Preocupa baja inscripción de hispanos a seguros de salud en California

La baja inscripción de hispanos en la nueva ley de salud preocupa a los responsables del programa Covered California, que lanzó recientemente la versión en español de la web para inscribirse en los nuevos seguros médicos con el objetivo de llegar a los usuarios que prefieren este idioma.Según datos suministrados esta semana por la organización, más de 400.000 personas se registraron para tener cobertura de salud en California al finalizar el mes de diciembre, pero cerca del 5 % de ellos habla solamente español, cuando más del 20 % de la población elegible se encuentra en esta categoría.Un estudio del mercado de seguros de salud de California presentado por Covered California, al abrirse el proceso de inscripción, señaló que de los siete segmentos de población elegibles para subsidio, el más grande (23 %) "está compuesto primariamente por hispanos que no hablan inglés. Estos californianos no hablan inglés y usan muy poco el Internet"."Por experiencia trabajando con nuestra comunidad, yo sé que la mayoría de los hispanos están buscando ayuda en persona, especialmente la gente que solo habla español", explicó hoy a Efe Edgar Aguilar, consejero de matriculación certificado por Covered California y representante de Dignity Health del Valle Central.Aguilar aclaró que la solicitud de registro a Covered California por Internet todavía no está disponible en español, por lo que "ese es otro factor limitante".La página en internet en español www.coveredca.com/espanol/ ofrece información para inscribirse telefónicamente o en centros comunitarios pero todavía no permite procesar una solicitud en línea en español.El consejero resaltó que ahora con la disponibilidad de consejeros certificados que hablan español en varios condados de California, las circunstancias son mucho más mejores que al comienzo del período de inscripción el pasado 1 octubre."Ahora ya las cosas están funcionando mucho mejor: el proceso para que una persona se convierta en consejero de matriculación está trabajando como debería", señaló Aguilar y explicó que la duración de certificación actual toma dos semanas, en comparación con las casi seis cuando se abrió la inscripción.Otro de los factores que se han detectado para la baja inscripción de los hispanos, tiene que ver con la situación migratoria de alguno de los miembros de las familias.Según el consejero, la condición de indocumentado "siempre ha sido una preocupación de nuestra comunidad, aún antes con Medical y con Healthy Families SCHIP, el programa para los niños", y ahora también mantiene alejado del registro a muchos inmigrantes hispanos y sus familias.No obstante, para Aguilar es una dificultad que se soluciona con la educación de la comunidad, que responde favorablemente cuando se le explica que la información que entregan en su registro no puede ser utilizada por las agencias de control de inmigración."Creo que todavía hay mucho trabajo que hacer en todo California para poder educar a nuestra gente, que en la mayoría de los casos sí se va a beneficiar de una forma positiva".Igualmente destacó que las personas que han recibido la certificación como consejeros de matriculación, son funcionarios confiables que han pasado una comprobación de sus antecedentes legales, una verificación de huellas dactilares y han recibido el entrenamiento apropiado para procesar las solicitudes.Otro aspecto importante que destacó el funcionario de Dignity Health es que la asesoría personal y el proceso de inscripción son completamente gratuitos y se realizan a través de organizaciones reconocidas por el Estado.Aguilar invitó a la comunidad hispana a que no espere hasta último minuto del plazo que vence el 31 marzo para inscribirse a alguna de las 11 entidades aseguradoras que participan en el mercado de seguros de California"Es importante que desde ahora empiecen a procesar sus solicitudes por qué cuando se acerque el 31 marzo habrá mucha gente buscando ayuda y es posible que no todos puedan ser atendidos", advirtió Aguilar.

La baja inscripción de hispanos en la nueva ley de salud preocupa a los responsables del programa Covered California, que lanzó recientemente la versión en español de la web para inscribirse en los nuevos seguros médicos con el objetivo de llegar a los usuarios que prefieren este idioma.Según datos suministrados esta semana por la organización, más de 400.000 personas se registraron para tener cobertura de salud en California al finalizar el mes de diciembre, pero cerca del 5 % de ellos habla solamente español, cuando más del 20 % de la población elegible se encuentra en esta categoría.Un estudio del mercado de seguros de salud de California presentado por Covered California, al abrirse el proceso de inscripción, señaló que de los siete segmentos de población elegibles para subsidio, el más grande (23 %) "está compuesto primariamente por hispanos que no hablan inglés. Estos californianos no hablan inglés y usan muy poco el Internet"."Por experiencia trabajando con nuestra comunidad, yo sé que la mayoría de los hispanos están buscando ayuda en persona, especialmente la gente que solo habla español", explicó hoy a Efe Edgar Aguilar, consejero de matriculación certificado por Covered California y representante de Dignity Health del Valle Central.Aguilar aclaró que la solicitud de registro a Covered California por Internet todavía no está disponible en español, por lo que "ese es otro factor limitante".La página en internet en español www.coveredca.com/espanol/ ofrece información para inscribirse telefónicamente o en centros comunitarios pero todavía no permite procesar una solicitud en línea en español.El consejero resaltó que ahora con la disponibilidad de consejeros certificados que hablan español en varios condados de California, las circunstancias son mucho más mejores que al comienzo del período de inscripción el pasado 1 octubre."Ahora ya las cosas están funcionando mucho mejor: el proceso para que una persona se convierta en consejero de matriculación está trabajando como debería", señaló Aguilar y explicó que la duración de certificación actual toma dos semanas, en comparación con las casi seis cuando se abrió la inscripción.Otro de los factores que se han detectado para la baja inscripción de los hispanos, tiene que ver con la situación migratoria de alguno de los miembros de las familias.Según el consejero, la condición de indocumentado "siempre ha sido una preocupación de nuestra comunidad, aún antes con Medical y con Healthy Families SCHIP, el programa para los niños", y ahora también mantiene alejado del registro a muchos inmigrantes hispanos y sus familias.No obstante, para Aguilar es una dificultad que se soluciona con la educación de la comunidad, que responde favorablemente cuando se le explica que la información que entregan en su registro no puede ser utilizada por las agencias de control de inmigración."Creo que todavía hay mucho trabajo que hacer en todo California para poder educar a nuestra gente, que en la mayoría de los casos sí se va a beneficiar de una forma positiva".Igualmente destacó que las personas que han recibido la certificación como consejeros de matriculación, son funcionarios confiables que han pasado una comprobación de sus antecedentes legales, una verificación de huellas dactilares y han recibido el entrenamiento apropiado para procesar las solicitudes.Otro aspecto importante que destacó el funcionario de Dignity Health es que la asesoría personal y el proceso de inscripción son completamente gratuitos y se realizan a través de organizaciones reconocidas por el Estado.Aguilar invitó a la comunidad hispana a que no espere hasta último minuto del plazo que vence el 31 marzo para inscribirse a alguna de las 11 entidades aseguradoras que participan en el mercado de seguros de California"Es importante que desde ahora empiecen a procesar sus solicitudes por qué cuando se acerque el 31 marzo habrá mucha gente buscando ayuda y es posible que no todos puedan ser atendidos", advirtió Aguilar.

Más noticias

0 Comentarios