El gobierno británico alerta a Escocia de perjuicios si opta por la independencia

El ministro británico de Exteriores, William Hague. EFE/Archivo El ministro británico de Exteriores, William Hague. EFE/Archivo

El ministro británico de Exteriores, William Hague. EFE/Archivo

El Gobierno británico dio hoy un paso más en su campaña por mantener la unión del Reino Unido al advertir a los escoceses de que afrontan problemas en la Unión Europea (UE) si votan a favor de la independencia, porque tendrán que negociar su ingreso.El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, dio a conocer hoy en Glasgow el último análisis del Gobierno central sobre el impacto internacional de una eventual independencia de Escocia, siempre que triunfe el "sí" en el referéndum del 18 de septiembre.Acompañado por el responsable del Tesoro, Danny Alexander, Hague presentó el llamado "Análisis de Escocia: la UE y asuntos internacionales", en el que enumera los beneficios y problemas que tendrá Escocia de cara al exterior, principalmente en la UE.Entre otras, Alexander alertó de que Escocia puede verse perjudicada al dejar de beneficiase del llamado "cheque británico", la devolución que recibe el Reino Unido de las arcas comunitarias, que estimó en una pérdida de 3.800 millones de libras (4.560 millones de euros) hasta el año 2020.Este texto es publicado cuando las últimas encuestas siguen dando la victoria del "no" en el plebiscito, con el apoyo del 41 por ciento de los votantes frente al 27 por ciento que lo haría por el "sí", pero con un gran número de indecisos."En caso de un voto a favor de la independencia, a los ojos del mundo y ante la ley, Escocia se transformará en un nuevo Estado. Un estado escocés independiente tendría que empezar de nuevo en cuanto a sus alianzas formales y vínculos con cada Estado soberano, incluido el Reino Unido", afirma el documento.Agrega que Escocia -unida a Inglaterra a través de la llamada Acta de Unión de 1707- tendría que solicitar su incorporación a las instituciones internacionales, algo que en muchos casos puede ser "un proceso simple", pero no en otros, como la UE."Como Estado escocés independiente, no podría estar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como miembro permanente", ni tener representación en grupos económicos como el G7 (países ricos), el G8 (G7 y Rusia) y el G20 (países ricos y emergentes), resalta.Al presentar el análisis, Hague aseveró que el Reino Unido es una de las "uniones políticas y económicas más exitosas" del mundo.El ministro criticó a los que defienden la campaña por la independencia al afirmar que ellos destacan el espíritu "romántico" de la separación, con muchos beneficios y sin desventajas.Y, en clara referencia a la campaña del "sí" del ministro principal escocés, Alex Salmond, el titular del Foreign Office dijo que el político ofrece una pequeña parte de lo que tiene Escocia."Tomar la decisión de quedarse en el Reino Unido es una elección positiva", insistió Hague.El documento resalta que Escocia, si es independiente, saldrá perjudicada en términos diplomáticos porque no tendrá la misma cantidad de embajadas y oficinas consulares que el Reino Unido.Según Londres, los escoceses tienen derecho a estar representados por 14.000 empleados en 267 embajadas, tres veces más que la red de oficinas diplomáticas propuestas por la Administración escocesa.En términos empresariales, el documento precisa que los escoceses tienen actualmente derecho a estar representados en el exterior por los servicios de la oficina de Comercio e Inversión del Reino Unido, que cuenta con 169 centros en más de cien países.Londres también considera que sectores vitales para Escocia, como el whisky, la pesca, la elaboración de productos de cachemira o el sector energético, pueden verse perjudicados al disminuir la presencia de oficinas comerciales escocesas en el exterior.El Gobierno de Londres defiende que el Reino Unido es más "fuerte" si permanece unido, mientras que los nacionalistas escoceses argumentan que la región saldrá beneficiada por los grandes recursos económicos que tiene, especialmente el petróleo del Mar del Norte.Salmond ha fijado la fecha del 24 de marzo de 2016 para la independencia, siempre que gane el "sí" en el referéndum de septiembre.

El Gobierno británico dio hoy un paso más en su campaña por mantener la unión del Reino Unido al advertir a los escoceses de que afrontan problemas en la Unión Europea (UE) si votan a favor de la independencia, porque tendrán que negociar su ingreso.El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, dio a conocer hoy en Glasgow el último análisis del Gobierno central sobre el impacto internacional de una eventual independencia de Escocia, siempre que triunfe el "sí" en el referéndum del 18 de septiembre.Acompañado por el responsable del Tesoro, Danny Alexander, Hague presentó el llamado "Análisis de Escocia: la UE y asuntos internacionales", en el que enumera los beneficios y problemas que tendrá Escocia de cara al exterior, principalmente en la UE.Entre otras, Alexander alertó de que Escocia puede verse perjudicada al dejar de beneficiase del llamado "cheque británico", la devolución que recibe el Reino Unido de las arcas comunitarias, que estimó en una pérdida de 3.800 millones de libras (4.560 millones de euros) hasta el año 2020.Este texto es publicado cuando las últimas encuestas siguen dando la victoria del "no" en el plebiscito, con el apoyo del 41 por ciento de los votantes frente al 27 por ciento que lo haría por el "sí", pero con un gran número de indecisos."En caso de un voto a favor de la independencia, a los ojos del mundo y ante la ley, Escocia se transformará en un nuevo Estado. Un estado escocés independiente tendría que empezar de nuevo en cuanto a sus alianzas formales y vínculos con cada Estado soberano, incluido el Reino Unido", afirma el documento.Agrega que Escocia -unida a Inglaterra a través de la llamada Acta de Unión de 1707- tendría que solicitar su incorporación a las instituciones internacionales, algo que en muchos casos puede ser "un proceso simple", pero no en otros, como la UE."Como Estado escocés independiente, no podría estar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como miembro permanente", ni tener representación en grupos económicos como el G7 (países ricos), el G8 (G7 y Rusia) y el G20 (países ricos y emergentes), resalta.Al presentar el análisis, Hague aseveró que el Reino Unido es una de las "uniones políticas y económicas más exitosas" del mundo.El ministro criticó a los que defienden la campaña por la independencia al afirmar que ellos destacan el espíritu "romántico" de la separación, con muchos beneficios y sin desventajas.Y, en clara referencia a la campaña del "sí" del ministro principal escocés, Alex Salmond, el titular del Foreign Office dijo que el político ofrece una pequeña parte de lo que tiene Escocia."Tomar la decisión de quedarse en el Reino Unido es una elección positiva", insistió Hague.El documento resalta que Escocia, si es independiente, saldrá perjudicada en términos diplomáticos porque no tendrá la misma cantidad de embajadas y oficinas consulares que el Reino Unido.Según Londres, los escoceses tienen derecho a estar representados por 14.000 empleados en 267 embajadas, tres veces más que la red de oficinas diplomáticas propuestas por la Administración escocesa.En términos empresariales, el documento precisa que los escoceses tienen actualmente derecho a estar representados en el exterior por los servicios de la oficina de Comercio e Inversión del Reino Unido, que cuenta con 169 centros en más de cien países.Londres también considera que sectores vitales para Escocia, como el whisky, la pesca, la elaboración de productos de cachemira o el sector energético, pueden verse perjudicados al disminuir la presencia de oficinas comerciales escocesas en el exterior.El Gobierno de Londres defiende que el Reino Unido es más "fuerte" si permanece unido, mientras que los nacionalistas escoceses argumentan que la región saldrá beneficiada por los grandes recursos económicos que tiene, especialmente el petróleo del Mar del Norte.Salmond ha fijado la fecha del 24 de marzo de 2016 para la independencia, siempre que gane el "sí" en el referéndum de septiembre.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios