Avramopoulos promete ayuda a Eslovenia y aboga por la solidaridad

Un soldado vigila a un grupo de refugiados en el campamento provisional de Dobova, Eslovenia. EFE Galería
Agentes de policía dan instrucciones a los refugiados en la frontera serbo-croata en Berkasovo, Croacia. EFE Galería

Un soldado vigila a un grupo de refugiados en el campamento provisional de Dobova, Eslovenia. EFE

El comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, prometió hoy en Liubliana ayuda de la UE a Eslovenia ante la gran afluencia de refugiados e instó a los países de la ruta de los Balcanes a alcanzar un acuerdo en la reunión convocada para este domingo en Bruselas."Europa y la Comisión Europea están junto Eslovenia en estos momentos difíciles. Eslovenia no está sola, ese es mi mensaje", dijo en rueda de prensa tras reunirse con la ministra del Interior eslovena, Vesna Györkös Znidar, según informó la agencia de noticias local STA.Avramopoulos prometió ayuda financiera, aunque no precisó cifras, para este pequeño país de dos millones de habitantes que desde el sábado, cuando Hungría cerró su frontera con Croacia, se convirtió en parte de la ruta de los Balcanes que usan las decenas de miles de personas que huyen de los violentos conflictos en Oriente Medio.El comisario subrayó la necesidad de la solidaridad y cooperación entre los países de la "ruta balcánica".Abogó en especial para que logren una respuesta conjunta a la crisis en la cumbre extraordinaria que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, convocó para el próximo domingo, en respuesta a un llamamiento de Eslovenia por una solidaridad activa de las naciones e instituciones europeas.A la reunión han sido invitados los jefes de Estado y de Gobierno de los países más afectados por la masiva afluencia de refugiados a Europa, que son Alemania, Austria, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Grecia, Hungría, Macedonia, Rumanía y Serbia.El comisario resaltó también que "se acerca el invierno y los países deben proteger a la gente que necesita ayuda", algo que, consideró, solo lo podrán lograr conjuntamente.Además, opinó que las negociaciones con Turquía sobre el problema son un paso en la dirección correcta.Eslovenia ha solicitado ayuda a la Unión Europea (UE) después de enfrentar desde el sábado una oleada migratoria que, según ha asegurado, desborda la capacidad de gestión del país.Según datos oficiales eslovenos, solo ayer miércoles entraron en Eslovenia desde Croacia unos 12.600 refugiados y desde el viernes suman unos 40.000 refugiados en su camino hacia Europa occidental.La ministra del Interior eslovena, Vesna Györkös Znidar, aseguró hoy, después de entrevistarse con Avramopoulos, que varios socios han ofrecido a Liubliana apoyo policial, entre ellos Austria, Alemania, Italia y los cuatro países del grupo Visegrado.Añadió que Frontex, la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores, ofrecerá ayuda analítica.Al aludir a la ayuda financiera prometida por el comisario, aún sin cifrar, la ministra indicó que su país gasta a diario unos 770.000 euros para asistir a los refugiados.Eslovenia aprobó el miércoles el uso del Ejército en el control de la frontera y se espera que autorice la contratación de policías jubilados para mantenerlos en reserva.El ministerio del Interior de Croacia negó hoy como falsas las acusaciones de Liubliana sobre un envío supuestamente incontrolado de refugiados a las fronteras eslovenas y los datos eslovenos que cifran en 12.000 el número de aspirantes a asilo que entraron al terreno esloveno desde el croata Croacia.Según Zagreb, una media de 6.000 refugiados llega cada día a Croacia desde Serbia y no todos siguen viaje a Eslovenia.La jefa de la diplomacia croata abogó hoy porque los países balcánicos por los que transitan los refugiados acuerden el domingo un paso fluido y organizado a través de ellos.Opinó que, en esta situación, "no es posible un respeto estricto de las reglas de Schengen", en alusión a la defensa a ultranza de las fronteras externas de la zona.Dado que Eslovenia pertenece a Schengen pero Croacia no, la frontera entre ambos países es una delimitación exterior de ese espacio europeo de libre circulación que abarca a 26 países.

El comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, prometió hoy en Liubliana ayuda de la UE a Eslovenia ante la gran afluencia de refugiados e instó a los países de la ruta de los Balcanes a alcanzar un acuerdo en la reunión convocada para este domingo en Bruselas."Europa y la Comisión Europea están junto Eslovenia en estos momentos difíciles. Eslovenia no está sola, ese es mi mensaje", dijo en rueda de prensa tras reunirse con la ministra del Interior eslovena, Vesna Györkös Znidar, según informó la agencia de noticias local STA.Avramopoulos prometió ayuda financiera, aunque no precisó cifras, para este pequeño país de dos millones de habitantes que desde el sábado, cuando Hungría cerró su frontera con Croacia, se convirtió en parte de la ruta de los Balcanes que usan las decenas de miles de personas que huyen de los violentos conflictos en Oriente Medio.El comisario subrayó la necesidad de la solidaridad y cooperación entre los países de la "ruta balcánica".Abogó en especial para que logren una respuesta conjunta a la crisis en la cumbre extraordinaria que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, convocó para el próximo domingo, en respuesta a un llamamiento de Eslovenia por una solidaridad activa de las naciones e instituciones europeas.A la reunión han sido invitados los jefes de Estado y de Gobierno de los países más afectados por la masiva afluencia de refugiados a Europa, que son Alemania, Austria, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Grecia, Hungría, Macedonia, Rumanía y Serbia.El comisario resaltó también que "se acerca el invierno y los países deben proteger a la gente que necesita ayuda", algo que, consideró, solo lo podrán lograr conjuntamente.Además, opinó que las negociaciones con Turquía sobre el problema son un paso en la dirección correcta.Eslovenia ha solicitado ayuda a la Unión Europea (UE) después de enfrentar desde el sábado una oleada migratoria que, según ha asegurado, desborda la capacidad de gestión del país.Según datos oficiales eslovenos, solo ayer miércoles entraron en Eslovenia desde Croacia unos 12.600 refugiados y desde el viernes suman unos 40.000 refugiados en su camino hacia Europa occidental.La ministra del Interior eslovena, Vesna Györkös Znidar, aseguró hoy, después de entrevistarse con Avramopoulos, que varios socios han ofrecido a Liubliana apoyo policial, entre ellos Austria, Alemania, Italia y los cuatro países del grupo Visegrado.Añadió que Frontex, la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores, ofrecerá ayuda analítica.Al aludir a la ayuda financiera prometida por el comisario, aún sin cifrar, la ministra indicó que su país gasta a diario unos 770.000 euros para asistir a los refugiados.Eslovenia aprobó el miércoles el uso del Ejército en el control de la frontera y se espera que autorice la contratación de policías jubilados para mantenerlos en reserva.El ministerio del Interior de Croacia negó hoy como falsas las acusaciones de Liubliana sobre un envío supuestamente incontrolado de refugiados a las fronteras eslovenas y los datos eslovenos que cifran en 12.000 el número de aspirantes a asilo que entraron al terreno esloveno desde el croata Croacia.Según Zagreb, una media de 6.000 refugiados llega cada día a Croacia desde Serbia y no todos siguen viaje a Eslovenia.La jefa de la diplomacia croata abogó hoy porque los países balcánicos por los que transitan los refugiados acuerden el domingo un paso fluido y organizado a través de ellos.Opinó que, en esta situación, "no es posible un respeto estricto de las reglas de Schengen", en alusión a la defensa a ultranza de las fronteras externas de la zona.Dado que Eslovenia pertenece a Schengen pero Croacia no, la frontera entre ambos países es una delimitación exterior de ese espacio europeo de libre circulación que abarca a 26 países.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios