Religiosos viajarán a Roma para pedir al Papa que interceda por inmigrantes

El papa Francisco saluda a su llegada a la Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano. EFE/archivo El papa Francisco saluda a su llegada a la Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano. EFE/archivo

El papa Francisco saluda a su llegada a la Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano. EFE/archivo

Una delegación de religiosos y comerciantes hispanos del área de Chicago viajará al Vaticano el próximo mes de junio para tener una audiencia con el Papa Francisco para pedirle que interceda a favor de los inmigrantes en Estados Unidos, se anunció hoy.Eduardo Piña, un activista inmigrante, comentó a Efe que la audiencia de un grupo de doce personas con el Sumo Pontífice está programada para el 11 de junio a las 3:00 de la tarde en el Vaticano.Piña agregó que la misión de la delegación, que incluye a padres católicos y diáconos hispanos, como también a comerciantes hispanos de Chicago, es entregar una petición al Papa Francisco, el primer Papa procedente de Las Américas, para que interceda con el presidente Barack Obama para frenar las cerca de mil deportaciones diarias que sufren los inmigrantes indocumentados.El activista detalló que entre el grupo estará el padre José Luis Torres Pedraza, de la Iglesia Nuestra Señora de Monte Carmelo en Joliet y Óscar González, diácono de la Iglesia San Pío V del barrio Pilsen de Chicago; así como el comerciante Adán Núñez, de la cadena Taquerías Los Comales en Chicago, entre otros.Durante la audiencia, detalló Piña a Efe, la delegación entregará una petición con varias firmas y también le pedirán al Santo Padre que bendiga una imagen de la Virgen de Guadalupe como "la reina de los inmigrantes".El pasado 11 de diciembre un grupo de inmigrantes hizo un recorrido por ocho ciudades, incluyendo Chicago y Waukegan, con la imagen de la Virgen Guadalupana, la misma que será llevada al Vaticano, aclaró el inmigrante.Agregó que el momento es propicio para acercarse al primer Papa hispano por su política de acercamiento a los pobres y recalcó que son precisamente la extrema pobreza y la falta de trabajo los que aumentan la inmigración a otros países."Si no hubiera pobres, no habría inmigrantes", afirmó.La delegación de religiosos y comerciantes, movidos por las separaciones de familias y el sufrimiento de los inmigrantes, piensan que ante la inhabilidad de la Cámara de Representantes para agilizar el paso a la reforma migratoria, no les queda otra opción que recurrir a Roma.Por eso dicen que van a pedir que el Papa hable personalmente con el presidente Obama y pedirle que frene las deportaciones que ya superan los 2 millones de inmigrantes desde que empezó su mandato.Piña concluyó diciendo que piensa que la delegación también puede mover a los obispos y cardenales de la Iglesia Católica en el país a movilizar más acciones de protesta para promover una reforma migratoria integral."Los inmigrantes son gente desprotegida y las separaciones de familias y deportaciones están ocurriendo en el seno de un país que se supone respeta a los derechos humanos", aseveró.

Una delegación de religiosos y comerciantes hispanos del área de Chicago viajará al Vaticano el próximo mes de junio para tener una audiencia con el Papa Francisco para pedirle que interceda a favor de los inmigrantes en Estados Unidos, se anunció hoy.Eduardo Piña, un activista inmigrante, comentó a Efe que la audiencia de un grupo de doce personas con el Sumo Pontífice está programada para el 11 de junio a las 3:00 de la tarde en el Vaticano.Piña agregó que la misión de la delegación, que incluye a padres católicos y diáconos hispanos, como también a comerciantes hispanos de Chicago, es entregar una petición al Papa Francisco, el primer Papa procedente de Las Américas, para que interceda con el presidente Barack Obama para frenar las cerca de mil deportaciones diarias que sufren los inmigrantes indocumentados.El activista detalló que entre el grupo estará el padre José Luis Torres Pedraza, de la Iglesia Nuestra Señora de Monte Carmelo en Joliet y Óscar González, diácono de la Iglesia San Pío V del barrio Pilsen de Chicago; así como el comerciante Adán Núñez, de la cadena Taquerías Los Comales en Chicago, entre otros.Durante la audiencia, detalló Piña a Efe, la delegación entregará una petición con varias firmas y también le pedirán al Santo Padre que bendiga una imagen de la Virgen de Guadalupe como "la reina de los inmigrantes".El pasado 11 de diciembre un grupo de inmigrantes hizo un recorrido por ocho ciudades, incluyendo Chicago y Waukegan, con la imagen de la Virgen Guadalupana, la misma que será llevada al Vaticano, aclaró el inmigrante.Agregó que el momento es propicio para acercarse al primer Papa hispano por su política de acercamiento a los pobres y recalcó que son precisamente la extrema pobreza y la falta de trabajo los que aumentan la inmigración a otros países."Si no hubiera pobres, no habría inmigrantes", afirmó.La delegación de religiosos y comerciantes, movidos por las separaciones de familias y el sufrimiento de los inmigrantes, piensan que ante la inhabilidad de la Cámara de Representantes para agilizar el paso a la reforma migratoria, no les queda otra opción que recurrir a Roma.Por eso dicen que van a pedir que el Papa hable personalmente con el presidente Obama y pedirle que frene las deportaciones que ya superan los 2 millones de inmigrantes desde que empezó su mandato.Piña concluyó diciendo que piensa que la delegación también puede mover a los obispos y cardenales de la Iglesia Católica en el país a movilizar más acciones de protesta para promover una reforma migratoria integral."Los inmigrantes son gente desprotegida y las separaciones de familias y deportaciones están ocurriendo en el seno de un país que se supone respeta a los derechos humanos", aseveró.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios