Correa zanja enfrentamiento con legislador de oposición

El presidente de Ecuador, Rafael Correa. EFE/Archivo El presidente de Ecuador, Rafael Correa. EFE/Archivo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa. EFE/Archivo

El presidente de ecuador, Rafael Correa, zanjó hoy un enfrentamiento con el legislador de oposición Andrés Páez, al que el pasado sábado invitó a encontrarse cara a cara para arreglar sus problemas "uno a uno", y dijo que no perderá su tiempo con este asunto."Ya no perderé mi tiempo. El país puede estar seguro que el dirigente de los de luto (en referencia a Páez) es un cobarde y un farsante. Pese a lo que dijo y escribió, no aceptó verme uno a uno", escribió el gobernante en su cuenta de Twitter.El mandatario había criticado el pasado sábado, en su informe semanal de labores un comentario de Páez, del partido opositor CREO, segunda fuerza parlamentaria, sobre la compra de siete helicópteros Dhruv, de los que cuatro resultaron accidentados en siniestros en los que se produjeron tres muertes."Si tan buenos eran los helicópteros Drhuv, ¿por qué Correa nunca los utilizó para movilizarse en ellos? Solo defendió su adquisición", había escrito el parlamentario también en Twitter.El comentario desencadenó la respuesta del mandatario en su espacio del pasado sábado, donde tildó a Páez de canalla, payaso, pillastre, demente y ruin, y le ofreció encontrarse cara a cara para resolver sus diferencias."Si tiene un problema conmigo este canalla sabe donde encontrarnos", dijo el gobernante, quien añadió: "dígame donde nos encontramos y arreglamos cualquier problema".Páez respondió el mismo día que aceptaba el reto en un escrito en la red social Facebook en el que calificó de "pendenciero" el estilo del presidente y en el que puso como condiciones celebrar previamente un debate sobre los problemas de Ecuador y que el mandatario acudiera al encuentro "sin sus 300 guardaespaldas"."Quiero ver si tiene el valor de ir solo, como lo haré yo, para vernos cara a cara", publicó Páez.Correa aseguró hoy que no dedicará más tiempo a este asunto en varios mensajes en Twitter, donde calificó al opositor de farsante y de cobarde y dijo que está seguro de que la mayoría de los ecuatorianos comprenden su posición.En respuesta, Páez, de nuevo desde Facebook, preguntó al mandatario por qué está dispuesto a enfrentarse a golpes, pero no a debatir y consideró que, con este episodio, el mundo ha conocido "el carácter primitivo de sus actos pretendiendo resolver a golpes sus diferencias con un opositor".Entre otros reproches, en el que hasta ahora es el último lance del enfrentamiento, el asambleísta criticó al mandatario por su intolerancia, grosería, arrogancia, violencia, prepotencia y fanatismo.

El presidente de ecuador, Rafael Correa, zanjó hoy un enfrentamiento con el legislador de oposición Andrés Páez, al que el pasado sábado invitó a encontrarse cara a cara para arreglar sus problemas "uno a uno", y dijo que no perderá su tiempo con este asunto."Ya no perderé mi tiempo. El país puede estar seguro que el dirigente de los de luto (en referencia a Páez) es un cobarde y un farsante. Pese a lo que dijo y escribió, no aceptó verme uno a uno", escribió el gobernante en su cuenta de Twitter.El mandatario había criticado el pasado sábado, en su informe semanal de labores un comentario de Páez, del partido opositor CREO, segunda fuerza parlamentaria, sobre la compra de siete helicópteros Dhruv, de los que cuatro resultaron accidentados en siniestros en los que se produjeron tres muertes."Si tan buenos eran los helicópteros Drhuv, ¿por qué Correa nunca los utilizó para movilizarse en ellos? Solo defendió su adquisición", había escrito el parlamentario también en Twitter.El comentario desencadenó la respuesta del mandatario en su espacio del pasado sábado, donde tildó a Páez de canalla, payaso, pillastre, demente y ruin, y le ofreció encontrarse cara a cara para resolver sus diferencias."Si tiene un problema conmigo este canalla sabe donde encontrarnos", dijo el gobernante, quien añadió: "dígame donde nos encontramos y arreglamos cualquier problema".Páez respondió el mismo día que aceptaba el reto en un escrito en la red social Facebook en el que calificó de "pendenciero" el estilo del presidente y en el que puso como condiciones celebrar previamente un debate sobre los problemas de Ecuador y que el mandatario acudiera al encuentro "sin sus 300 guardaespaldas"."Quiero ver si tiene el valor de ir solo, como lo haré yo, para vernos cara a cara", publicó Páez.Correa aseguró hoy que no dedicará más tiempo a este asunto en varios mensajes en Twitter, donde calificó al opositor de farsante y de cobarde y dijo que está seguro de que la mayoría de los ecuatorianos comprenden su posición.En respuesta, Páez, de nuevo desde Facebook, preguntó al mandatario por qué está dispuesto a enfrentarse a golpes, pero no a debatir y consideró que, con este episodio, el mundo ha conocido "el carácter primitivo de sus actos pretendiendo resolver a golpes sus diferencias con un opositor".Entre otros reproches, en el que hasta ahora es el último lance del enfrentamiento, el asambleísta criticó al mandatario por su intolerancia, grosería, arrogancia, violencia, prepotencia y fanatismo.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios