Francia no enviará tropas a Mali si se aprueba en la ONU una intervención

El presidente de Francia, François Hollande, confía en que el Consejo de Seguridad de la ONU pueda aprobar "en los próximos días" una resolución para una intervención africana en Mali que no incluiría el envío de tropas francesas."Francia no intervendrá" con sus tropas, aseguró en una entrevista concedida a "Radio Francia Internacional (RFI)", "France 24" y "TVMonde" Hollande, quien subrayó que le corresponde a los Estados africanos y al propio Mali decidir cómo solucionar la crisis del norte del país, controlado desde el pasado julio por grupos radicales islámicos.En caso de que prospere esa resolución que Francia defenderá en nombre "de la paz y los derechos humanos" y que París confía en que no veten ni Moscú ni Pekín, Hollande sí que está dispuesto a que su país aporte apoyo logístico, material y formación."Seremos respetuosos con la legalidad internacional. Si nos piden nuestro apoyo logístico o material, lo aportaremos, pero no habrá tropas francesas sobre el terreno de una manera u otra", agregó Hollande, quien no preciso sí París estaría dispuesto a contribuir con apoyo militar aéreo porque aún no lo ha solicitado nadie."Les corresponde a los africanos decidir" y "a la CEDAO (Comunidad Económica de Estados de África Occidental) organizar esa fuerza", insistió Hollande.El presidente se sirvió de la retórica para descartar la posibilidad de dialogar "con los terroristas que se han instalado en el norte de Mali, que imponen la ley 'sharia' (ley islámico), que cortan manos y destruyen monumentos hasta entonces considerados Patrimonio de la Humanidad" o con el grupo terrorista AQMI (Al Qaeda del Magreb Islámico), pero no descartó entablar conversaciones con "fuerzas políticas laicas".El objetivo de Francia, en cualquier caso, es "estabilizar esa región" para que "pueda volver a tener una vida normal", agregó el presidente galo, que incidió en la necesidad de insistir en la lucha contra el terrorismo en esa región de África."Hay que cortarles el paso a los terroristas" porque si se deja a AQMI prosperar en el Sahel se pone en riesgo a Francia.Hollande, que visitará el viernes Dakar y el sábado intervendrá en Kinshasa en la XIV Cumbre de la Francofonía, agregó que Francia hace todo lo que está en su mano para obtener la liberación de los seis ciudadanos franceses secuestrados en el desierto del Sahel."Tenemos dos deberes, liberar a nuestros rehenes y librar a Mali del terrorismo, y no son contradictorios".

El presidente de Francia, François Hollande, confía en que el Consejo de Seguridad de la ONU pueda aprobar "en los próximos días" una resolución para una intervención africana en Mali que no incluiría el envío de tropas francesas."Francia no intervendrá" con sus tropas, aseguró en una entrevista concedida a "Radio Francia Internacional (RFI)", "France 24" y "TVMonde" Hollande, quien subrayó que le corresponde a los Estados africanos y al propio Mali decidir cómo solucionar la crisis del norte del país, controlado desde el pasado julio por grupos radicales islámicos.En caso de que prospere esa resolución que Francia defenderá en nombre "de la paz y los derechos humanos" y que París confía en que no veten ni Moscú ni Pekín, Hollande sí que está dispuesto a que su país aporte apoyo logístico, material y formación."Seremos respetuosos con la legalidad internacional. Si nos piden nuestro apoyo logístico o material, lo aportaremos, pero no habrá tropas francesas sobre el terreno de una manera u otra", agregó Hollande, quien no preciso sí París estaría dispuesto a contribuir con apoyo militar aéreo porque aún no lo ha solicitado nadie."Les corresponde a los africanos decidir" y "a la CEDAO (Comunidad Económica de Estados de África Occidental) organizar esa fuerza", insistió Hollande.El presidente se sirvió de la retórica para descartar la posibilidad de dialogar "con los terroristas que se han instalado en el norte de Mali, que imponen la ley 'sharia' (ley islámico), que cortan manos y destruyen monumentos hasta entonces considerados Patrimonio de la Humanidad" o con el grupo terrorista AQMI (Al Qaeda del Magreb Islámico), pero no descartó entablar conversaciones con "fuerzas políticas laicas".El objetivo de Francia, en cualquier caso, es "estabilizar esa región" para que "pueda volver a tener una vida normal", agregó el presidente galo, que incidió en la necesidad de insistir en la lucha contra el terrorismo en esa región de África."Hay que cortarles el paso a los terroristas" porque si se deja a AQMI prosperar en el Sahel se pone en riesgo a Francia.Hollande, que visitará el viernes Dakar y el sábado intervendrá en Kinshasa en la XIV Cumbre de la Francofonía, agregó que Francia hace todo lo que está en su mano para obtener la liberación de los seis ciudadanos franceses secuestrados en el desierto del Sahel."Tenemos dos deberes, liberar a nuestros rehenes y librar a Mali del terrorismo, y no son contradictorios".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios