El Parlamento de Nicaragua inicia un nuevo periodo con la reforma constitucional de fondo

En la imagen, el sandinista René Núñez Téllez. EFE/Archivo En la imagen, el sandinista René Núñez Téllez. EFE/Archivo

En la imagen, el sandinista René Núñez Téllez. EFE/Archivo

El Parlamento de Nicaragua, controlado por los sandinistas, iniciará este jueves un nuevo período con la instalación de la junta directiva y con la perspectiva de debatir un proyecto de reforma constitucional que contempla dar más poderes al presidente Daniel Ortega, señalaron hoy fuentes políticas.El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con mayoría absoluta en el Congreso, ocupará cinco de los siete cargos de la junta directiva, que ejercerá por los próximos dos años, incluidos la Presidencia y Primera Secretaría, los puestos cruciales, dijo la legisladora oficialista Alba Palacios.El actual titular del órgano Legislativo, el sandinista René Núñez, será reelegido por un nuevo período de dos años al frente de la directiva de ese poder del Estado, indicó Palacios.Núñez es el presidente de la junta directiva de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) desde 2007, cuando Ortega retornó al poder.La directiva parlamentaria también estará conformada por la diputada de la Bancada Partido Liberal Independiente (Bapli), María Eugenia Sequeira, y el del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Wilfredo Navarro, ambos electos por la oposición.Sequeira será la tercera secretaria de la directiva y Navarro el tercer vicepresidente, señaló.La anterior junta directiva parlamentaria estaba integrada por cinco sandinistas y dos diputados del PLC y ninguno del Bapli.Las sandinistas Iris Montenegro y Gladyz Báez continuarán como primera y segunda vicepresidenta de la directiva, respectivamente.Asimismo, las también oficialistas Palacios y Loria Dixon seguirán como primera y segunda secretaria, según los acuerdos entre las diversas fuerzas en el Parlamento.El grupo parlamentario Bapli, el principal de oposición, confirmó que Sequeira integrará la nueva junta directiva legislativa, pese a que exigían tres cargos.El diputado liberal opositor Eduardo Montealegre dijo a periodistas que aceptaron un puesto, porque lo importante no es el número, según dijo, sino tener al menos un miembro para conocer la agenda de la Asamblea Nacional y dejar sentada su posición.Los nuevos directivos tomarán este jueves posesión de sus cargos.El Parlamento nicaragüense deberá debatir un proyecto de reforma constitucional que contempla otorgar más poderes al presidente Ortega, quien también podría buscar la reelección indefinida y ganar los comicios en primera vuelta con la mayoría simple de votos, además de emitir decretos ejecutivos con fuerza de ley.La reforma, cuya aprobación parece imparable debido a que el oficialismo cuenta con mayoría en el Legislativo, también otorgaría mayores facultades al Ejército de Nicaragua, que controlaría el espectro radioeléctrico y de telecomunicaciones, y sus oficiales generales podrían ocupar cargos públicos sin renunciar a su vida militar.

El Parlamento de Nicaragua, controlado por los sandinistas, iniciará este jueves un nuevo período con la instalación de la junta directiva y con la perspectiva de debatir un proyecto de reforma constitucional que contempla dar más poderes al presidente Daniel Ortega, señalaron hoy fuentes políticas.El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con mayoría absoluta en el Congreso, ocupará cinco de los siete cargos de la junta directiva, que ejercerá por los próximos dos años, incluidos la Presidencia y Primera Secretaría, los puestos cruciales, dijo la legisladora oficialista Alba Palacios.El actual titular del órgano Legislativo, el sandinista René Núñez, será reelegido por un nuevo período de dos años al frente de la directiva de ese poder del Estado, indicó Palacios.Núñez es el presidente de la junta directiva de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) desde 2007, cuando Ortega retornó al poder.La directiva parlamentaria también estará conformada por la diputada de la Bancada Partido Liberal Independiente (Bapli), María Eugenia Sequeira, y el del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Wilfredo Navarro, ambos electos por la oposición.Sequeira será la tercera secretaria de la directiva y Navarro el tercer vicepresidente, señaló.La anterior junta directiva parlamentaria estaba integrada por cinco sandinistas y dos diputados del PLC y ninguno del Bapli.Las sandinistas Iris Montenegro y Gladyz Báez continuarán como primera y segunda vicepresidenta de la directiva, respectivamente.Asimismo, las también oficialistas Palacios y Loria Dixon seguirán como primera y segunda secretaria, según los acuerdos entre las diversas fuerzas en el Parlamento.El grupo parlamentario Bapli, el principal de oposición, confirmó que Sequeira integrará la nueva junta directiva legislativa, pese a que exigían tres cargos.El diputado liberal opositor Eduardo Montealegre dijo a periodistas que aceptaron un puesto, porque lo importante no es el número, según dijo, sino tener al menos un miembro para conocer la agenda de la Asamblea Nacional y dejar sentada su posición.Los nuevos directivos tomarán este jueves posesión de sus cargos.El Parlamento nicaragüense deberá debatir un proyecto de reforma constitucional que contempla otorgar más poderes al presidente Ortega, quien también podría buscar la reelección indefinida y ganar los comicios en primera vuelta con la mayoría simple de votos, además de emitir decretos ejecutivos con fuerza de ley.La reforma, cuya aprobación parece imparable debido a que el oficialismo cuenta con mayoría en el Legislativo, también otorgaría mayores facultades al Ejército de Nicaragua, que controlaría el espectro radioeléctrico y de telecomunicaciones, y sus oficiales generales podrían ocupar cargos públicos sin renunciar a su vida militar.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios