El ministro brasileño de Exteriores se entrevistará en Ramala con Mahmud Abás

El ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Antonio Patriota, sigue hoy su gira por Oriente Medio con una visita a Ramala en la que se entrevistará con el presidente palestino, Mahmud Abás.En su segundo día de agenda oficial en la zona, también celebrará reuniones de trabajo con el primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad, el titular de Asuntos Exteriores, Riad Malki, y el negociador Saeb Erekat.Antes de su último encuentro en Ramala efectuará la protocolaria ofrenda floral ante la tumba del histórico líder palestino Yaser Arafat y visitará la Calle Brasil, adjunta a la Muqata e inaugurada por el entonces presidente Inácio Lula da Silva en marzo de 2010.Por la tarde, a su regreso a Jerusalén, tendrá un encuentro con representantes de organizaciones no gubernamentales israelíes y palestinas, según el programa de la visita.El canciller brasileño, que llegó el viernes a la región, debía cruzar hoy de mañana a territorio palestino por el paso de Betania, al sur de Ramala.En la primera visita de un ministro de Asuntos Exteriores brasileño a la zona desde que Brasil reconoció a Palestina como estado a finales de 2010, Patriota ha defendido un mayor protagonismo de su país en Oriente Medio y como eventual mediador para la paz."Veremos a Brasil adoptando un alto perfil en línea con su peso económico y el hecho de que mantenemos relaciones amigables con todos los miembros de Naciones Unidas y no tenemos enemigos", expresó ayer al presidente israelí, Simón Peres, con quien comenzó su agenda de trabajo tras dos días de visita privada en los que visitó los lugares santos en Jerusalén y Belén.Para Patriota, Brasil está en una "situación única para escuchar a todas las partes y participar en los esfuerzos de la paz" entre israelíes y palestinos."Nos gustaría ver que la paz entre Israel y los palestinos avanza a un ritmo más rápido, pero parece que hay una parálisis en lo que algún día se denominó proceso de paz", consideró.A diferencia del jefe de la diplomacia brasileña, que recordó en sus encuentros varios asuntos de la agenda regional, sus interlocutores israelíes prefirieron centrarse en el programa nuclear de Irán.El ministro brasileño, que abandonará la zona mañana llegó a Israel el pasado viernes, cuando se trasladó a título privado al kibutz Bror Jail, cerca de la frontera con Gaza, donde residen principalmente emigrantes judíos de origen brasileño.

El ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Antonio Patriota, sigue hoy su gira por Oriente Medio con una visita a Ramala en la que se entrevistará con el presidente palestino, Mahmud Abás.En su segundo día de agenda oficial en la zona, también celebrará reuniones de trabajo con el primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad, el titular de Asuntos Exteriores, Riad Malki, y el negociador Saeb Erekat.Antes de su último encuentro en Ramala efectuará la protocolaria ofrenda floral ante la tumba del histórico líder palestino Yaser Arafat y visitará la Calle Brasil, adjunta a la Muqata e inaugurada por el entonces presidente Inácio Lula da Silva en marzo de 2010.Por la tarde, a su regreso a Jerusalén, tendrá un encuentro con representantes de organizaciones no gubernamentales israelíes y palestinas, según el programa de la visita.El canciller brasileño, que llegó el viernes a la región, debía cruzar hoy de mañana a territorio palestino por el paso de Betania, al sur de Ramala.En la primera visita de un ministro de Asuntos Exteriores brasileño a la zona desde que Brasil reconoció a Palestina como estado a finales de 2010, Patriota ha defendido un mayor protagonismo de su país en Oriente Medio y como eventual mediador para la paz."Veremos a Brasil adoptando un alto perfil en línea con su peso económico y el hecho de que mantenemos relaciones amigables con todos los miembros de Naciones Unidas y no tenemos enemigos", expresó ayer al presidente israelí, Simón Peres, con quien comenzó su agenda de trabajo tras dos días de visita privada en los que visitó los lugares santos en Jerusalén y Belén.Para Patriota, Brasil está en una "situación única para escuchar a todas las partes y participar en los esfuerzos de la paz" entre israelíes y palestinos."Nos gustaría ver que la paz entre Israel y los palestinos avanza a un ritmo más rápido, pero parece que hay una parálisis en lo que algún día se denominó proceso de paz", consideró.A diferencia del jefe de la diplomacia brasileña, que recordó en sus encuentros varios asuntos de la agenda regional, sus interlocutores israelíes prefirieron centrarse en el programa nuclear de Irán.El ministro brasileño, que abandonará la zona mañana llegó a Israel el pasado viernes, cuando se trasladó a título privado al kibutz Bror Jail, cerca de la frontera con Gaza, donde residen principalmente emigrantes judíos de origen brasileño.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios