La Cruz Roja defiende ante el Gobierno sirio la entrada de ayuda a las zonas opositoras

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) defendió ante el Gobierno sirio la imperiosa necesidad de que la ayuda de emergencia llegue a toda la población siria, incluso en las zonas controladas por fuerzas opositoras y en áreas sitiadas donde hay civiles atrapados."Necesitamos que se nos permita hacer mucho más en Siria y damos la bienvenida al compromiso que asumieron varias autoridades con las que me he reunido de que se facilitará ayuda más imparcial, incluidos suministros médicos para todos los que están afectados por el conflicto", dijo hoy el presidente del CICR, Peter Maurer, al término de una visita de tres días a Siria.Maurer indicó que la respuesta ante la crisis humanitaria es insuficiente y subrayó que "es indiscutible que la situación es catastrófica" en Siria, tras casi tres años de guerra civil.El presidente del CICR advirtió asimismo de que los suministros para la atención médica de urgencia y otros de primera necesidad, incluyendo alimentos, "se están agotando de manera muy peligrosa", especialmente en localidades sitiadas, donde la situación es más crítica que en cualquier otro lugar.Durante su estancia en Siria, el presidente del CICR se reunió en Damasco con el primer ministro sirio, Wael Al Halki, y los titulares de Asuntos Exteriores, Interior, Asuntos Sociales y Salud, así como con el responsable de la Seguridad Nacional.Ante ellos confirmó la determinación de su entidad de cumplir con misiones fundamentales como aportar ayuda a través de las líneas del frente y visitar a los prisioneros para supervisar las condiciones de su detención y el trato que reciben.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) defendió ante el Gobierno sirio la imperiosa necesidad de que la ayuda de emergencia llegue a toda la población siria, incluso en las zonas controladas por fuerzas opositoras y en áreas sitiadas donde hay civiles atrapados."Necesitamos que se nos permita hacer mucho más en Siria y damos la bienvenida al compromiso que asumieron varias autoridades con las que me he reunido de que se facilitará ayuda más imparcial, incluidos suministros médicos para todos los que están afectados por el conflicto", dijo hoy el presidente del CICR, Peter Maurer, al término de una visita de tres días a Siria.Maurer indicó que la respuesta ante la crisis humanitaria es insuficiente y subrayó que "es indiscutible que la situación es catastrófica" en Siria, tras casi tres años de guerra civil.El presidente del CICR advirtió asimismo de que los suministros para la atención médica de urgencia y otros de primera necesidad, incluyendo alimentos, "se están agotando de manera muy peligrosa", especialmente en localidades sitiadas, donde la situación es más crítica que en cualquier otro lugar.Durante su estancia en Siria, el presidente del CICR se reunió en Damasco con el primer ministro sirio, Wael Al Halki, y los titulares de Asuntos Exteriores, Interior, Asuntos Sociales y Salud, así como con el responsable de la Seguridad Nacional.Ante ellos confirmó la determinación de su entidad de cumplir con misiones fundamentales como aportar ayuda a través de las líneas del frente y visitar a los prisioneros para supervisar las condiciones de su detención y el trato que reciben.

Más noticias

0 Comentarios