El estado del exprimer ministro Ariel Sharón no ha experimentado cambios

Numerosos periodistas permanecen ayer a la espera en el hospital Tel Hashomer, donde el ex primer ministro israelí Ariel Sharón se encuentra ingresado, a las afueras de Tel Aviv (Israel). EFE Numerosos periodistas permanecen ayer a la espera en el hospital Tel Hashomer, donde el ex primer ministro israelí Ariel Sharón se encuentra ingresado, a las afueras de Tel Aviv (Israel). EFE

Numerosos periodistas permanecen ayer a la espera en el hospital Tel Hashomer, donde el ex primer ministro israelí Ariel Sharón se encuentra ingresado, a las afueras de Tel Aviv (Israel). EFE

El estado de salud del ex primer ministro israelí Ariel Sharón, en coma desde 2006, no ha experimentado cambio alguno durante las últimas veinticuatro horas, informó el hospital en el que está ingresado.Según el centro médico Tel Hashomer su condición es aún "crítica" y el empeoramiento gradual en el funcionamiento de sus órganos continúa, informaron medios locales al concluir la jornada de descanso del shabat.Sharón, de 85 años y en coma desde el 5 de enero de 2006, fue intervenido a principios de septiembre de un problema estomacal y desde entonces su estado se ha agravado gradualmente.Desde el miércoles, los médicos describen su situación como "crítica" debido a una insuficiencia renal que está afectando a otros órganos vitales.El exdirigente israelí sufrió en enero de 2006, cuando era primer ministro, una hemorragia cerebral que le llevó a un estado de coma permanente y desde entonces ha estado ingresado en ese centro médico a las afueras de Tel Aviv.

El estado de salud del ex primer ministro israelí Ariel Sharón, en coma desde 2006, no ha experimentado cambio alguno durante las últimas veinticuatro horas, informó el hospital en el que está ingresado.Según el centro médico Tel Hashomer su condición es aún "crítica" y el empeoramiento gradual en el funcionamiento de sus órganos continúa, informaron medios locales al concluir la jornada de descanso del shabat.Sharón, de 85 años y en coma desde el 5 de enero de 2006, fue intervenido a principios de septiembre de un problema estomacal y desde entonces su estado se ha agravado gradualmente.Desde el miércoles, los médicos describen su situación como "crítica" debido a una insuficiencia renal que está afectando a otros órganos vitales.El exdirigente israelí sufrió en enero de 2006, cuando era primer ministro, una hemorragia cerebral que le llevó a un estado de coma permanente y desde entonces ha estado ingresado en ese centro médico a las afueras de Tel Aviv.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios