Irán escenifica su apoyo a Siria con la visita del ministro de Exteriores antes de Ginebra 2

Fotografía facilitada por la Agencia de Noticias Árabe Siria (SANA) que muestra al presidente sirio, Bachar al Asad (C-dcha), durante la reunión mantenida con el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamed Yavad Zarif (c-izq), en Damasco (Siria) hoy. EF Galería
El presidente del Parlamento sirio Mohammad Jihad al-Laham (izda) conversa hoy con el ministro iraní de Exteriores Mohammad Javad Zarif, en Damasco, Siria. EFE Galería

Fotografía facilitada por la Agencia de Noticias Árabe Siria (SANA) que muestra al presidente sirio, Bachar al Asad (C-dcha), durante la reunión mantenida con el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamed Yavad Zarif (c-izq), en Damasco (Siria) hoy. EF

Irán expresó hoy su apoyo al régimen sirio con una visita a Damasco de su ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, quien trasmitió su respaldo al presidente sirio, Bachar al Asad, días antes de la celebración de una conferencia de paz en Ginebra sobre Siria.Durante la reunión con el mandatario, el jefe de la diplomacia iraní manifestó el apoyo de su país "al liderazgo y al pueblo sirio en la búsqueda del éxito de la conferencia de Ginebra 2", informó la televisión oficial.Zarif reiteró que la solución al conflicto en Siria está en manos del pueblo sirio, ya que es el único legitimado para decidir el futuro de su territorio.También mostró el interés de la República Islámica en unificar los esfuerzos entre los países de Oriente Medio para hacer frente a los desafíos y combatir el terrorismo, además de conseguir la seguridad y la estabilidad.Por su parte, Al Asad advirtió contra el pensamiento radical wahabí (corriente radical suní originaria de Arabia Saudí), que "se ha convertido en una amenaza para todo el mundo, no solo para los estados de la región", según un comunicado de la Presidencia siria.En ese sentido, el jefe de Estado aseguró que "tanto el pueblo sirio como otros pueblos en Oriente Medio se han dado cuenta del peligro del enfoque wahabí y deberían contribuir a hacerle frente y eliminarlo de raíz".La nota precisó que la reunión, en la que estuvieron presentes otros responsables como el ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, estuvo centrada en los retos que afronta la región, de los que el principal es "el terrorismo y el pensamiento radical".Junto a Rusia, Irán es uno de los principales aliados del régimen de Damasco, que acusa a otros estados como Turquía, Arabia Saudí y Catar de respaldar a los terroristas, como las autoridades sirias denominan a los opositores.Durante su estancia en Siria, Zarif se entrevistó también con el primer ministro Wael al Halqi, con quien abordó asuntos económicos y vías para aumentar la cooperación bilateral en este ámbito, dijeron a Efe fuentes oficiales.El titular de Exteriores iraní llegó a primera hora de la mañana al aeropuerto internacional de Damasco, en el marco de una gira regional que le ha llevado en los últimos días al Líbano, Irak y Jordania.A su llegada a la capital, Zarif alentó a las partes sirias a luchar contra el terrorismo y el extremismo que "amenazan a todo el mundo".Explicó que el objetivo de su viaje es contribuir a que la conferencia de Ginebra, cuyo comienzo está previsto para el 22 de enero, tenga unos resultados "en interés del pueblo sirio".Irán no ha sido invitado a esa reunión por no apoyar el plan propuesto en 2012 en una primera reunión en la ciudad suiza, que establece la formación de un gobierno de transición que lidere la etapa interina.El régimen de Al Asad ha confirmado su participación en ese encuentro para "acabar con el terrorismo", aunque rechaza una hipotética marcha del presidente, tal y como pide la oposición.El próximo viernes, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, decidirá si asiste o no la conferencia, a la que ha amenazado con no acudir si continúan los ataques aéreos del Ejército, especialmente en Alepo.Tras su breve estancia en Siria, Zarif -en compañía del ministro sirio de Exteriores- visitará mañana y el viernes Moscú, donde ambos mantendrán contactos con su colega ruso, Serguéi Lavrov.La cancillería rusa insistió hoy en que Irán, como país que influye en la situación en Siria, debe participar en Ginebra 2.En una nota en su página web, el Ministerio ruso de Exteriores destacó que las posturas de Rusia e Irán "frente a la crisis siria coinciden en muchos aspectos, ante todo en que no hay alternativa a su arreglo pacífico".La semana pasada, el presidente iraní, Hasán Rohaní, advirtió en una conversación telefónica a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de que Ginebra 2 "fracasará" si no se incluye a Teherán en la lista de participantes.Estados Unidos considera posible la participación de Irán, siempre y cuando reconozca que el objetivo de la conferencia es el marcado en la reunión de Ginebra de junio de 2012, que pasa por la formación de un Gobierno provisional con poderes ejecutivos para gestionar la transición en Siria.

Irán expresó hoy su apoyo al régimen sirio con una visita a Damasco de su ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, quien trasmitió su respaldo al presidente sirio, Bachar al Asad, días antes de la celebración de una conferencia de paz en Ginebra sobre Siria.Durante la reunión con el mandatario, el jefe de la diplomacia iraní manifestó el apoyo de su país "al liderazgo y al pueblo sirio en la búsqueda del éxito de la conferencia de Ginebra 2", informó la televisión oficial.Zarif reiteró que la solución al conflicto en Siria está en manos del pueblo sirio, ya que es el único legitimado para decidir el futuro de su territorio.También mostró el interés de la República Islámica en unificar los esfuerzos entre los países de Oriente Medio para hacer frente a los desafíos y combatir el terrorismo, además de conseguir la seguridad y la estabilidad.Por su parte, Al Asad advirtió contra el pensamiento radical wahabí (corriente radical suní originaria de Arabia Saudí), que "se ha convertido en una amenaza para todo el mundo, no solo para los estados de la región", según un comunicado de la Presidencia siria.En ese sentido, el jefe de Estado aseguró que "tanto el pueblo sirio como otros pueblos en Oriente Medio se han dado cuenta del peligro del enfoque wahabí y deberían contribuir a hacerle frente y eliminarlo de raíz".La nota precisó que la reunión, en la que estuvieron presentes otros responsables como el ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, estuvo centrada en los retos que afronta la región, de los que el principal es "el terrorismo y el pensamiento radical".Junto a Rusia, Irán es uno de los principales aliados del régimen de Damasco, que acusa a otros estados como Turquía, Arabia Saudí y Catar de respaldar a los terroristas, como las autoridades sirias denominan a los opositores.Durante su estancia en Siria, Zarif se entrevistó también con el primer ministro Wael al Halqi, con quien abordó asuntos económicos y vías para aumentar la cooperación bilateral en este ámbito, dijeron a Efe fuentes oficiales.El titular de Exteriores iraní llegó a primera hora de la mañana al aeropuerto internacional de Damasco, en el marco de una gira regional que le ha llevado en los últimos días al Líbano, Irak y Jordania.A su llegada a la capital, Zarif alentó a las partes sirias a luchar contra el terrorismo y el extremismo que "amenazan a todo el mundo".Explicó que el objetivo de su viaje es contribuir a que la conferencia de Ginebra, cuyo comienzo está previsto para el 22 de enero, tenga unos resultados "en interés del pueblo sirio".Irán no ha sido invitado a esa reunión por no apoyar el plan propuesto en 2012 en una primera reunión en la ciudad suiza, que establece la formación de un gobierno de transición que lidere la etapa interina.El régimen de Al Asad ha confirmado su participación en ese encuentro para "acabar con el terrorismo", aunque rechaza una hipotética marcha del presidente, tal y como pide la oposición.El próximo viernes, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, decidirá si asiste o no la conferencia, a la que ha amenazado con no acudir si continúan los ataques aéreos del Ejército, especialmente en Alepo.Tras su breve estancia en Siria, Zarif -en compañía del ministro sirio de Exteriores- visitará mañana y el viernes Moscú, donde ambos mantendrán contactos con su colega ruso, Serguéi Lavrov.La cancillería rusa insistió hoy en que Irán, como país que influye en la situación en Siria, debe participar en Ginebra 2.En una nota en su página web, el Ministerio ruso de Exteriores destacó que las posturas de Rusia e Irán "frente a la crisis siria coinciden en muchos aspectos, ante todo en que no hay alternativa a su arreglo pacífico".La semana pasada, el presidente iraní, Hasán Rohaní, advirtió en una conversación telefónica a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de que Ginebra 2 "fracasará" si no se incluye a Teherán en la lista de participantes.Estados Unidos considera posible la participación de Irán, siempre y cuando reconozca que el objetivo de la conferencia es el marcado en la reunión de Ginebra de junio de 2012, que pasa por la formación de un Gobierno provisional con poderes ejecutivos para gestionar la transición en Siria.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios