El Gobierno británico promete ahorrar 12.400 millones de euros más en prestaciones sociales

El ministro británico de Economía, George Osborne, prometió hoy recortar en otros 10.000 millones de libras (12.400 millones de euros) el gasto en prestaciones sociales en el Reino Unido para 2016-17, como mecanismo para reducir el déficit.En su intervención ante el congreso anual del Partido Conservador, que se celebra hasta el miércoles en Birmingham (centro de Inglaterra), Osborne indicó que estudia eliminar las ayudas a las familias numerosas así como las subvenciones a la vivienda para menores de 25 años.Estos recortes se sumarían a la reducción de 18.000 millones de libras (22.300 millones de euros) de la factura social anunciada en 2010, que ha afectado a los subsidios y las pensiones y ha supuesto cientos de miles de despidos en el sector público.En su discurso ante los militantes "tories", el ministro insistió en que, aunque las personas más acaudaladas deben cargar con el peso de la crisis, "es justo" que se reparta entre toda la población, incluidos los ciudadanos dependientes del Estado.Así, se comprometió a limitar los ingresos de los ciudadanos que reciben subsidios sociales -desempleados, jóvenes, madres solteras, discapacitados o familias numerosas con bajos ingresos-, de manera que "no superen los que reciben sus conciudadanos que salgan a trabajar".Al tiempo que anunció la reducción de las ayudas sociales, lo que fue inmediatamente criticado por las organizaciones de beneficencia, Osborne descartó subir los impuestos a las rentas altas.También desechó la idea de aplicar un impuesto a las mansiones de más de dos millones de libras (2,47 millones de euros), auspiciada por los liberaldemócratas, socios en el Gobierno de coalición.Así, el ministro dijo que, para incrementar los mermados ingresos fiscales, el Gobierno combatirá "sin piedad" la evasión de impuestos y penalizará a quienes intenten eludir su pago mediante maniobras contables."Acabaremos lo que hemos empezado", afirmó Osborne ante sus correligionarios, en alusión al plan del Gobierno de David Cameron de reducir el déficit y el endeudamiento mediante la reducción del tamaño del Estado.

El ministro británico de Economía, George Osborne, prometió hoy recortar en otros 10.000 millones de libras (12.400 millones de euros) el gasto en prestaciones sociales en el Reino Unido para 2016-17, como mecanismo para reducir el déficit.En su intervención ante el congreso anual del Partido Conservador, que se celebra hasta el miércoles en Birmingham (centro de Inglaterra), Osborne indicó que estudia eliminar las ayudas a las familias numerosas así como las subvenciones a la vivienda para menores de 25 años.Estos recortes se sumarían a la reducción de 18.000 millones de libras (22.300 millones de euros) de la factura social anunciada en 2010, que ha afectado a los subsidios y las pensiones y ha supuesto cientos de miles de despidos en el sector público.En su discurso ante los militantes "tories", el ministro insistió en que, aunque las personas más acaudaladas deben cargar con el peso de la crisis, "es justo" que se reparta entre toda la población, incluidos los ciudadanos dependientes del Estado.Así, se comprometió a limitar los ingresos de los ciudadanos que reciben subsidios sociales -desempleados, jóvenes, madres solteras, discapacitados o familias numerosas con bajos ingresos-, de manera que "no superen los que reciben sus conciudadanos que salgan a trabajar".Al tiempo que anunció la reducción de las ayudas sociales, lo que fue inmediatamente criticado por las organizaciones de beneficencia, Osborne descartó subir los impuestos a las rentas altas.También desechó la idea de aplicar un impuesto a las mansiones de más de dos millones de libras (2,47 millones de euros), auspiciada por los liberaldemócratas, socios en el Gobierno de coalición.Así, el ministro dijo que, para incrementar los mermados ingresos fiscales, el Gobierno combatirá "sin piedad" la evasión de impuestos y penalizará a quienes intenten eludir su pago mediante maniobras contables."Acabaremos lo que hemos empezado", afirmó Osborne ante sus correligionarios, en alusión al plan del Gobierno de David Cameron de reducir el déficit y el endeudamiento mediante la reducción del tamaño del Estado.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios