Merkel sufre un accidente de esquí y restringe su agenda tres semanas

La canciller alemana, Angela Merkel, y su marido Joachim Sauer pasean por la isla de Ischia (Italia) durante unas vacaciones. EFE/Archivo La canciller alemana, Angela Merkel, y su marido Joachim Sauer pasean por la isla de Ischia (Italia) durante unas vacaciones. EFE/Archivo

La canciller alemana, Angela Merkel, y su marido Joachim Sauer pasean por la isla de Ischia (Italia) durante unas vacaciones. EFE/Archivo

La canciller alemana, Angela Merkel, sufrió estas navidades un accidente cuando practicaba esquí de fondo en Suiza y se fracturó el anillo pélvico, lo que le obligará a suspender buena parte de su agenda de trabajo durante las próximas tres semanas.Merkel padece "una contusión grave asociada a una fractura incompleta en el anillo pélvico posterior izquierdo", informó hoy en rueda de prensa el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert,El accidente tuvo lugar antes de fin de año, cuando Merkel, de 59 años, aficionada al senderismo y la montaña, se cayó mientas practicaba esquí de fondo en el valle alpino de Engadina, cerca de Saint Moritz.En principio pensó que se trataba de una simple contusión, pero el pasado viernes, ya de regreso en Berlín, decidió acudir al médico.La canciller, que debía retomar esta semana el trabajo tras las vacaciones de Navidad, tenía previsto viajar el miércoles a Polonia y el jueves recibía al primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, dos citas ya anuladas.Tampoco se reunirá como estaba planeado esta semana con el jefe de la patronal alemana y su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), ha aplazado la convención con la que iba a iniciar el viernes el curso político, a la espera de que la canciller se recupere.No obstante, su portavoz ha indicado que presidirá la reunión del Consejo de ministros de este miércoles, una cita considerada importante a nivel interno ya que se espera la creación de una comisión gubernamental para analizar el impacto de la inmigración en Alemania, primer roce de la gran coalición de gobierno cerrada a finales de año.El levantamiento de las restricciones a rumanos y búlgaros para acceder al mercado laboral en la UE llevó a los conservadores bávaros de la CSU a pedir que se limitara el acceso de los inmigrantes a determinadas prestaciones sociales, proyecto criticado con dureza por los socialdemócratas.Merkel "mantiene totalmente la capacidad de actuar y de comunicarse", subrayó el portavoz para garantizar que la canciller seguirá trabajando desde casa.Por consejo médico, durante las próximas tres semanas deberá guardar reposo, a ser posible tumbada, y necesitará apoyos para andar.Mañana se esperan las primeras imágenes de la canciller tras su accidente, previsiblemente con muletas, ya que no ha sido cancelado el encuentro que cada inicio de año mantiene con los niños de las diferentes diócesis alemanas que, disfrazados de reyes magos, van cantando puerta a puerta en navidad.No será la primera que vez que los alemanes vean a su jefa de gobierno con muletas; en marzo de 2011 Merkel se operó el menisco de la rodilla izquierda y también necesitó de ellas varios días para caminar.En aquella ocasión, no obstante, su agenda no se vio alterada.Seibert explicó que Merkel intentará celebrar en Berlín, sede de la Cancillería, alguno de los actos previstos en su agenda, aunque no quiso adelantar acontecimientos mientras dura la convalecencia.No ofreció tampoco muchos detalles sobre el accidente, salvo que, dado que practicaba esquí de fondo, se da por hecho que no iba a mucha velocidad cuando cayó.La noticia acaparó de inmediato la atención de todos los medios de comunicación germanos, que, no obstante, siguieron minuto a minuto un día más la evolución del heptacampeón mundial de Fórmula Uno Michael Schumacher, ingresado en estado crítico en Grenoble (Francia) también tras un accidente de esquí.

La canciller alemana, Angela Merkel, sufrió estas navidades un accidente cuando practicaba esquí de fondo en Suiza y se fracturó el anillo pélvico, lo que le obligará a suspender buena parte de su agenda de trabajo durante las próximas tres semanas.Merkel padece "una contusión grave asociada a una fractura incompleta en el anillo pélvico posterior izquierdo", informó hoy en rueda de prensa el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert,El accidente tuvo lugar antes de fin de año, cuando Merkel, de 59 años, aficionada al senderismo y la montaña, se cayó mientas practicaba esquí de fondo en el valle alpino de Engadina, cerca de Saint Moritz.En principio pensó que se trataba de una simple contusión, pero el pasado viernes, ya de regreso en Berlín, decidió acudir al médico.La canciller, que debía retomar esta semana el trabajo tras las vacaciones de Navidad, tenía previsto viajar el miércoles a Polonia y el jueves recibía al primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, dos citas ya anuladas.Tampoco se reunirá como estaba planeado esta semana con el jefe de la patronal alemana y su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), ha aplazado la convención con la que iba a iniciar el viernes el curso político, a la espera de que la canciller se recupere.No obstante, su portavoz ha indicado que presidirá la reunión del Consejo de ministros de este miércoles, una cita considerada importante a nivel interno ya que se espera la creación de una comisión gubernamental para analizar el impacto de la inmigración en Alemania, primer roce de la gran coalición de gobierno cerrada a finales de año.El levantamiento de las restricciones a rumanos y búlgaros para acceder al mercado laboral en la UE llevó a los conservadores bávaros de la CSU a pedir que se limitara el acceso de los inmigrantes a determinadas prestaciones sociales, proyecto criticado con dureza por los socialdemócratas.Merkel "mantiene totalmente la capacidad de actuar y de comunicarse", subrayó el portavoz para garantizar que la canciller seguirá trabajando desde casa.Por consejo médico, durante las próximas tres semanas deberá guardar reposo, a ser posible tumbada, y necesitará apoyos para andar.Mañana se esperan las primeras imágenes de la canciller tras su accidente, previsiblemente con muletas, ya que no ha sido cancelado el encuentro que cada inicio de año mantiene con los niños de las diferentes diócesis alemanas que, disfrazados de reyes magos, van cantando puerta a puerta en navidad.No será la primera que vez que los alemanes vean a su jefa de gobierno con muletas; en marzo de 2011 Merkel se operó el menisco de la rodilla izquierda y también necesitó de ellas varios días para caminar.En aquella ocasión, no obstante, su agenda no se vio alterada.Seibert explicó que Merkel intentará celebrar en Berlín, sede de la Cancillería, alguno de los actos previstos en su agenda, aunque no quiso adelantar acontecimientos mientras dura la convalecencia.No ofreció tampoco muchos detalles sobre el accidente, salvo que, dado que practicaba esquí de fondo, se da por hecho que no iba a mucha velocidad cuando cayó.La noticia acaparó de inmediato la atención de todos los medios de comunicación germanos, que, no obstante, siguieron minuto a minuto un día más la evolución del heptacampeón mundial de Fórmula Uno Michael Schumacher, ingresado en estado crítico en Grenoble (Francia) también tras un accidente de esquí.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios