

La cobertura médica de los mercados gubernamentales tendrá un impacto muy positivo entre los hispanos debido a que son más propensos a padecer diabetes y enfermedades relacionas con el corazón, dijo Mayra Alvarez, directora asociada de la Salud de las Minorías, del Departamento de Salud y Servicios Humanos."Entre los latinos tenemos tasas más altas de problemas del corazón y de diabetes, por eso es tan importante que se inscriban al programa médico", aseguró a Efe.Explicó que mediante estas coberturas las familias hispanoparlantes ya no se verán obligadas a desembolsar ni siquiera las tarifas asignadas por el Gobierno de entre 20 y 80 dólares como antes, cuando necesitaban atención de un médico."Uno de cada dos latinos no tenía una cobertura médica y uno de cada tres no acudía a un doctor de manera regular", añadió. "Sabemos que 10,2 millones de latinos son elegibles para la cobertura nacional y ahora la podrán tener a un buen precio".Alvarez dijo que, por cultura, los hispanos suelen otorgar un mayor valor al núcleo familiar, comparado con otras razas o etnias del país y esa parte se verá muy beneficiada con el nuevo plan médico debido a que todos los miembros de la familia podrán atender su salud."Hay más latinos sin seguro, en general, por eso es importante conectarnos con los centros comunitarios, como las iglesias, los servicios sociales, las bibliotecas, que ya trabajaban con otros programas y que ahora son socios nuestros para ayudar a orientar a la comunidad", agregó.Para Oscar A. Torres, de 30 años de edad y originario de El Salvador, este plan de salud va a resultar muy benéfico para aquellos que carecen de una cobertura médica.En su caso, cuenta con un seguro de salud desde junio de 2013, otorgado por Green Star, compañía de servicios de limpieza de edificios para la que trabaja desde principios del año pasado."Seis meses después de que entré, me dieron el servicio y me cubre entre el 20 y el 25 por ciento en el pago de consultas", dijo. "En accidentes, por ejemplo, si me fracturo un dedo o un pie, me cubre hasta tres mil dólares".Explicó que este tipo de paquete de salud incluye el servicio para la esposa del beneficiario, pero no para los hijos."Por fortuna yo no tengo problemas de diabetes, sólo he tenido problemas con la vista y por eso tengo que estarme atendiendo", agregó Torres, quien dijo que una consulta con un doctor le puede costar unos 45 dólares, ya con el apoyo de su cobertura.De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, los hispanos originarios de México en Estados Unidos presentan casi el doble de posibilidad que los blancos no hispanos de ser diagnosticados con diabetes."Tienen tasas más altas de enfermedades renales en etapa terminal, causada por la diabetes, y son un 50 por ciento más propensos a morir de diabetes que los blancos no hispanos", según la información oficial."En 2008, los hispanos fueron 1.5 veces más propensos que los blancos no hispanos de morir de diabetes", según la información.La dependencia de salud señala que los mexicanos en Estados Unidos padecen en mayor medida que los anglosajones de sobrepeso y obesidad, "dos de los factores principales de riesgo de una enfermedad cardiaca".Las muertes prematuras son mayores entre hispanos en un 23,5 % que entre los no hispanos, con el 16,5 %, de acuerdo con los datos oficiales.A partir del 1 de enero de 2014, todas las personas en Estados Unidos deben contar con seguro de gastos médicos o pagar una cuota en sus impuestos anuales.De acuerdo con los datos desglosados del plan médico, cerca de 2,2 millones (2.153.421) de personas seleccionaron planes de cobertura entre el 1 de octubre hasta el 28 de diciembre de 2013.El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha dicho que aún no cuenta con datos sobre los hispanos inscritos, debido a que no existe un desglose por raza o etnia.

Más noticias

0 Comentarios