Tropas francesas toman posiciones en Bangui tras la dimisión del presidente

Soldados franceses y africanos de la misión internacional tomaron hoy posiciones en las calles de Bangui y controlan la capital de la República Centroafricana (RC), después de que el presidente interino del país, Michel Djotodia, anunciara este viernes su dimisión.Forzados por la presión internacional, Djotodia y su primer ministro, Nicolas Tiangaye, presentaron hoy su dimisión en la capital del vecino Chad, Yamena, durante la cumbre de la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC) sobre la situación en la RC.Miles de personas salieron hoy a las calles de Bangui para celebrar la marcha de Djotodia, que llegó en marzo al poder mediante un golpe de Estado al mando del grupo rebelde Séleka."Los soldados franceses de la Operación Sangaris y los de la misión internacional de la Unión Africana (MISCA) han tomado el control de las principales arterias de la capital centroafricana para hacer frente a cualquier eventualidad", dijo a EFE un diplomático francés destinado en Bangui.Según la Carta Constitucional de Transición de la RC, el presidente del CNT, Alexandre Ferdinand Nguendet, colaborador de Djotodia, debe dirigir el país de forma provisional a la espera de la elección de un nuevo presidente interino.La votación debería celebrarse en Bangui, capital centroafricana, en el plazo de quince días.Djotodia llevaba tiempo resistiendo la presión internacional para dimitir por no haber podido restaurar el orden y la seguridad en la RC.La violencia que sufre el país se desató el pasado 5 de diciembre, cuando las milicias cristianas "Antibalaka" llevaron el caos a Bangui, donde se registraron intensos tiroteos con artillería pesada.Los enfrentamientos, iniciados por esos milicianos partidarios del derrocado presidente François Bozizé, ocurrieron antes de que la ONU autorizase la intervención militar de Francia, junto a una fuerza africana, para restablecer el orden en la RC.En las últimas semanas, ha habido choques entre partidarios de Séléka y las milicias "Antibalaka" ("antimachete" en sango, la lengua nacional), que han atacado a civiles musulmanes, confesión de los miembros de Séléka, minoritaria en el país.La crisis de la RC comenzó cuando, el pasado 24 de marzo, la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país tras la huida de Bozizé al exilio, y se formó un Gobierno encabezado por el líder insurgente, Michel Djotodia.

Soldados franceses y africanos de la misión internacional tomaron hoy posiciones en las calles de Bangui y controlan la capital de la República Centroafricana (RC), después de que el presidente interino del país, Michel Djotodia, anunciara este viernes su dimisión.Forzados por la presión internacional, Djotodia y su primer ministro, Nicolas Tiangaye, presentaron hoy su dimisión en la capital del vecino Chad, Yamena, durante la cumbre de la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC) sobre la situación en la RC.Miles de personas salieron hoy a las calles de Bangui para celebrar la marcha de Djotodia, que llegó en marzo al poder mediante un golpe de Estado al mando del grupo rebelde Séleka."Los soldados franceses de la Operación Sangaris y los de la misión internacional de la Unión Africana (MISCA) han tomado el control de las principales arterias de la capital centroafricana para hacer frente a cualquier eventualidad", dijo a EFE un diplomático francés destinado en Bangui.Según la Carta Constitucional de Transición de la RC, el presidente del CNT, Alexandre Ferdinand Nguendet, colaborador de Djotodia, debe dirigir el país de forma provisional a la espera de la elección de un nuevo presidente interino.La votación debería celebrarse en Bangui, capital centroafricana, en el plazo de quince días.Djotodia llevaba tiempo resistiendo la presión internacional para dimitir por no haber podido restaurar el orden y la seguridad en la RC.La violencia que sufre el país se desató el pasado 5 de diciembre, cuando las milicias cristianas "Antibalaka" llevaron el caos a Bangui, donde se registraron intensos tiroteos con artillería pesada.Los enfrentamientos, iniciados por esos milicianos partidarios del derrocado presidente François Bozizé, ocurrieron antes de que la ONU autorizase la intervención militar de Francia, junto a una fuerza africana, para restablecer el orden en la RC.En las últimas semanas, ha habido choques entre partidarios de Séléka y las milicias "Antibalaka" ("antimachete" en sango, la lengua nacional), que han atacado a civiles musulmanes, confesión de los miembros de Séléka, minoritaria en el país.La crisis de la RC comenzó cuando, el pasado 24 de marzo, la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país tras la huida de Bozizé al exilio, y se formó un Gobierno encabezado por el líder insurgente, Michel Djotodia.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios