España y otros 16 países firman un acuerdo para castigar viajes de yihadistas

Un soldado iraquí apunta con su arma durante los enfrentamientos entre combatientes del Estado Islámico (EI) y las fuerzas iraquíes en las proximidades de la ciudad de Baiji (norte de Irak), este martes, 22 de octubre. EFE Un soldado iraquí apunta con su arma durante los enfrentamientos entre combatientes del Estado Islámico (EI) y las fuerzas iraquíes en las proximidades de la ciudad de Baiji (norte de Irak), este martes, 22 de octubre. EFE

Un soldado iraquí apunta con su arma durante los enfrentamientos entre combatientes del Estado Islámico (EI) y las fuerzas iraquíes en las proximidades de la ciudad de Baiji (norte de Irak), este martes, 22 de octubre. EFE

Un total de 17 de los 47 estados miembros del Consejo de Europa, entre ellos España, firmaron hoy en Riga el Protocolo adicional al Convenio para la Prevención del Terrorismo, cuyo objetivo es coordinar una respuesta penal para perseguir a los denominados "combatientes terroristas extranjeros".El protocolo ha sido elaborado ante del creciente número de personas que viajan a zonas en conflicto -en particular a Siria e Irak- para combatir en las filas de organizaciones yihadistas como el Estado Islámico (EI) y que regresan posteriormente a sus países de origen, algunos con intención de cometer atentados terroristas.Entre los firmantes de este anexo, que constituye "un enfoque paneuropeo en la lucha global contra el terrorismo", según dijo el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland, figura también la Unión Europea, que en la misma ceremonia suscribió el propio Convenio para la Prevención del Terrorismo.El objetivo es armonizar la legislación en Europa así como facilitar la cooperación entre estados, señaló el Consejo de Europa.Así, este anexo al convenio en vigor desde julio de 2007 tipifica como delito, por ejemplo, la participación en una asociación o grupo con fines terroristas, recibir adiestramiento, viajar al extranjero con fines terroristas y financiar u organizar traslados con este propósito.El protocolo constituye un marco legal vinculante para la implementación de la resolución 2178 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del 24 de septiembre de 2014, centrada en las actividades de los "combatientes terroristas extranjeros", e incluye la creación de un mecanismo para el intercambio de información las 24 horas del día.El documento, que quedó abierto a la firma del resto de países miembros, incluye "medidas legales sólidas para luchar contra el terrorismo", subrayó por su parte el presidente del comité de ministros del Consejo de Europa, el titular de Asuntos Exteriores bosnio, Igor Crnadak.El ministro, que aludió al "creciente fenómeno de los 'combatientes terroristas extranjeros'", subrayó el "trágico impacto" que han tenido sobre la sociedad los atentados registrados este año, entre los que nombró los de París, Copenhague y Ankara, y también el ataque perpetrado en la ciudad bosnia de Zvornik.Por otra parte, recordó la importancia de que los derechos humanos sean respetados, también en la lucha contra el terrorismo.En tanto, Edgars Rinkevics, titular de Asuntos Exteriores de Letonia, país anfitrión de la conferencia internacional sobre "combatientes terroristas extranjeros" organizada con motivo de la firma del documento, calificó de "hito en la lucha contra el terrorismo" este texto, que pasa a llamarse Protocolo de Riga.La conferencia reúne a expertos gubernamentales y legisladores responsables de la prevención y la lucha contra el terrorismo, así como a representantes de organizaciones internacionales y académicos con el fin de discutir los beneficios de este Protocolo Adicional y el desafío que representan los "combatientes terroristas extranjeros".

Un total de 17 de los 47 estados miembros del Consejo de Europa, entre ellos España, firmaron hoy en Riga el Protocolo adicional al Convenio para la Prevención del Terrorismo, cuyo objetivo es coordinar una respuesta penal para perseguir a los denominados "combatientes terroristas extranjeros".El protocolo ha sido elaborado ante del creciente número de personas que viajan a zonas en conflicto -en particular a Siria e Irak- para combatir en las filas de organizaciones yihadistas como el Estado Islámico (EI) y que regresan posteriormente a sus países de origen, algunos con intención de cometer atentados terroristas.Entre los firmantes de este anexo, que constituye "un enfoque paneuropeo en la lucha global contra el terrorismo", según dijo el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland, figura también la Unión Europea, que en la misma ceremonia suscribió el propio Convenio para la Prevención del Terrorismo.El objetivo es armonizar la legislación en Europa así como facilitar la cooperación entre estados, señaló el Consejo de Europa.Así, este anexo al convenio en vigor desde julio de 2007 tipifica como delito, por ejemplo, la participación en una asociación o grupo con fines terroristas, recibir adiestramiento, viajar al extranjero con fines terroristas y financiar u organizar traslados con este propósito.El protocolo constituye un marco legal vinculante para la implementación de la resolución 2178 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del 24 de septiembre de 2014, centrada en las actividades de los "combatientes terroristas extranjeros", e incluye la creación de un mecanismo para el intercambio de información las 24 horas del día.El documento, que quedó abierto a la firma del resto de países miembros, incluye "medidas legales sólidas para luchar contra el terrorismo", subrayó por su parte el presidente del comité de ministros del Consejo de Europa, el titular de Asuntos Exteriores bosnio, Igor Crnadak.El ministro, que aludió al "creciente fenómeno de los 'combatientes terroristas extranjeros'", subrayó el "trágico impacto" que han tenido sobre la sociedad los atentados registrados este año, entre los que nombró los de París, Copenhague y Ankara, y también el ataque perpetrado en la ciudad bosnia de Zvornik.Por otra parte, recordó la importancia de que los derechos humanos sean respetados, también en la lucha contra el terrorismo.En tanto, Edgars Rinkevics, titular de Asuntos Exteriores de Letonia, país anfitrión de la conferencia internacional sobre "combatientes terroristas extranjeros" organizada con motivo de la firma del documento, calificó de "hito en la lucha contra el terrorismo" este texto, que pasa a llamarse Protocolo de Riga.La conferencia reúne a expertos gubernamentales y legisladores responsables de la prevención y la lucha contra el terrorismo, así como a representantes de organizaciones internacionales y académicos con el fin de discutir los beneficios de este Protocolo Adicional y el desafío que representan los "combatientes terroristas extranjeros".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios