Iolanda Balas y Stefka Kostadinova, al Salón de la Fama

La rumana Iolanda Balas y la búlgara Stefka Kostadinova, dos leyendas del salto de altura, serán admitidas en el Salón de la Fama del atletismo, informó la IAAF el día de la apertura de la Exhibición Histórica en el Museo Olímpico de Barcelona, que permanecerá abierta hasta el 25 de noviembre.Balas, campeona olímpica en 1960 y 1964, batió 14 veces el récord mundial, el primero en 1956 cuando saltó 1,75 con 19 años.El año siguiente comenzó una racha victoriosa de 140 competiciones a lo largo de un decenio con su técnica de tijera. En 1961 volvió a batir el récord mundial en cuatro ocasiones hasta dejarlo en 1,91, una marca que permaneció imbatida hasta 1971.Kostadinova, campeona mundial en 1987 y 1995 y olímpica en 1996 comenzó a batir récords mundiales en 1986, con 20 años (2,07 y 2,08 en seis días). El año siguiente, en los Mundiales de Roma, logró el título con un salto de 2,09 que permanece todavía como plusmarca universal.En 1995, pocos meses después de dar a luz a su hijo Nikolay, recuperó el título mundial en Gotemburgo y el verano siguiente conquistó en Atlanta la corona olímpica.Para conmemorar el centenario de la IAAF, 24 atletas se convertirán en los primeros miembros del Salón de la Fama en una ceremonia que se celebrará el 24 de noviembre próximo en Barcelona.

La rumana Iolanda Balas y la búlgara Stefka Kostadinova, dos leyendas del salto de altura, serán admitidas en el Salón de la Fama del atletismo, informó la IAAF el día de la apertura de la Exhibición Histórica en el Museo Olímpico de Barcelona, que permanecerá abierta hasta el 25 de noviembre.Balas, campeona olímpica en 1960 y 1964, batió 14 veces el récord mundial, el primero en 1956 cuando saltó 1,75 con 19 años.El año siguiente comenzó una racha victoriosa de 140 competiciones a lo largo de un decenio con su técnica de tijera. En 1961 volvió a batir el récord mundial en cuatro ocasiones hasta dejarlo en 1,91, una marca que permaneció imbatida hasta 1971.Kostadinova, campeona mundial en 1987 y 1995 y olímpica en 1996 comenzó a batir récords mundiales en 1986, con 20 años (2,07 y 2,08 en seis días). El año siguiente, en los Mundiales de Roma, logró el título con un salto de 2,09 que permanece todavía como plusmarca universal.En 1995, pocos meses después de dar a luz a su hijo Nikolay, recuperó el título mundial en Gotemburgo y el verano siguiente conquistó en Atlanta la corona olímpica.Para conmemorar el centenario de la IAAF, 24 atletas se convertirán en los primeros miembros del Salón de la Fama en una ceremonia que se celebrará el 24 de noviembre próximo en Barcelona.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios