El primer ministro Tusk supera el voto de confianza del Parlamento polaco

El primer ministro polaco, Donald Tusk, superó hoy el voto de confianza presentado ante el Parlamento de Varsovia y recibió así el espaldarazo que precisaba ante su creciente caída de popularidad.El jefe del Gobierno liberal-conservador logró el apoyo de 233 diputados, frente a los 219 que votaron en contra.Tusk anunció su decisión de someterse a un voto de confianza inesperadamente, el jueves, y decidió pedir la votación hoy mismo.Previo a la votación, el primer ministro defendió los programas sociales de su Gobierno, así como la necesidad de invertir en la red ferroviaria y en carreteras.Entre las medidas sociales defendidas por Tusk se encuentran la prolongación de las ayudas a las familias con hijos y un aumento de las subvenciones a las guarderías públicas.Tusk optó por la moción de confianza un año después de lograr su reelección, en un intento por salir al paso al desgaste de poder que sufre esta primera fase de su segunda legislatura, atribuido a los efectos de la crisis económica.Sondeos recientes apuntan a que el primer ministro liberal cuenta apenas con un 25 % de respaldo del electorado, frente al 40 % con el que logró la reelección.La coalición de Gobierno liberal-conservadora tiene 234 diputados, de manera que se daba por prácticamente seguro que superaría la votación.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, superó hoy el voto de confianza presentado ante el Parlamento de Varsovia y recibió así el espaldarazo que precisaba ante su creciente caída de popularidad.El jefe del Gobierno liberal-conservador logró el apoyo de 233 diputados, frente a los 219 que votaron en contra.Tusk anunció su decisión de someterse a un voto de confianza inesperadamente, el jueves, y decidió pedir la votación hoy mismo.Previo a la votación, el primer ministro defendió los programas sociales de su Gobierno, así como la necesidad de invertir en la red ferroviaria y en carreteras.Entre las medidas sociales defendidas por Tusk se encuentran la prolongación de las ayudas a las familias con hijos y un aumento de las subvenciones a las guarderías públicas.Tusk optó por la moción de confianza un año después de lograr su reelección, en un intento por salir al paso al desgaste de poder que sufre esta primera fase de su segunda legislatura, atribuido a los efectos de la crisis económica.Sondeos recientes apuntan a que el primer ministro liberal cuenta apenas con un 25 % de respaldo del electorado, frente al 40 % con el que logró la reelección.La coalición de Gobierno liberal-conservadora tiene 234 diputados, de manera que se daba por prácticamente seguro que superaría la votación.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios