Pakistán y Rusia destacan la convergencia de intereses tras su cumbre diplomática

Los ministros de Exteriores de Pakistán y Rusia, Hina Rabbani Khar y Serguéi Lavrov, respectivamente, destacaron hoy la creciente convergencia de intereses entre sus países en ámbitos como la seguridad regional y la economía.En una breve intervención conjunta que evidenció las frías relaciones entre ambos estados durante décadas, Lavrov y Rabbani hicieron un escueto repaso de los puntos de acuerdo en política internacional, con énfasis en los conflictos de Afganistán y Siria.La jefa de la diplomacia paquistaní, que destacó los intercambios comerciales y de inversión como área a potenciar, afirmó que "los proyectos iniciados en Pakistán con ayuda rusa durante el siglo XX deben ver la luz en el siglo veintiuno".Rabbani se refirió a la inversión impulsada por Moscú -y estimada por medios locales en unos 500 millones de dólares- para modernizar el conglomerado siderúrgico público de Pakistán, que se inició en los años 70 con ayuda de la Unión Soviética.Lavrov, menos locuaz, se mostró "satisfecho por la sustancia de las conversaciones" y calificó el terreno comercial bilateral como una área de "oportunidades prometedoras".También mencionó repetidamente la cooperación en la lucha contra el narcotráfico en la región como un punto destacado de las relaciones bilaterales en el futuro.El ministro de Exteriores ruso llegó ayer a Islamabad para una visita oficial de dos días que fue programada con muy poca antelación tras la inesperada anulación del viaje a Pakistán del presidente ruso, Vladimir Putin.En el turno de preguntas de la comparecencia de hoy, el canciller ruso se vio obligado a justificar la decisión de suspender la visita de Putin, que según los medios locales ha dejado un regusto amargo en las autoridades de Islamabad."Ha sido solo y exclusivamente un problema de agenda, no fruto de un malentendido", explicó Lavrov, quien añadió que había expresado a las autoridades paquistaníes la esperanza de Putin de poderse encontrar "pronto" con su homólogo Asif Alí Zardari.Hina Rabbani refrendó las palabras de su colega y recalcó que "las relaciones entre dos países no se pueden medir por una sola visita, y si fuera así, la llegada del ministro Lavrov con solo dos días de aviso sería una señal inmejorable".Coincidiendo con la visita del responsable de Exteriores ruso a Islamabad, el jefe del Ejército paquistaní, Ashfaq Parvez Kayani, inició ayer una visita oficial a Moscú para reforzar la cooperación militar entre ambos países.

Los ministros de Exteriores de Pakistán y Rusia, Hina Rabbani Khar y Serguéi Lavrov, respectivamente, destacaron hoy la creciente convergencia de intereses entre sus países en ámbitos como la seguridad regional y la economía.En una breve intervención conjunta que evidenció las frías relaciones entre ambos estados durante décadas, Lavrov y Rabbani hicieron un escueto repaso de los puntos de acuerdo en política internacional, con énfasis en los conflictos de Afganistán y Siria.La jefa de la diplomacia paquistaní, que destacó los intercambios comerciales y de inversión como área a potenciar, afirmó que "los proyectos iniciados en Pakistán con ayuda rusa durante el siglo XX deben ver la luz en el siglo veintiuno".Rabbani se refirió a la inversión impulsada por Moscú -y estimada por medios locales en unos 500 millones de dólares- para modernizar el conglomerado siderúrgico público de Pakistán, que se inició en los años 70 con ayuda de la Unión Soviética.Lavrov, menos locuaz, se mostró "satisfecho por la sustancia de las conversaciones" y calificó el terreno comercial bilateral como una área de "oportunidades prometedoras".También mencionó repetidamente la cooperación en la lucha contra el narcotráfico en la región como un punto destacado de las relaciones bilaterales en el futuro.El ministro de Exteriores ruso llegó ayer a Islamabad para una visita oficial de dos días que fue programada con muy poca antelación tras la inesperada anulación del viaje a Pakistán del presidente ruso, Vladimir Putin.En el turno de preguntas de la comparecencia de hoy, el canciller ruso se vio obligado a justificar la decisión de suspender la visita de Putin, que según los medios locales ha dejado un regusto amargo en las autoridades de Islamabad."Ha sido solo y exclusivamente un problema de agenda, no fruto de un malentendido", explicó Lavrov, quien añadió que había expresado a las autoridades paquistaníes la esperanza de Putin de poderse encontrar "pronto" con su homólogo Asif Alí Zardari.Hina Rabbani refrendó las palabras de su colega y recalcó que "las relaciones entre dos países no se pueden medir por una sola visita, y si fuera así, la llegada del ministro Lavrov con solo dos días de aviso sería una señal inmejorable".Coincidiendo con la visita del responsable de Exteriores ruso a Islamabad, el jefe del Ejército paquistaní, Ashfaq Parvez Kayani, inició ayer una visita oficial a Moscú para reforzar la cooperación militar entre ambos países.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios