Lieberman se opone a cualquier acuerdo que permita el retorno de refugiados palestinos

El secretario de estado estadounidense, John Kerry (iz) estrecha la mano al ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman (d), el viernes en Jerusalén. EFE El secretario de estado estadounidense, John Kerry (iz) estrecha la mano al ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman (d), el viernes en Jerusalén. EFE

El secretario de estado estadounidense, John Kerry (iz) estrecha la mano al ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman (d), el viernes en Jerusalén. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigor Lieberman, se opondrá a cualquier acuerdo con los palestinos que incluya el derecho al retorno "de incluso un solo" refugiado, informó hoy la edición digital del diario Haaretz."No apoyaré ningún tratado de paz que permita el retorno de incluso un solo refugiado palestino a Israel", afirmó en un encuentro con diplomáticos israelíes acreditados ante otros gobiernos.Según el titular de Exteriores, "si aceptamos el derecho al retorno, la presión internacional se centrará sobre Israel".Además, calificó de "condición básica" la de incluir en cualquier tipo de acuerdo un intercambio territorial que deje del lado del futuro Estado palestino varias ciudades y pueblos árabes que desde 1948 están dentro de las fronteras reconocidas de Israel."Cuando hablo de canje territorial y de población me refiero al Triángulo y a Wadi Ara", precisó sobre dos zonas fronterizas con Cisjordania en la que la mayoría de la población es de origen palestino que tienen la ciudadanía israelí.Esta no es la primera vez que el actual jefe de la diplomacia israelí habla de la posibilidad de un canje de territorio y población y aseguró que no se trata de "expulsar" o "desterrar" a nadie, sino de "mover la línea fronteriza".La propuesta cuenta con la oposición de los propios afectados, que la tachan de racista, e incluso de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que no descarta un canje territorial con Israel pero quiere las tierras vacías.Por su parte, el ministro defiende que si el canje es para que la mayoría de los colonos judíos en Cisjordania (unos 230.000) queden del lado israelí, lo lógico es que los palestinos de poblaciones fronterizas (alrededor de 200.000) queden del lado del futuro Estado palestino.Lieberman, quien recientemente fue absuelto de un caso de corrupción, se mostró favorable a alcanzar un acuerdo global con los palestinos en las presentes conversaciones de paz impulsadas por el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, porque "cualquier otra oferta que tengamos de la comunidad internacional no será mejor".Kerry abandonó hoy la zona con destino a Arabia Saudí y Jordania tras varios encuentros con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abás, para avanzar en el diseño de un acuerdo marco que guíe las negociaciones de paz que comenzaron el pasado julio.En principio el secretario de Estado debe regresar esta noche a Jerusalén, y quizás aplace su regreso a EEUU hasta el lunes por la y tarde para volver a reunirse con ambos mandatarios.

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigor Lieberman, se opondrá a cualquier acuerdo con los palestinos que incluya el derecho al retorno "de incluso un solo" refugiado, informó hoy la edición digital del diario Haaretz."No apoyaré ningún tratado de paz que permita el retorno de incluso un solo refugiado palestino a Israel", afirmó en un encuentro con diplomáticos israelíes acreditados ante otros gobiernos.Según el titular de Exteriores, "si aceptamos el derecho al retorno, la presión internacional se centrará sobre Israel".Además, calificó de "condición básica" la de incluir en cualquier tipo de acuerdo un intercambio territorial que deje del lado del futuro Estado palestino varias ciudades y pueblos árabes que desde 1948 están dentro de las fronteras reconocidas de Israel."Cuando hablo de canje territorial y de población me refiero al Triángulo y a Wadi Ara", precisó sobre dos zonas fronterizas con Cisjordania en la que la mayoría de la población es de origen palestino que tienen la ciudadanía israelí.Esta no es la primera vez que el actual jefe de la diplomacia israelí habla de la posibilidad de un canje de territorio y población y aseguró que no se trata de "expulsar" o "desterrar" a nadie, sino de "mover la línea fronteriza".La propuesta cuenta con la oposición de los propios afectados, que la tachan de racista, e incluso de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que no descarta un canje territorial con Israel pero quiere las tierras vacías.Por su parte, el ministro defiende que si el canje es para que la mayoría de los colonos judíos en Cisjordania (unos 230.000) queden del lado israelí, lo lógico es que los palestinos de poblaciones fronterizas (alrededor de 200.000) queden del lado del futuro Estado palestino.Lieberman, quien recientemente fue absuelto de un caso de corrupción, se mostró favorable a alcanzar un acuerdo global con los palestinos en las presentes conversaciones de paz impulsadas por el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, porque "cualquier otra oferta que tengamos de la comunidad internacional no será mejor".Kerry abandonó hoy la zona con destino a Arabia Saudí y Jordania tras varios encuentros con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abás, para avanzar en el diseño de un acuerdo marco que guíe las negociaciones de paz que comenzaron el pasado julio.En principio el secretario de Estado debe regresar esta noche a Jerusalén, y quizás aplace su regreso a EEUU hasta el lunes por la y tarde para volver a reunirse con ambos mandatarios.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios