Galicia y el País Vasco enfilan la recta final para las elecciones

Galicia y el País Vasco entraron hoy en la recta final de las elecciones regionales del próximo domingo, en las que los sondeos vaticina un holgado triunfo del Partido Popular (PP) en la comunidad gallega y más ajustado de los nacionalistas vascos.Los principales líderes políticos, tanto a nivel nacional como regional, se emplean a fondo a falta de cuatro días para el cierre de la campaña electoral de unos comicios que serán los primeros que se celebrarán tras la victoria del Partido Popular en las elecciones generales del pasado 20 de noviembre que llevaron al Gobierno al líder conservador Mariano Rajoy.Las encuestas publicadas por distintos medios coinciden en vaticinar una cómoda victoria del PP en Galicia, donde el presidente regional, Alberto Núñez Feijóo, revalidaría su mandato.En el País Vasco, si se confirman las encuestas, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) ganaría los comicios sin mayoría suficiente y con una fuerte representación en la cámara regional de los independentistas de EH Bildu, que se presentan por primera vez.La última encuesta publicada el pasado 5 de octubre por el organismo público Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), vaticinaba, en el caso de Galicia, una distancia de 11,5 puntos entre el PP y el Partido Socialista, el principal de la oposición en esa comunidad autónoma del noroeste español.El Partido Popular gallego que encabeza el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, obtendría 38 de los 75 escaños del Parlamento regional, mientras que los socialistas tendrían entre 23 y 24 diputados.El Bloque Nacionalista Galego (BNG) sumaría entre 13 y 12 escaños.En el País Vasco, según los datos del CIS, el PNV, que presenta como candidato a lehendakari (presidente regional) a Íñigo Urkullu, ganaría las elecciones al obtener 27 de los 75 escaños del Parlamento, pero lejos de la mayoría absoluta (38 diputados), lo que le obligaría a pactar con otras fuerzas.La coalición independentista EH Bildu conseguiría entre 21 y 22 diputados, mientras que el Partido Socialista, que gobierna en la actualidad esta región, sumaría 14 diputados y el PP entre 9 y 10 escaños.Las elecciones en Galicia, tradicionalmente muy ligada al Partido Popular, son consideradas por los analistas de relevancia para el Gobierno de Rajoy, por el espaldarazo que supondría que su partido revalide allí la mayoría absoluta pese a la crisis económica que atraviesa el país.Al ser los primeros comicios de la etapa Rajoy, se ven como una prueba para medir un eventual desgaste del Ejecutivo que para reducir el déficit público, como exige la Unión Europea, ha acometido fuertes recortes.En el caso del País Vasco, serán además los primeros que se celebran sin la amenaza directa de la organización terrorista ETA, que el 20 de octubre de 2011 anunció "el cese definitivo de su actividad armada" tras décadas de violencia.En las últimas elecciones, el PNV fue la fuerza más votada, con 30 escaños, pero al sumar sus diputados los socialistas y el PP, lograron por primera vez una mayoría no nacionalista en esa comunidad autónoma con el socialista Patxi López como presidente.Los comicios regionales gallegos y vascos se celebrarán un mes antes de las elecciones en Cataluña, que fueron adelantadas al 25 de noviembre por el presidente regional, el nacionalista Artur Mas, que anunció asimismo la apertura de un proceso para que los catalanes puedan pronunciarse sobre su estatus futuro en relación con España.El anuncio de Mas de que promoverá la celebración de un referéndum en la próxima legislatura ha abierto un gran debate político, telón de fondo en el que transcurre en paralelo la campaña electoral en Galicia y el País Vasco, junto con la crisis económica.Hoy, el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, advirtió de que si el PNV se siente reforzado por las elecciones el domingo "impulsará un referéndum sobre el Estado vasco".

Galicia y el País Vasco entraron hoy en la recta final de las elecciones regionales del próximo domingo, en las que los sondeos vaticina un holgado triunfo del Partido Popular (PP) en la comunidad gallega y más ajustado de los nacionalistas vascos.Los principales líderes políticos, tanto a nivel nacional como regional, se emplean a fondo a falta de cuatro días para el cierre de la campaña electoral de unos comicios que serán los primeros que se celebrarán tras la victoria del Partido Popular en las elecciones generales del pasado 20 de noviembre que llevaron al Gobierno al líder conservador Mariano Rajoy.Las encuestas publicadas por distintos medios coinciden en vaticinar una cómoda victoria del PP en Galicia, donde el presidente regional, Alberto Núñez Feijóo, revalidaría su mandato.En el País Vasco, si se confirman las encuestas, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) ganaría los comicios sin mayoría suficiente y con una fuerte representación en la cámara regional de los independentistas de EH Bildu, que se presentan por primera vez.La última encuesta publicada el pasado 5 de octubre por el organismo público Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), vaticinaba, en el caso de Galicia, una distancia de 11,5 puntos entre el PP y el Partido Socialista, el principal de la oposición en esa comunidad autónoma del noroeste español.El Partido Popular gallego que encabeza el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, obtendría 38 de los 75 escaños del Parlamento regional, mientras que los socialistas tendrían entre 23 y 24 diputados.El Bloque Nacionalista Galego (BNG) sumaría entre 13 y 12 escaños.En el País Vasco, según los datos del CIS, el PNV, que presenta como candidato a lehendakari (presidente regional) a Íñigo Urkullu, ganaría las elecciones al obtener 27 de los 75 escaños del Parlamento, pero lejos de la mayoría absoluta (38 diputados), lo que le obligaría a pactar con otras fuerzas.La coalición independentista EH Bildu conseguiría entre 21 y 22 diputados, mientras que el Partido Socialista, que gobierna en la actualidad esta región, sumaría 14 diputados y el PP entre 9 y 10 escaños.Las elecciones en Galicia, tradicionalmente muy ligada al Partido Popular, son consideradas por los analistas de relevancia para el Gobierno de Rajoy, por el espaldarazo que supondría que su partido revalide allí la mayoría absoluta pese a la crisis económica que atraviesa el país.Al ser los primeros comicios de la etapa Rajoy, se ven como una prueba para medir un eventual desgaste del Ejecutivo que para reducir el déficit público, como exige la Unión Europea, ha acometido fuertes recortes.En el caso del País Vasco, serán además los primeros que se celebran sin la amenaza directa de la organización terrorista ETA, que el 20 de octubre de 2011 anunció "el cese definitivo de su actividad armada" tras décadas de violencia.En las últimas elecciones, el PNV fue la fuerza más votada, con 30 escaños, pero al sumar sus diputados los socialistas y el PP, lograron por primera vez una mayoría no nacionalista en esa comunidad autónoma con el socialista Patxi López como presidente.Los comicios regionales gallegos y vascos se celebrarán un mes antes de las elecciones en Cataluña, que fueron adelantadas al 25 de noviembre por el presidente regional, el nacionalista Artur Mas, que anunció asimismo la apertura de un proceso para que los catalanes puedan pronunciarse sobre su estatus futuro en relación con España.El anuncio de Mas de que promoverá la celebración de un referéndum en la próxima legislatura ha abierto un gran debate político, telón de fondo en el que transcurre en paralelo la campaña electoral en Galicia y el País Vasco, junto con la crisis económica.Hoy, el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, advirtió de que si el PNV se siente reforzado por las elecciones el domingo "impulsará un referéndum sobre el Estado vasco".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios