América Latina debe fortalecer los Estados y la Justicia para abatir la corrupción

Latinoamérica debe "fortalecer" los Estados y los sistemas judiciales, reformar las policías y crear una cultura de transparencia para combatir la corrupción, afirmó hoy en Honduras el director de Transparencia Internacional para las Américas, Alejandro Salas.Las democracias de América Latina enfrentan dos grandes retos: "la lucha contra la corrupción y el crimen organizado", añadió Salas en declaraciones a Efe, en el marco del III Foro de Centroamérica y República Dominicana por la Transparencia.El experto destacó que para luchar contra la corrupción es necesario crear sistemas de evaluación de los funcionarios y rendición de cuentas.Para hacer frente al crimen organizado, los Estados deben "reformar" los cuerpos policiales, agregó.América Latina "está mal" en materia de lucha contra la corrupción y los Gobiernos de la región deben trabajar "unidos" para abatir esa lacra (...) porque todos somos parte del problema pero también somos parte de la solución", subrayó Salas.El foro internacional, auspiciado por Transparencia Internacional, fue inaugurado en Tegucigalpa este miércoles por la designada presidencial (vicepresidenta) de Honduras, María Antonieta Guillén.En su discurso, la alta funcionaria hondureña afirmó que los Gobiernos deben "aunar esfuerzos para combatir la corrupción y, además, fortalecer la sociedad, el Estado y la democracia".El encuentro internacional es un espacio para "potenciar la transparencia, la rendición de cuentas, la gobernabilidad y la lucha contra la corrupción", subrayó Guillén.En su Índice de Percepción de la Corrupción, con una escala de 0 (muy corrupto) a 10 (muy transparente), Transparencia Internacional otorga a Honduras un 2,8.El foro internacional se celebra en Honduras al mismo tiempo que han reaparecido en la agenda pública del país las denuncias de supuesta corrupción durante la administración del expresidente Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009.Esas denuncias involucran cifras millonarias y a algunos de los ministros de aquel Gobierno, entre ellos el de la Presidencia, Enrique Flores.Los juicios contra Zelaya fueron suspendidos por el Poder Judicial como parte de un acuerdo promovido por los Gobiernos de Colombia y Venezuela en coordinación con el actual presidente hondureño, Porfirio Lobo, para que el exgobernante regresara al país en mayo de 2011 tras un exilio forzado por el golpe de Estado.La prensa local y el mundo político hondureño centran su atención ahora en el destino de una supuesta donación de 100 millones de dólares que habría hecho Hugo Chávez a Zelaya, según una denuncia que hace dos semanas hizo Henrique Capriles, el opositor que perdió el pasado domingo las elecciones frente al nuevamente reelegido presidente de Venezuela.Zelaya niega que haya recibido esos 100 millones de dólares, lo mismo que su exministro de la Presidencia, quien este miércoles se presentó al Ministerio Público que lo requirió para que responda sobre el caso.Flores dijo escuetamente a los periodistas que algunos medios locales de prensa que, según él, propiciaron la crisis política que llevó al derrocamiento de Zelaya, son los que ahora han salido con la denuncia de Capriles sobre los 100 millones de dólares que "no se recibieron".En el foro internacional, que concluirá mañana, participan representantes de Gobiernos y grupos civiles de Centroamérica y República Dominicana, así como de la Organización de Estados Americanos, del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).Los expertos debaten sobre las vías para combatir la corrupción que impacta en América Latina y, además, revisan la agenda nacional y regional de transparencia y lucha contra ese flagelo.

Latinoamérica debe "fortalecer" los Estados y los sistemas judiciales, reformar las policías y crear una cultura de transparencia para combatir la corrupción, afirmó hoy en Honduras el director de Transparencia Internacional para las Américas, Alejandro Salas.Las democracias de América Latina enfrentan dos grandes retos: "la lucha contra la corrupción y el crimen organizado", añadió Salas en declaraciones a Efe, en el marco del III Foro de Centroamérica y República Dominicana por la Transparencia.El experto destacó que para luchar contra la corrupción es necesario crear sistemas de evaluación de los funcionarios y rendición de cuentas.Para hacer frente al crimen organizado, los Estados deben "reformar" los cuerpos policiales, agregó.América Latina "está mal" en materia de lucha contra la corrupción y los Gobiernos de la región deben trabajar "unidos" para abatir esa lacra (...) porque todos somos parte del problema pero también somos parte de la solución", subrayó Salas.El foro internacional, auspiciado por Transparencia Internacional, fue inaugurado en Tegucigalpa este miércoles por la designada presidencial (vicepresidenta) de Honduras, María Antonieta Guillén.En su discurso, la alta funcionaria hondureña afirmó que los Gobiernos deben "aunar esfuerzos para combatir la corrupción y, además, fortalecer la sociedad, el Estado y la democracia".El encuentro internacional es un espacio para "potenciar la transparencia, la rendición de cuentas, la gobernabilidad y la lucha contra la corrupción", subrayó Guillén.En su Índice de Percepción de la Corrupción, con una escala de 0 (muy corrupto) a 10 (muy transparente), Transparencia Internacional otorga a Honduras un 2,8.El foro internacional se celebra en Honduras al mismo tiempo que han reaparecido en la agenda pública del país las denuncias de supuesta corrupción durante la administración del expresidente Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009.Esas denuncias involucran cifras millonarias y a algunos de los ministros de aquel Gobierno, entre ellos el de la Presidencia, Enrique Flores.Los juicios contra Zelaya fueron suspendidos por el Poder Judicial como parte de un acuerdo promovido por los Gobiernos de Colombia y Venezuela en coordinación con el actual presidente hondureño, Porfirio Lobo, para que el exgobernante regresara al país en mayo de 2011 tras un exilio forzado por el golpe de Estado.La prensa local y el mundo político hondureño centran su atención ahora en el destino de una supuesta donación de 100 millones de dólares que habría hecho Hugo Chávez a Zelaya, según una denuncia que hace dos semanas hizo Henrique Capriles, el opositor que perdió el pasado domingo las elecciones frente al nuevamente reelegido presidente de Venezuela.Zelaya niega que haya recibido esos 100 millones de dólares, lo mismo que su exministro de la Presidencia, quien este miércoles se presentó al Ministerio Público que lo requirió para que responda sobre el caso.Flores dijo escuetamente a los periodistas que algunos medios locales de prensa que, según él, propiciaron la crisis política que llevó al derrocamiento de Zelaya, son los que ahora han salido con la denuncia de Capriles sobre los 100 millones de dólares que "no se recibieron".En el foro internacional, que concluirá mañana, participan representantes de Gobiernos y grupos civiles de Centroamérica y República Dominicana, así como de la Organización de Estados Americanos, del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).Los expertos debaten sobre las vías para combatir la corrupción que impacta en América Latina y, además, revisan la agenda nacional y regional de transparencia y lucha contra ese flagelo.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios