Putin espera ver en Montreux a los países capaces de contribuir a paz siria

El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó hoy su confianza en que en la conferencia de paz sobre Siria participen todas aquellas partes capaces de contribuir al arreglo del conflicto en el país árabe."Esperamos que en ella (conferencia de paz) participen todas las partes que son capaces de realizar una contribución positiva al arreglo del conflicto", señaló Putin, citado por las agencias locales.Moscú mantiene que la presencia de potencias regionales como Irán y Arabia Saudí es crucial para el éxito de la conferencia, y así se lo hizo saber el presidente ruso al líder iraní, Hasán Rohaní, en una reciente conversación telefónica.Putin, quien hizo estas afirmaciones hoy al recibir las cartas credenciales de una veintena de embajadores en el Kremlin, llamó a "apoyar activamente los esfuerzos de la comunidad internacional para los preparativos de la conferencia sobre Siria"."Haremos todo lo que dependa de nosotros para que la conferencia ayude a entablar un diálogo y conduzca al cese del sinsentido derramamiento de sangre", dijo.Putin se reunirá hoy con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, quien llegó anoche a Moscú después de reunirse en Damasco con el presidente sirio, Bachar al Asad.Teherán quiere participar en la conferencia que comenzará el próximo 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux, pero no ha recibido aún la invitación oficial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.Tras reunirse con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, Zarif subrayó que Teherán no aceptará ninguna condición previa para participar en Ginebra 2 "distinta a las que se presenten a los demás invitados".El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, aseguró esta semana tras reunirse con Lavrov en París que Teherán "es bienvenido" pero debe antes reconocer que el objetivo del encuentro es aplicar lo acordado en la reunión de junio de 2012 en Ginebra.Según el comunicado aprobado entonces, todas las partes se marcaron el objetivo de formar un Gobierno provisional con poderes ejecutivos para pilotar la transición en el país.A diferencia de Arabia Saudí, que ya ha recibido la invitación enviada por Naciones Unidas, Teherán todavía no tiene el plácet oficial.El ministro de Exteriores de Siria, Walid al Mualem, mantendrá mañana, viernes, consultas con las autoridades rusas en Moscú.

El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó hoy su confianza en que en la conferencia de paz sobre Siria participen todas aquellas partes capaces de contribuir al arreglo del conflicto en el país árabe."Esperamos que en ella (conferencia de paz) participen todas las partes que son capaces de realizar una contribución positiva al arreglo del conflicto", señaló Putin, citado por las agencias locales.Moscú mantiene que la presencia de potencias regionales como Irán y Arabia Saudí es crucial para el éxito de la conferencia, y así se lo hizo saber el presidente ruso al líder iraní, Hasán Rohaní, en una reciente conversación telefónica.Putin, quien hizo estas afirmaciones hoy al recibir las cartas credenciales de una veintena de embajadores en el Kremlin, llamó a "apoyar activamente los esfuerzos de la comunidad internacional para los preparativos de la conferencia sobre Siria"."Haremos todo lo que dependa de nosotros para que la conferencia ayude a entablar un diálogo y conduzca al cese del sinsentido derramamiento de sangre", dijo.Putin se reunirá hoy con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, quien llegó anoche a Moscú después de reunirse en Damasco con el presidente sirio, Bachar al Asad.Teherán quiere participar en la conferencia que comenzará el próximo 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux, pero no ha recibido aún la invitación oficial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.Tras reunirse con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, Zarif subrayó que Teherán no aceptará ninguna condición previa para participar en Ginebra 2 "distinta a las que se presenten a los demás invitados".El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, aseguró esta semana tras reunirse con Lavrov en París que Teherán "es bienvenido" pero debe antes reconocer que el objetivo del encuentro es aplicar lo acordado en la reunión de junio de 2012 en Ginebra.Según el comunicado aprobado entonces, todas las partes se marcaron el objetivo de formar un Gobierno provisional con poderes ejecutivos para pilotar la transición en el país.A diferencia de Arabia Saudí, que ya ha recibido la invitación enviada por Naciones Unidas, Teherán todavía no tiene el plácet oficial.El ministro de Exteriores de Siria, Walid al Mualem, mantendrá mañana, viernes, consultas con las autoridades rusas en Moscú.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios