Suecia podría recibir a 190.000 refugiados en 2015, el doble de lo esperado

Las autoridades suecas informaron hoy de que esperan que este año lleguen al país entre 140.000 y 190.000 solicitantes de asilo, más del doble que la previsión anterior de hace tres meses.El pronóstico difundido hoy por la Dirección General de Migraciones, que en julio había estimado en 74.000 el número de peticionarios para 2015, calcula que para el próximo año la cifra se situará entre 100.000 y 170.000."La actuación de la UE y de cada país miembro por separado tendrá una influencia decisiva en cuántos solicitantes lleguen a Suecia en adelante", declaró en una rueda de prensa Merjem Maslo, analista de este organismo, para explicar la inseguridad en el pronóstico.La previsión de niños sin acompañante que vendrán a Suecia este año para pedir asilo oscila entre los 29.000 y los 40.000, mientras que para 2016 es de 16.000 a 33.000.Suecia, el país al que más peticionarios de asilo per cápita llegaron en 2014 en la UE, ya ha recibido a más de 100.000 en lo que va de año, superando la cifra récord de 84.018 registrada en 1992, en medio de la guerra de los Balcanes.Solo el martes pasado llegaron 1.792 solicitantes, la mayor cantidad registrada en un día.El primer ministro sueco, Stefan Löfven, había avisado hace días de que los cálculos para 2015 podrían superar las 150.000 personas."Constatamos que la actual situación con los refugiados no tiene parangón en tiempos modernos", resaltó el director de la Dirección General de Migraciones, Anders Danielsson.Este organismo admitió que su capacidad para hacer frente a la oleada de refugiados ha sido sobrepasada, que a finales de año faltarán entre 25.000 y 45.000 plazas, y que hay riesgo de que las soluciones impulsadas en las últimas semanas no sean suficientes.Migraciones calcula que para cumplir con su tarea necesitará 29.000 millones de coronas (3.073 millones de euros) adicionales.El Gobierno sueco ha acondicionado barracones, antiguas cárceles y escuelas, y anunció recientemente la construcción de campamentos de tiendas de campaña para dar alojamiento a los refugiados.Löfven ha mantenido varias reuniones de urgencia sobre el tema con el resto de líderes políticos, excluyendo al ultraderechista Demócratas de Suecia, tercera fuerza parlamentaria.Se espera que en los próximos días se presente un acuerdo con medidas excepcionales que podrían incluir restricciones en la concesión de permisos a refugiados y controles fronterizos temporales, según medios suecos.

Las autoridades suecas informaron hoy de que esperan que este año lleguen al país entre 140.000 y 190.000 solicitantes de asilo, más del doble que la previsión anterior de hace tres meses.El pronóstico difundido hoy por la Dirección General de Migraciones, que en julio había estimado en 74.000 el número de peticionarios para 2015, calcula que para el próximo año la cifra se situará entre 100.000 y 170.000."La actuación de la UE y de cada país miembro por separado tendrá una influencia decisiva en cuántos solicitantes lleguen a Suecia en adelante", declaró en una rueda de prensa Merjem Maslo, analista de este organismo, para explicar la inseguridad en el pronóstico.La previsión de niños sin acompañante que vendrán a Suecia este año para pedir asilo oscila entre los 29.000 y los 40.000, mientras que para 2016 es de 16.000 a 33.000.Suecia, el país al que más peticionarios de asilo per cápita llegaron en 2014 en la UE, ya ha recibido a más de 100.000 en lo que va de año, superando la cifra récord de 84.018 registrada en 1992, en medio de la guerra de los Balcanes.Solo el martes pasado llegaron 1.792 solicitantes, la mayor cantidad registrada en un día.El primer ministro sueco, Stefan Löfven, había avisado hace días de que los cálculos para 2015 podrían superar las 150.000 personas."Constatamos que la actual situación con los refugiados no tiene parangón en tiempos modernos", resaltó el director de la Dirección General de Migraciones, Anders Danielsson.Este organismo admitió que su capacidad para hacer frente a la oleada de refugiados ha sido sobrepasada, que a finales de año faltarán entre 25.000 y 45.000 plazas, y que hay riesgo de que las soluciones impulsadas en las últimas semanas no sean suficientes.Migraciones calcula que para cumplir con su tarea necesitará 29.000 millones de coronas (3.073 millones de euros) adicionales.El Gobierno sueco ha acondicionado barracones, antiguas cárceles y escuelas, y anunció recientemente la construcción de campamentos de tiendas de campaña para dar alojamiento a los refugiados.Löfven ha mantenido varias reuniones de urgencia sobre el tema con el resto de líderes políticos, excluyendo al ultraderechista Demócratas de Suecia, tercera fuerza parlamentaria.Se espera que en los próximos días se presente un acuerdo con medidas excepcionales que podrían incluir restricciones en la concesión de permisos a refugiados y controles fronterizos temporales, según medios suecos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios