España destinará en 2013 un 10,6 % menos para ayuda la inmigración y emigración

El Gobierno español destinará 142 millones de euros (184 millones de dólares) en 2013 para las acciones a favor de los inmigrantes residentes en España y las políticas relativas a los españoles que viven en el exterior, lo que supone una reducción del 10,6 por ciento respecto a 2012.La secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, detalló el presupuesto de su departamento para el próximo año en una comparecencia en el Congreso de los Diputados.La responsable reconoció que las cuentas para 2013 son "austeras" pero aseguró que "desarrollan adecuadamente la política migratoria" del Ejecutivo.Así, las acciones en favor de los inmigrantes estarán dotadas con 62,41 millones de euros, de los que 3,57 millones serán para la medidas de actuación con menores no acompañados, mientras que 2,5 millones irán a la convocatoria de las subvenciones a entidades locales que desarrollen programas para la promoción de la integración.El crédito para la atención humanitaria permanece "inalterable" con respecto a 2012, por lo que será de 6,15 millones de euros con los que se atenderá a los extranjeros que han llegado de forma irregular a España.Cruz Roja tendrá una subvención de casi dos millones de euros para la atención humanitaria urgente de las personas que se encuentran en España en situación irregular, muchos de ellos llegados a las costas españolas en embarcaciones.Esta partida supone 200.000 euros menos que en 2012, una reducción que, según explicó Del Corral, responde a la disminución del diez por ciento de la llegada de inmigrantes por este medio.Para la atención de refugiados, solicitantes de asilo y beneficiarios de protección internacional se destinarán nueve millones de euros, la misma cantidad que en 2012, mientras que cerca doce millones serán para el funcionamiento de los centros de estancia temporal de inmigrantes y los cuatro centros de acogida a refugiados.Respecto a las acciones relacionadas con los españoles en el exterior, la secretaria general prevé un total de 76,70 millones de euros, según explicó del Corral.La mayor parte de esta cantidad es para las prestaciones en razón de necesidad a aquellos españoles que tengan mas de 65 años o incapacitados y no tengan ingresos (un 13,9 por ciento menos que en 2012), mientras que 2,3 millones (un quince por ciento más) se destinarán para las pensiones de ancianidad de los españoles retornados que acrediten insuficiencia de recursos.Asimismo, la prestación concedida a los "niños de la Guerra Civil" se mantiene y alcanza los 9,35 millones de euros.España, que sufre una grave crisis económica, debe recortar sus gastos públicos para reducir el déficit, tal como le marcan las autoridades europeas.

El Gobierno español destinará 142 millones de euros (184 millones de dólares) en 2013 para las acciones a favor de los inmigrantes residentes en España y las políticas relativas a los españoles que viven en el exterior, lo que supone una reducción del 10,6 por ciento respecto a 2012.La secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, detalló el presupuesto de su departamento para el próximo año en una comparecencia en el Congreso de los Diputados.La responsable reconoció que las cuentas para 2013 son "austeras" pero aseguró que "desarrollan adecuadamente la política migratoria" del Ejecutivo.Así, las acciones en favor de los inmigrantes estarán dotadas con 62,41 millones de euros, de los que 3,57 millones serán para la medidas de actuación con menores no acompañados, mientras que 2,5 millones irán a la convocatoria de las subvenciones a entidades locales que desarrollen programas para la promoción de la integración.El crédito para la atención humanitaria permanece "inalterable" con respecto a 2012, por lo que será de 6,15 millones de euros con los que se atenderá a los extranjeros que han llegado de forma irregular a España.Cruz Roja tendrá una subvención de casi dos millones de euros para la atención humanitaria urgente de las personas que se encuentran en España en situación irregular, muchos de ellos llegados a las costas españolas en embarcaciones.Esta partida supone 200.000 euros menos que en 2012, una reducción que, según explicó Del Corral, responde a la disminución del diez por ciento de la llegada de inmigrantes por este medio.Para la atención de refugiados, solicitantes de asilo y beneficiarios de protección internacional se destinarán nueve millones de euros, la misma cantidad que en 2012, mientras que cerca doce millones serán para el funcionamiento de los centros de estancia temporal de inmigrantes y los cuatro centros de acogida a refugiados.Respecto a las acciones relacionadas con los españoles en el exterior, la secretaria general prevé un total de 76,70 millones de euros, según explicó del Corral.La mayor parte de esta cantidad es para las prestaciones en razón de necesidad a aquellos españoles que tengan mas de 65 años o incapacitados y no tengan ingresos (un 13,9 por ciento menos que en 2012), mientras que 2,3 millones (un quince por ciento más) se destinarán para las pensiones de ancianidad de los españoles retornados que acrediten insuficiencia de recursos.Asimismo, la prestación concedida a los "niños de la Guerra Civil" se mantiene y alcanza los 9,35 millones de euros.España, que sufre una grave crisis económica, debe recortar sus gastos públicos para reducir el déficit, tal como le marcan las autoridades europeas.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios