Lavrov y Kerry deciden reunirse el 22 de enero en la conferencia de paz de Siria

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (izq.), y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, el pasado mes de octubre en el foro de Cooperación Económica Asia Pacífico en Bali. EFE/Archivo El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (izq.), y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, el pasado mes de octubre en el foro de Cooperación Económica Asia Pacífico en Bali. EFE/Archivo

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (izq.), y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, el pasado mes de octubre en el foro de Cooperación Económica Asia Pacífico en Bali. EFE/Archivo

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, acordaron hoy reunirse el próximo 22 de enero en Montreux en el marco de la primera jornada de la conferencia de paz sobre Siria, conocida como Ginebra 2.Por iniciativa estadounidense, Lavrov y Kerry mantuvieron una conversación telefónica sobre los preparativos de la conferencia que se celebrará en Suiza y la necesidad de aliviar la crisis humanitaria en el país árabe, informó la Cancillería rusa en un comunicado.Lavrov se reúne mañana, jueves, en Moscú con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, cuyo país aún espera ser invitado por la ONU para tomar parte en el foro.Rusia mantiene que la presencia de potencias regionales como Irán y Arabia Saudí es crucial para el éxito de la conferencia, y así se lo hizo saber el presidente ruso, Vladímir Putin, a su colega iraní, Hasán Rohaní, en una reciente conversación telefónica.Por su parte, Kerry aseguró esta semana tras reunirse con Lavrov en París que Teherán "es bienvenido" pero debe antes reconocer que el objetivo del encuentro es aplicar lo acordado en la reunión celebrada en junio de 2012 en Ginebra.Según el comunicado aprobado entonces, todas las partes se marcaron el objetivo de formar un Gobierno provisional en Siria con poderes ejecutivos para pilotar la transición en el país.A diferencia de Arabia Saudí, que ya ha recibido la invitación enviada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Teherán todavía no tiene el plácet oficial.A su vez, el portavoz de la Cancillería rusa, Alexandr Lukashévich, expresó hoy su inquietud por la incertidumbre sobre la participación de la oposición siria en la citada conferencia, lo que describió como el principal obstáculo para su celebración."Los preparativos de la conferencia internacional entran en su última fase, una fase de una gran responsabilidad. El Gobierno de Siria confirmó hace mucho tiempo su participación sin condiciones en tan importante foro", dijo.Precisamente, el ministro de Exteriores de Siria, Walid al Mualem, mantendrá el viernes consultas con las autoridades rusas en Moscú.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, acordaron hoy reunirse el próximo 22 de enero en Montreux en el marco de la primera jornada de la conferencia de paz sobre Siria, conocida como Ginebra 2.Por iniciativa estadounidense, Lavrov y Kerry mantuvieron una conversación telefónica sobre los preparativos de la conferencia que se celebrará en Suiza y la necesidad de aliviar la crisis humanitaria en el país árabe, informó la Cancillería rusa en un comunicado.Lavrov se reúne mañana, jueves, en Moscú con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, cuyo país aún espera ser invitado por la ONU para tomar parte en el foro.Rusia mantiene que la presencia de potencias regionales como Irán y Arabia Saudí es crucial para el éxito de la conferencia, y así se lo hizo saber el presidente ruso, Vladímir Putin, a su colega iraní, Hasán Rohaní, en una reciente conversación telefónica.Por su parte, Kerry aseguró esta semana tras reunirse con Lavrov en París que Teherán "es bienvenido" pero debe antes reconocer que el objetivo del encuentro es aplicar lo acordado en la reunión celebrada en junio de 2012 en Ginebra.Según el comunicado aprobado entonces, todas las partes se marcaron el objetivo de formar un Gobierno provisional en Siria con poderes ejecutivos para pilotar la transición en el país.A diferencia de Arabia Saudí, que ya ha recibido la invitación enviada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Teherán todavía no tiene el plácet oficial.A su vez, el portavoz de la Cancillería rusa, Alexandr Lukashévich, expresó hoy su inquietud por la incertidumbre sobre la participación de la oposición siria en la citada conferencia, lo que describió como el principal obstáculo para su celebración."Los preparativos de la conferencia internacional entran en su última fase, una fase de una gran responsabilidad. El Gobierno de Siria confirmó hace mucho tiempo su participación sin condiciones en tan importante foro", dijo.Precisamente, el ministro de Exteriores de Siria, Walid al Mualem, mantendrá el viernes consultas con las autoridades rusas en Moscú.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios