Indocumentados de Maryland, de los que más aportan en impuestos

Los indocumentados de Maryland, quienes ahora ya cuentan con el derecho de obtener licencias de conducir, son de los que más aportan en impuestos, de acuerdo con un reporte de 2013, publicado por el Instituto de Políticas Económicas y de Cálculo de Impues Los indocumentados de Maryland, quienes ahora ya cuentan con el derecho de obtener licencias de conducir, son de los que más aportan en impuestos, de acuerdo con un reporte de 2013, publicado por el Instituto de Políticas Económicas y de Cálculo de Impues

Los indocumentados de Maryland, quienes ahora ya cuentan con el derecho de obtener licencias de conducir, son de los que más aportan en impuestos, de acuerdo con un reporte de 2013, publicado por el Instituto de Políticas Económicas y de Cálculo de Impues

Los indocumentados de Maryland, quienes ahora ya cuentan con el derecho de obtener licencias de conducir, son de los que más aportan en impuestos, de acuerdo con un reporte de 2013, publicado por el Instituto de Políticas Económicas y de Cálculo de Impuestos.Los inmigrantes indocumentados del estado de Maryland tienen mayores ingresos económicos y sus contribuciones fiscales son más elevadas que las de aquellos que viven en las mismas condiciones en los estados vecinos de Virginia, Pensilvania, Virginia Occidental y el Distrito de Columbia.Durante 2010, de acuerdo con los datos estadísticos, cada indocumentado de Maryland pagó cerca de 500 dólares más de impuestos anuales que un inmigrante sin documentos de Virginia Occidental, por ejemplo.Los trabajadores indocumentados de Maryland pagaron un promedio anual de 1.253 dólares en impuestos locales y estatales, combinados.Según la tabla comparativa, los trabajadores indocumentados de Virginia Occidental contribuyeron al gobierno con 767,6 dólares, los que residen en Virginia con 871,3 dólares, los de Pensilvania 931,46 dólares, y los de Washington D.C. pagaron 1.022,72 dólares en promedio por contribuyente fiscal.Los ingresos promedio en 2010 de un inmigrante indocumentado en Maryland fueron de 47.300 dólares, comparado con los 40.400 de los que residen en Washington D.C., los 36.200 de los de Pensilvania y los 28.800 dólares de los de Virginia Occidental.Los indocumentados en Maryland contribuyeron con 344.584.000 dólares en impuestos durante el 2010.El reporte estimó que en Washington D.C. los trabajadores sin documentos pagaron 25.568.000 dólares, en Pensilvania pagaron 149.035.000 dólares, en Virginia contribuyeron con 182.984.000 dólares y en Virginia Occidental con 3.838.000.De acuerdo con los cálculos del reporte, los inmigrantes sin documentos pagaron más de 10.600 millones de dólares a nivel nacional en impuestos estatales y locales, combinados con una tasa del 6,4 por ciento, siendo los estados de California, Texas, Florida y Nueva York los que más captan por este concepto. El estado de Maryland se ubica en la novena posición."Como cualquier persona que vive y trabaja en Estados Unidos, los indocumentados actualmente contribuyen en impuestos con una significativa cuota de sus ingresos a nivel estatal y local. Adicionalmente pagan impuestos sobre las ventas cuando ellos compran bienes y servicios, tales como recibos, ropa y gasolina", publica el reporte.Con la aprobación por la Casa de Representantes de Maryland de la Ley 715 es permitido a las personas indocumentadas obtener una licencia de conducir, válida en los 50 estados del país, pero para ello los solicitantes tienen que presentar declaraciones fiscales de los dos años anteriores.El informe más reciente sobre las contribuciones de los indocumentados lo publicó el Instituto de Políticas Económicas y de Cálculo de Impuestos en 2013, con datos relativos a 2010.La institución reportó que el resultado neto de los pagos de los inmigrantes indocumentados es de casi 11.000 millones por año en el pago de impuestos estatales y locales, incluidos 8.100 millones de dólares en ventas e impuestos sobre consumos específicos, 1.200 millones en impuestos sobre la renta, y 1.200 millones en impuestos sobre la propiedad.Según la información publicada, el peso de los inmigrantes indocumentados que pagan impuestos en los estados en los que radican podría crecer si su estatus migratorio se regularizara.El informe estima que al proporcionar la oportunidad de obtener su estatus legal a los inmigrantes indocumentados, éstos podrían pagar 12.700 millones en impuestos estatales y locales cada año, incluidos 8.500 millones en ventas y los impuestos sobre consumos específicos, 2.800 millones de dólares en impuestos sobre la renta, y 1.300 millones en impuestos sobre la propiedad.

Los indocumentados de Maryland, quienes ahora ya cuentan con el derecho de obtener licencias de conducir, son de los que más aportan en impuestos, de acuerdo con un reporte de 2013, publicado por el Instituto de Políticas Económicas y de Cálculo de Impuestos.Los inmigrantes indocumentados del estado de Maryland tienen mayores ingresos económicos y sus contribuciones fiscales son más elevadas que las de aquellos que viven en las mismas condiciones en los estados vecinos de Virginia, Pensilvania, Virginia Occidental y el Distrito de Columbia.Durante 2010, de acuerdo con los datos estadísticos, cada indocumentado de Maryland pagó cerca de 500 dólares más de impuestos anuales que un inmigrante sin documentos de Virginia Occidental, por ejemplo.Los trabajadores indocumentados de Maryland pagaron un promedio anual de 1.253 dólares en impuestos locales y estatales, combinados.Según la tabla comparativa, los trabajadores indocumentados de Virginia Occidental contribuyeron al gobierno con 767,6 dólares, los que residen en Virginia con 871,3 dólares, los de Pensilvania 931,46 dólares, y los de Washington D.C. pagaron 1.022,72 dólares en promedio por contribuyente fiscal.Los ingresos promedio en 2010 de un inmigrante indocumentado en Maryland fueron de 47.300 dólares, comparado con los 40.400 de los que residen en Washington D.C., los 36.200 de los de Pensilvania y los 28.800 dólares de los de Virginia Occidental.Los indocumentados en Maryland contribuyeron con 344.584.000 dólares en impuestos durante el 2010.El reporte estimó que en Washington D.C. los trabajadores sin documentos pagaron 25.568.000 dólares, en Pensilvania pagaron 149.035.000 dólares, en Virginia contribuyeron con 182.984.000 dólares y en Virginia Occidental con 3.838.000.De acuerdo con los cálculos del reporte, los inmigrantes sin documentos pagaron más de 10.600 millones de dólares a nivel nacional en impuestos estatales y locales, combinados con una tasa del 6,4 por ciento, siendo los estados de California, Texas, Florida y Nueva York los que más captan por este concepto. El estado de Maryland se ubica en la novena posición."Como cualquier persona que vive y trabaja en Estados Unidos, los indocumentados actualmente contribuyen en impuestos con una significativa cuota de sus ingresos a nivel estatal y local. Adicionalmente pagan impuestos sobre las ventas cuando ellos compran bienes y servicios, tales como recibos, ropa y gasolina", publica el reporte.Con la aprobación por la Casa de Representantes de Maryland de la Ley 715 es permitido a las personas indocumentadas obtener una licencia de conducir, válida en los 50 estados del país, pero para ello los solicitantes tienen que presentar declaraciones fiscales de los dos años anteriores.El informe más reciente sobre las contribuciones de los indocumentados lo publicó el Instituto de Políticas Económicas y de Cálculo de Impuestos en 2013, con datos relativos a 2010.La institución reportó que el resultado neto de los pagos de los inmigrantes indocumentados es de casi 11.000 millones por año en el pago de impuestos estatales y locales, incluidos 8.100 millones de dólares en ventas e impuestos sobre consumos específicos, 1.200 millones en impuestos sobre la renta, y 1.200 millones en impuestos sobre la propiedad.Según la información publicada, el peso de los inmigrantes indocumentados que pagan impuestos en los estados en los que radican podría crecer si su estatus migratorio se regularizara.El informe estima que al proporcionar la oportunidad de obtener su estatus legal a los inmigrantes indocumentados, éstos podrían pagar 12.700 millones en impuestos estatales y locales cada año, incluidos 8.500 millones en ventas y los impuestos sobre consumos específicos, 2.800 millones de dólares en impuestos sobre la renta, y 1.300 millones en impuestos sobre la propiedad.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios