El Gobierno holandés defiende la legalidad del Gobierno interino en Curazao

El exprimer ministro de Curazao Gerrit Schotte calificó hoy de "inconstitucional" al Gobierno provisional que asumió este fin de semana en la isla caribeña y aseguró que ganará las elecciones del 19 de octubre con mayoría para gobernar "sin imposiciones de Holanda".En una entrevista telefónica con Efe, Schotte, que este domingo había denunciado que un "golpe de estado" urdido por la oposición con la ayuda de Holanda le había dejado fuera del poder, confirmó que abandonó el Palacio Presidencial el domingo por la noche, aunque subrayó que "constitucionalmente" sigue siendo primer ministro.Tras calificar de "inconstitucional" al nuevo Gobierno, encabezado por Stanley Betrain, acusó al gobernador Frits Goedgedrag de actuar al dictado de Holanda y dirigir los movimientos desde que él mismo disolviera el 3 de agosto el Parlamento al perder la mayoría y convocara elecciones anticipadas para el 19 de octubre.El exprimer ministro explicó que a sus oponentes políticos, del Partido de las Antillas Reconstituido (PAR), "les cayó muy mal" esa decisión."Ellos creían que iban a formar mayoría en el parlamento y poner un nuevo gobierno y no fue así", enfatizó Schotte, quien negó las acusaciones del PAR de que tras haber disuelto el parlamento incumplió el compromiso de gobernar solo para resolver asuntos pendientes y se dedicó a usar fondos públicos en nuevos proyectos.Aseguró que desde que disolvió el legislativo se dedicó a tramitar asuntos que estaban en marcha, sin emprender nuevas acciones. "Un gobierno dimisionario se mantiene hasta las elecciones", aseveró.El exprimer ministro, quien hoy permanecía en la sede de su movimiento político, abandonó el Palacio Presidencial anoche para acudir en apoyo de tres senadores de su partido que denunciaban en una conferencia de prensa que la oposición trató de sobornarles con 425.000 dólares "para que cambiaran de bando".Esta denuncia fue trasladada al Ministerio Público, del que Schotte dijo que tiene "dos formas de medir" y que "no está haciendo caso" a estas acusaciones.También denunció que tras su victoria en las elecciones de 2010, el gobierno anterior logró el traspaso de competencias de Justicia y Finanzas en favor de las autoridades de Holanda, que durante sus 23 meses de gestión han tratado de "aparentar que el Gobierno estaba en una situación financiera imposible de manejar"."¡Y no es cierto!", exclamó.Schotte indicó que a partir del 19 de octubre, su formación, Movimiento Futuro Curazao (MFK, por sus siglas en papiamento, idioma oficial) "tendrá una mayoría" y gobernará "sin imposiciones de Holanda".A sus oponentes, de quienes recordó que perdieron el poder que ocuparon durante 16 años con su llegada al gobierno, les acusó también de intervenir el servicio de inteligencia para organizar campañas calumniosas en su contra. "Y eso no puede ser", apostilló.Al mismo tiempo indicó que todas las decisiones que tome el nuevo gobierno, al que calificó de "golpista", serán inconstitucionales "y van a ser anuladas, porque nacen de la imposición".Schotte, quien expresó su confianza en el apoyo internacional a sus denuncias, dijo que ha recibido mensajes de apoyo de gobiernos de Haití, Bahamas, Venezuela, Colombia y de otros países del Caribe.El Gobierno de Holanda defendió hoy la legalidad del Gobierno interino en Curazao y recordó la responsabilidad de éste a la hora de garantizar el orden en las próximas elecciones convocadas para el 19 de octubre en ese país caribeño."El Gobierno interino tiene un papel muy importante (...) a la hora de garantizar el orden en las elecciones del 19 de octubre, cuando la población de Curazao tendrá la oportunidad de determinar la constelación política" de un nuevo Gobierno, indicó en un comunicado el Ejecutivo holandés en funciones.A las acusaciones del ex primer ministro de Curazao, Gerrit Shotte, de que Holanda habría consentido un intento de golpe de Estado en ese país, el Gobierno holandés indicó que lo que ha ocurrido es que "se le ha retirado la confianza" al mandatario, lo cual "entra en las reglas de un Estado democrático".En un comunicado difundido hoy en Willemstad, la capital de la isla, la Asociación de la Comunidad Empresarial de Curazao señaló que el gobernador Goedgedrag actuó correctamente y que Schotte, por el contrario, hace mal al criticar y no respetar su decisión."Un llamamiento a la resistencia, que podría llevar a disturbios de orden público, es fundamentalmente una equivocación. El daño que Curazao ya ha sufrido debido a esta crisis constitucional podría empeorar y eso no sería beneficioso para el país", advirtieron.Curazao es un territorio autónomo de Holanda, con una superficie aproximada de 444 kilómetros cuadrados, situado a unos 50 kilómetros de la costa occidental de Venezuela y con unos 150.000 habitantes.

El exprimer ministro de Curazao Gerrit Schotte calificó hoy de "inconstitucional" al Gobierno provisional que asumió este fin de semana en la isla caribeña y aseguró que ganará las elecciones del 19 de octubre con mayoría para gobernar "sin imposiciones de Holanda".En una entrevista telefónica con Efe, Schotte, que este domingo había denunciado que un "golpe de estado" urdido por la oposición con la ayuda de Holanda le había dejado fuera del poder, confirmó que abandonó el Palacio Presidencial el domingo por la noche, aunque subrayó que "constitucionalmente" sigue siendo primer ministro.Tras calificar de "inconstitucional" al nuevo Gobierno, encabezado por Stanley Betrain, acusó al gobernador Frits Goedgedrag de actuar al dictado de Holanda y dirigir los movimientos desde que él mismo disolviera el 3 de agosto el Parlamento al perder la mayoría y convocara elecciones anticipadas para el 19 de octubre.El exprimer ministro explicó que a sus oponentes políticos, del Partido de las Antillas Reconstituido (PAR), "les cayó muy mal" esa decisión."Ellos creían que iban a formar mayoría en el parlamento y poner un nuevo gobierno y no fue así", enfatizó Schotte, quien negó las acusaciones del PAR de que tras haber disuelto el parlamento incumplió el compromiso de gobernar solo para resolver asuntos pendientes y se dedicó a usar fondos públicos en nuevos proyectos.Aseguró que desde que disolvió el legislativo se dedicó a tramitar asuntos que estaban en marcha, sin emprender nuevas acciones. "Un gobierno dimisionario se mantiene hasta las elecciones", aseveró.El exprimer ministro, quien hoy permanecía en la sede de su movimiento político, abandonó el Palacio Presidencial anoche para acudir en apoyo de tres senadores de su partido que denunciaban en una conferencia de prensa que la oposición trató de sobornarles con 425.000 dólares "para que cambiaran de bando".Esta denuncia fue trasladada al Ministerio Público, del que Schotte dijo que tiene "dos formas de medir" y que "no está haciendo caso" a estas acusaciones.También denunció que tras su victoria en las elecciones de 2010, el gobierno anterior logró el traspaso de competencias de Justicia y Finanzas en favor de las autoridades de Holanda, que durante sus 23 meses de gestión han tratado de "aparentar que el Gobierno estaba en una situación financiera imposible de manejar"."¡Y no es cierto!", exclamó.Schotte indicó que a partir del 19 de octubre, su formación, Movimiento Futuro Curazao (MFK, por sus siglas en papiamento, idioma oficial) "tendrá una mayoría" y gobernará "sin imposiciones de Holanda".A sus oponentes, de quienes recordó que perdieron el poder que ocuparon durante 16 años con su llegada al gobierno, les acusó también de intervenir el servicio de inteligencia para organizar campañas calumniosas en su contra. "Y eso no puede ser", apostilló.Al mismo tiempo indicó que todas las decisiones que tome el nuevo gobierno, al que calificó de "golpista", serán inconstitucionales "y van a ser anuladas, porque nacen de la imposición".Schotte, quien expresó su confianza en el apoyo internacional a sus denuncias, dijo que ha recibido mensajes de apoyo de gobiernos de Haití, Bahamas, Venezuela, Colombia y de otros países del Caribe.El Gobierno de Holanda defendió hoy la legalidad del Gobierno interino en Curazao y recordó la responsabilidad de éste a la hora de garantizar el orden en las próximas elecciones convocadas para el 19 de octubre en ese país caribeño."El Gobierno interino tiene un papel muy importante (...) a la hora de garantizar el orden en las elecciones del 19 de octubre, cuando la población de Curazao tendrá la oportunidad de determinar la constelación política" de un nuevo Gobierno, indicó en un comunicado el Ejecutivo holandés en funciones.A las acusaciones del ex primer ministro de Curazao, Gerrit Shotte, de que Holanda habría consentido un intento de golpe de Estado en ese país, el Gobierno holandés indicó que lo que ha ocurrido es que "se le ha retirado la confianza" al mandatario, lo cual "entra en las reglas de un Estado democrático".En un comunicado difundido hoy en Willemstad, la capital de la isla, la Asociación de la Comunidad Empresarial de Curazao señaló que el gobernador Goedgedrag actuó correctamente y que Schotte, por el contrario, hace mal al criticar y no respetar su decisión."Un llamamiento a la resistencia, que podría llevar a disturbios de orden público, es fundamentalmente una equivocación. El daño que Curazao ya ha sufrido debido a esta crisis constitucional podría empeorar y eso no sería beneficioso para el país", advirtieron.Curazao es un territorio autónomo de Holanda, con una superficie aproximada de 444 kilómetros cuadrados, situado a unos 50 kilómetros de la costa occidental de Venezuela y con unos 150.000 habitantes.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios