El estado del ex primer ministro israelí Ariel Sharón sigue siendo crítico

Fotografía fechada el 16 de noviembre de 2005 del entonces primer ministro israelí, Ariel Sharón, en su oficina en Jerusalén, Israel. EFE/Archivo Fotografía fechada el 16 de noviembre de 2005 del entonces primer ministro israelí, Ariel Sharón, en su oficina en Jerusalén, Israel. EFE/Archivo

Fotografía fechada el 16 de noviembre de 2005 del entonces primer ministro israelí, Ariel Sharón, en su oficina en Jerusalén, Israel. EFE/Archivo

El estado de salud del ex primer ministro israelí Ariel Sharón sigue siendo crítico hoy, tras empeorar en las últimas veinticuatro horas por una insuficiencia renal.El antiguo jefe de Gobierno se debate "entre la vida o la muerte", dijeron fuentes médicas citadas por medios locales, que en algunos casos hablaron de "horas o días"."Las posibilidades de que se recupere son muy bajas", afirmó hoy el exportavoz de Sharón, Raanan Guisin, en declaraciones la televisión por internet del servicio de noticias Ynet, que transmite en directo desde el centro médico Tel Hashomer.Sharón, de 85 años, fue sometido recientemente a una intervención quirúrgica y sufre una insuficiencia renal que hace temer que el resto de sistemas vitales puedan verse afectados.El exdirigente israelí sufrió en 2006, siendo aún primer ministro, una hemorragia cerebral que le llevó a un estado de coma permanente.

El estado de salud del ex primer ministro israelí Ariel Sharón sigue siendo crítico hoy, tras empeorar en las últimas veinticuatro horas por una insuficiencia renal.El antiguo jefe de Gobierno se debate "entre la vida o la muerte", dijeron fuentes médicas citadas por medios locales, que en algunos casos hablaron de "horas o días"."Las posibilidades de que se recupere son muy bajas", afirmó hoy el exportavoz de Sharón, Raanan Guisin, en declaraciones la televisión por internet del servicio de noticias Ynet, que transmite en directo desde el centro médico Tel Hashomer.Sharón, de 85 años, fue sometido recientemente a una intervención quirúrgica y sufre una insuficiencia renal que hace temer que el resto de sistemas vitales puedan verse afectados.El exdirigente israelí sufrió en 2006, siendo aún primer ministro, una hemorragia cerebral que le llevó a un estado de coma permanente.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios