Afganistán liberará a los presos que Estados Unidos considera una amenaza

El presidente afgano Hamid Karzai. EFE/Archivo El presidente afgano Hamid Karzai. EFE/Archivo

El presidente afgano Hamid Karzai. EFE/Archivo

Afganistán anunció que liberará a prisioneros encarcelados por Estados Unidos cuando dirigía la cárcel de Bagram y considerados una amenaza por este país por no existir pruebas contra ellos, informaron hoy los medios locales.La agencia de inteligencia del país asiático considera que 72 de los 88 prisioneros encarcelados son inocentes o pequeños criminales, de acuerdo con un comunicado del presidente afgano, Hamid Karzai, recogido por la televisión local Tolo.La investigación de la agencia de inteligencia afgana concluyó que no existen cargos contra 45 de los detenidos, 27 están acusados de delitos menores y que solo 16 de ellos son criminales y suponen una amenaza.Karzai ha dado instrucciones para que los prisioneros contra los que no existen pruebas sean excarcelados, aunque no ha trascendido ni la fecha ni el número concreto de personas que serán liberadas.Estados Unidos se opone a la medida ya que considera a estos presos una amenaza contra la seguridad."Estos 72 detenidos son criminales peligrosos contra quienes existen sólidas evidencias que los vinculan con crímenes de terrorismo, incluido el uso de artefactos explosivos improvisados, el mayor asesino de civiles afganos", dijo ayer la portavoz de Departamento del Estado estadounidense, Jen Psaki.Más de 600 prisioneros han sido liberados de la prisión de Bagram, rebautizada como Parwiz desde que pasó a manos afganas en marzo del año pasado.Estados Unidos y Afganistán negocian un acuerdo militar para la permanencia de tropas estadounidenses en el país asiático tras la retirada de las fuerzas internacionales de la OTAN en 2014.La Loya Jorga -Asamblea tradicional- aprobó el pasado noviembre el acuerdo, pero Karzai se niega a firmar el pacto hasta la celebración de las elecciones generales del próximo año, mientras que EEUU quiere que se rubrique cuanto antes.Las tropas internacionales comenzaron en julio de 2011 a retirarse gradualmente del país y a transferir la competencia de la seguridad al Ejército y Policía afganos.

Afganistán anunció que liberará a prisioneros encarcelados por Estados Unidos cuando dirigía la cárcel de Bagram y considerados una amenaza por este país por no existir pruebas contra ellos, informaron hoy los medios locales.La agencia de inteligencia del país asiático considera que 72 de los 88 prisioneros encarcelados son inocentes o pequeños criminales, de acuerdo con un comunicado del presidente afgano, Hamid Karzai, recogido por la televisión local Tolo.La investigación de la agencia de inteligencia afgana concluyó que no existen cargos contra 45 de los detenidos, 27 están acusados de delitos menores y que solo 16 de ellos son criminales y suponen una amenaza.Karzai ha dado instrucciones para que los prisioneros contra los que no existen pruebas sean excarcelados, aunque no ha trascendido ni la fecha ni el número concreto de personas que serán liberadas.Estados Unidos se opone a la medida ya que considera a estos presos una amenaza contra la seguridad."Estos 72 detenidos son criminales peligrosos contra quienes existen sólidas evidencias que los vinculan con crímenes de terrorismo, incluido el uso de artefactos explosivos improvisados, el mayor asesino de civiles afganos", dijo ayer la portavoz de Departamento del Estado estadounidense, Jen Psaki.Más de 600 prisioneros han sido liberados de la prisión de Bagram, rebautizada como Parwiz desde que pasó a manos afganas en marzo del año pasado.Estados Unidos y Afganistán negocian un acuerdo militar para la permanencia de tropas estadounidenses en el país asiático tras la retirada de las fuerzas internacionales de la OTAN en 2014.La Loya Jorga -Asamblea tradicional- aprobó el pasado noviembre el acuerdo, pero Karzai se niega a firmar el pacto hasta la celebración de las elecciones generales del próximo año, mientras que EEUU quiere que se rubrique cuanto antes.Las tropas internacionales comenzaron en julio de 2011 a retirarse gradualmente del país y a transferir la competencia de la seguridad al Ejército y Policía afganos.

Más noticias

0 Comentarios