La nube tóxica del Sudeste asiático podría alterar el programa del GP de Malasia

El piloto español Jorge Lorenzo, del equipo Movistar Yamaha, toma una curva durante el tercer entrenamiento del Gran Premio de Australia de MotoGP, en Melbourne (Australia), el pasado 17 de octubre. EFE/Archivo El piloto español Jorge Lorenzo, del equipo Movistar Yamaha, toma una curva durante el tercer entrenamiento del Gran Premio de Australia de MotoGP, en Melbourne (Australia), el pasado 17 de octubre. EFE/Archivo

El piloto español Jorge Lorenzo, del equipo Movistar Yamaha, toma una curva durante el tercer entrenamiento del Gran Premio de Australia de MotoGP, en Melbourne (Australia), el pasado 17 de octubre. EFE/Archivo

La nube tóxica que se encuentra sobre la zona del sudeste asiático, entre las islas de Sumatra, Borneo e Indonesia y también en la península de Malasia, podría afectar al normal desarrollo del Gran Premio de Malasia de motociclismo, que este fin de semana se disputa en el circuito de Sepang, según indica en un diario local el CEO de las instalaciones, Datuk Razlan Razali.La nube tóxica, provocada por la acumulación de CO2 en el ambiente por los más de 200 incendios que se encuentran activos en la zona descrita, no impedirá que se dispute el Gran Premio de Malasia, pero sí podría acortar la duración tanto de los entrenamientos como de la carrera, por razones de seguridad y si los índices de contaminación fuesen en aumento, según manifestó Datuk Razlan Razali al diario New Straits Times.En una información en el citado periódico de Fadhli Ishak, se explica que el evento previo que estaba previsto que realizasen algunos pilotos del mundial de MotoGP, con una ruta en bicicleta desde el circuito de Sepang hasta Port Dickson, tuvo que ser cancelada ayer al encontrarse los índices de polución, conocidos en esta zona por sus siglas en inglés API (Air Pollution Index), en torno a los 200 puntos, muy por encima de lo recomendable, pues de 0-50 se considera bueno, de 50 a 100 moderado, de 101 a 200 poco salubre, de 201 a 300 muy insalubre, de 301 a 500 peligroso y más de 500 ya se considera situación de emergencia.Tanto la organización del Campeonato, la empresa Dorna Sports, que habla de todo esto en la actualidad como meras especulaciones, y los organizadores locales del Sepang International Circuit, se han reunido para establecer una estrecha colaboración a todos los niveles y aún habrá otras más adelante.Inicialmente, los organizadores locales van a "monitorizar" todo el circuito con unos medidores de la calidad del aire y también se pondrán a la venta mascarillas de aire para los espectadores que se prevé acudan durante el fin de semana al trazado malayo.La organización de la competición, Dorna Sports, como Sepang International Circuit, tendrán esta tarde una nueva reunión al respecto, aunque el servicio médico del campeonato asegura que para los cuatro días que dura el evento no existen problemas físicos y no se debe considerar peligroso, no así si se estuviera bajo los efectos de la citada nube durante meses.Un aspecto importante, como ya sucedió en el pasado Gran Premio de Japón, es que se pueda garantizar el vuelo del helicóptero médico en caso de accidente de algún piloto, algo que por ahora parece no peligrar.La nube tóxica ha sido provocada por la quema de los bosques de Sumatra, Borneo e Indonesia para replantar palmeras y así extraer el aceite de palma, y tendría que haber desaparecido con las lluvias de la época de los monzones, pero estas se han visto retrasadas por el fenómeno climatológico conocido como El Niño.

La nube tóxica que se encuentra sobre la zona del sudeste asiático, entre las islas de Sumatra, Borneo e Indonesia y también en la península de Malasia, podría afectar al normal desarrollo del Gran Premio de Malasia de motociclismo, que este fin de semana se disputa en el circuito de Sepang, según indica en un diario local el CEO de las instalaciones, Datuk Razlan Razali.La nube tóxica, provocada por la acumulación de CO2 en el ambiente por los más de 200 incendios que se encuentran activos en la zona descrita, no impedirá que se dispute el Gran Premio de Malasia, pero sí podría acortar la duración tanto de los entrenamientos como de la carrera, por razones de seguridad y si los índices de contaminación fuesen en aumento, según manifestó Datuk Razlan Razali al diario New Straits Times.En una información en el citado periódico de Fadhli Ishak, se explica que el evento previo que estaba previsto que realizasen algunos pilotos del mundial de MotoGP, con una ruta en bicicleta desde el circuito de Sepang hasta Port Dickson, tuvo que ser cancelada ayer al encontrarse los índices de polución, conocidos en esta zona por sus siglas en inglés API (Air Pollution Index), en torno a los 200 puntos, muy por encima de lo recomendable, pues de 0-50 se considera bueno, de 50 a 100 moderado, de 101 a 200 poco salubre, de 201 a 300 muy insalubre, de 301 a 500 peligroso y más de 500 ya se considera situación de emergencia.Tanto la organización del Campeonato, la empresa Dorna Sports, que habla de todo esto en la actualidad como meras especulaciones, y los organizadores locales del Sepang International Circuit, se han reunido para establecer una estrecha colaboración a todos los niveles y aún habrá otras más adelante.Inicialmente, los organizadores locales van a "monitorizar" todo el circuito con unos medidores de la calidad del aire y también se pondrán a la venta mascarillas de aire para los espectadores que se prevé acudan durante el fin de semana al trazado malayo.La organización de la competición, Dorna Sports, como Sepang International Circuit, tendrán esta tarde una nueva reunión al respecto, aunque el servicio médico del campeonato asegura que para los cuatro días que dura el evento no existen problemas físicos y no se debe considerar peligroso, no así si se estuviera bajo los efectos de la citada nube durante meses.Un aspecto importante, como ya sucedió en el pasado Gran Premio de Japón, es que se pueda garantizar el vuelo del helicóptero médico en caso de accidente de algún piloto, algo que por ahora parece no peligrar.La nube tóxica ha sido provocada por la quema de los bosques de Sumatra, Borneo e Indonesia para replantar palmeras y así extraer el aceite de palma, y tendría que haber desaparecido con las lluvias de la época de los monzones, pero estas se han visto retrasadas por el fenómeno climatológico conocido como El Niño.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios