El Ejército israelí enviará órdenes de alistamiento a 15.000 ultraortodoxos

La Fuerza Aérea israelí suspendió todos los despegues de aviones durante 24 horas en respuesta a una serie de negligencias que en las últimas semanas han estado a punto de causar más de un accidente en vuelo, informa hoy el diario Yediot Aharonot.La decisión la tomó el comandante de la Fuerza Aérea, el general Amir Eshel, después de que dos pilotos de F-16 D estuvieron a punto de estrellarse durante un ejercicio.Los hechos ocurrieron el jueves sobre el desierto del Neguev (sur) y, según la investigación, ambos aparatos de la base aérea de Ramat David se cruzaron a sólo unas decenas de metros.Se trata del mismo error que cometieron el mes pasado dos oficiales con rango de general, y que ya entonces llevó a la Fuerza Aérea a revisar las medidas de seguridad en este tipo de prácticas.Ambos se sumaron a otros casos en julio y agosto, cuando un conducto de plástico para el abastecimiento de gasolina al motor se soltó en pleno vuelo de un avión F-16 I, y una avería forzó el aterrizaje de emergencia de un helicóptero Sikorsky CH-53, en errores atribuidos a negligencias del personal.Según el diario, el general Eshel impuso la restricción de vuelo como medida de castigo y para recordar a sus hombres la importancia de respetar las medidas de seguridad.

La Fuerza Aérea israelí suspendió todos los despegues de aviones durante 24 horas en respuesta a una serie de negligencias que en las últimas semanas han estado a punto de causar más de un accidente en vuelo, informa hoy el diario Yediot Aharonot.La decisión la tomó el comandante de la Fuerza Aérea, el general Amir Eshel, después de que dos pilotos de F-16 D estuvieron a punto de estrellarse durante un ejercicio.Los hechos ocurrieron el jueves sobre el desierto del Neguev (sur) y, según la investigación, ambos aparatos de la base aérea de Ramat David se cruzaron a sólo unas decenas de metros.Se trata del mismo error que cometieron el mes pasado dos oficiales con rango de general, y que ya entonces llevó a la Fuerza Aérea a revisar las medidas de seguridad en este tipo de prácticas.Ambos se sumaron a otros casos en julio y agosto, cuando un conducto de plástico para el abastecimiento de gasolina al motor se soltó en pleno vuelo de un avión F-16 I, y una avería forzó el aterrizaje de emergencia de un helicóptero Sikorsky CH-53, en errores atribuidos a negligencias del personal.Según el diario, el general Eshel impuso la restricción de vuelo como medida de castigo y para recordar a sus hombres la importancia de respetar las medidas de seguridad.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios