Alemania ve en los comicios georgianos una señal de fortalecimiento democrático

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, declaró hoy que los resultados de los comicios legislativos en Georgia, en los que ganó la oposición, son una muestra de que el pueblo georgiano quiere cambios."La información sobre los resultados de los comicios que nos llega desde Georgia demuestra que el pueblo de este país quiere cambios", aseguró Medvédev, quien ocupaba la presidencia de Rusia cuando se desató en 2008 el conflicto rusogeorgiano por el control de la república separatista georgiana de Osetia del Sur.Medvédev añadió: "En caso de que los resultados (de los comicios) se hagan realidad el panorama político de Georgia adquirirá más diversidad (...) Eso supone que en el Parlamento aparecerán fuerzas más constructivas y responsables".El vicepresidente de la Duma (cámara de diputados) rusa, Nikolái Lévichev, dijo al respecto que a partir de ahora se pueden empezar de cero las relaciones bilaterales, rotas durante el mandato del presidente georgiano, Mijaíl Saakasvili."El reconocimiento por Saakashvili de su derrota y su traspaso a la oposición es una señal positiva para los políticos rusos y una verdadera esperanza para los electores georgianos hacia la mejora de la vida en su país", dijo, según informó la agencia Interfax.La victoria opositora impedirá a Saakashvili permanecer en el poder como jefe del Gobierno, pues el próximo año expira su segundo mandato presidencial y la Constitución le impide presentarse a la reelección en los comicios de finales de 2013.Las Legislativas son cruciales para el futuro de este país, que se convertirá en 2014 en una república parlamentaria, en la que el hombre fuerte ya no será el presidente, sino el primer ministro, quien será elegido por la mayoría parlamentaria y marcará los designios la política interior y exterior.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, declaró hoy que los resultados de los comicios legislativos en Georgia, en los que ganó la oposición, son una muestra de que el pueblo georgiano quiere cambios."La información sobre los resultados de los comicios que nos llega desde Georgia demuestra que el pueblo de este país quiere cambios", aseguró Medvédev, quien ocupaba la presidencia de Rusia cuando se desató en 2008 el conflicto rusogeorgiano por el control de la república separatista georgiana de Osetia del Sur.Medvédev añadió: "En caso de que los resultados (de los comicios) se hagan realidad el panorama político de Georgia adquirirá más diversidad (...) Eso supone que en el Parlamento aparecerán fuerzas más constructivas y responsables".El vicepresidente de la Duma (cámara de diputados) rusa, Nikolái Lévichev, dijo al respecto que a partir de ahora se pueden empezar de cero las relaciones bilaterales, rotas durante el mandato del presidente georgiano, Mijaíl Saakasvili."El reconocimiento por Saakashvili de su derrota y su traspaso a la oposición es una señal positiva para los políticos rusos y una verdadera esperanza para los electores georgianos hacia la mejora de la vida en su país", dijo, según informó la agencia Interfax.La victoria opositora impedirá a Saakashvili permanecer en el poder como jefe del Gobierno, pues el próximo año expira su segundo mandato presidencial y la Constitución le impide presentarse a la reelección en los comicios de finales de 2013.Las Legislativas son cruciales para el futuro de este país, que se convertirá en 2014 en una república parlamentaria, en la que el hombre fuerte ya no será el presidente, sino el primer ministro, quien será elegido por la mayoría parlamentaria y marcará los designios la política interior y exterior.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios