Damasco rechaza el alto el fuego unilateral sugerido por la ONU

El ejército sirio intensificó hoy sus bombardeos contra las localidades septentrionales de Jan Shijun y Maarat al Nuaman para expulsar a los rebeldes, informaron fuentes opositoras, que denunciaron más de un centenar de muertos en todo el país.El activista Otmán al Jani, que se encuentra en Jan Shijun, dijo a Efe por internet que las Fuerzas Armadas emplearon la aviación y tanques para bombardear varios puntos de esta ciudad, en la que se infiltraron combatientes del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) para repeler a las tropas gubernamentales.El activista destacó que debido a la intensidad de los choques, los habitantes de Jan Shijun, ubicada en la provincia septentrional de Idleb, no pueden salir de sus casas y huir a zonas más seguras.Por su parte, otro opositor de Jan Shijun, identificado como Abu Hamam, dijo a Efe que la cifra de víctimas en la localidad asciende a 22 muertos, lo que fue confirmado por la opositora Comisión General de la Revolución Siria.El Observatorio Sirio de Derechos Humanos matizó que entre los fallecidos hay catorce rebeldes, que perecieron en los bombardeos y en los enfrentamientos con las tropas gubernamentales.También en Idleb, fronteriza con Turquía, el Ejército del régimen del presidente Bachar Al Asad ha reforzado su presencia alrededor de la localidad de Maarat al Nuaman en un intento de recuperar su control, después de que los rebeldes lo tomaran ayer, afirmó el Observatorio.Este grupo opositor informó de que en esta jornada murieron en todo el país al menos 110 personas, entre civiles y combatientes insurgentes, una cifra que la Comisión elevó a 120 y los Comités de Coordinación Local (CCL), a 160.Las otras zonas más afectadas por la violencia fueron las localidades de la periferia de Damasco, donde los bombardeos del régimen y los combates entre ambos bandos causaron varias decenas de fallecidos y se encontraron, además, 17 cadáveres en las granjas de la población de Daraya.Entretanto, en Homs (centro), se registraron enfrentamientos en el barrio de Al Jalediya, uno de los más castigados de la ciudad, mientras que las fuerzas del régimen bombardearon varias localidades de sus afueras como Jusieh, con presencia de milicianos del ELS.El Ejército gubernamental también atacó los distritos de Al Sukari, Al Aqaba, Al Maryeh, Al Ansari y Al Shaar, en Alepo (norte), la segunda ciudad del país, donde murieron entre quince y veinte personas, según las fuentes opositoras.Por su parte, la agencia de noticias oficial siria, Sana, anunció que el cámara del canal progubernamental "Al Ajbariya" Mohamed al Ashram fue asesinado por los disparos de "terroristas" en la provincia de Deir al Zur (este).El régimen sirio rechazó hoy la propuesta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de declarar un alto el fuego unilateral, y supeditó una eventual tregua a que los rebeldes cesen sus acciones de violencia.El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.

El ejército sirio intensificó hoy sus bombardeos contra las localidades septentrionales de Jan Shijun y Maarat al Nuaman para expulsar a los rebeldes, informaron fuentes opositoras, que denunciaron más de un centenar de muertos en todo el país.El activista Otmán al Jani, que se encuentra en Jan Shijun, dijo a Efe por internet que las Fuerzas Armadas emplearon la aviación y tanques para bombardear varios puntos de esta ciudad, en la que se infiltraron combatientes del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) para repeler a las tropas gubernamentales.El activista destacó que debido a la intensidad de los choques, los habitantes de Jan Shijun, ubicada en la provincia septentrional de Idleb, no pueden salir de sus casas y huir a zonas más seguras.Por su parte, otro opositor de Jan Shijun, identificado como Abu Hamam, dijo a Efe que la cifra de víctimas en la localidad asciende a 22 muertos, lo que fue confirmado por la opositora Comisión General de la Revolución Siria.El Observatorio Sirio de Derechos Humanos matizó que entre los fallecidos hay catorce rebeldes, que perecieron en los bombardeos y en los enfrentamientos con las tropas gubernamentales.También en Idleb, fronteriza con Turquía, el Ejército del régimen del presidente Bachar Al Asad ha reforzado su presencia alrededor de la localidad de Maarat al Nuaman en un intento de recuperar su control, después de que los rebeldes lo tomaran ayer, afirmó el Observatorio.Este grupo opositor informó de que en esta jornada murieron en todo el país al menos 110 personas, entre civiles y combatientes insurgentes, una cifra que la Comisión elevó a 120 y los Comités de Coordinación Local (CCL), a 160.Las otras zonas más afectadas por la violencia fueron las localidades de la periferia de Damasco, donde los bombardeos del régimen y los combates entre ambos bandos causaron varias decenas de fallecidos y se encontraron, además, 17 cadáveres en las granjas de la población de Daraya.Entretanto, en Homs (centro), se registraron enfrentamientos en el barrio de Al Jalediya, uno de los más castigados de la ciudad, mientras que las fuerzas del régimen bombardearon varias localidades de sus afueras como Jusieh, con presencia de milicianos del ELS.El Ejército gubernamental también atacó los distritos de Al Sukari, Al Aqaba, Al Maryeh, Al Ansari y Al Shaar, en Alepo (norte), la segunda ciudad del país, donde murieron entre quince y veinte personas, según las fuentes opositoras.Por su parte, la agencia de noticias oficial siria, Sana, anunció que el cámara del canal progubernamental "Al Ajbariya" Mohamed al Ashram fue asesinado por los disparos de "terroristas" en la provincia de Deir al Zur (este).El régimen sirio rechazó hoy la propuesta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de declarar un alto el fuego unilateral, y supeditó una eventual tregua a que los rebeldes cesen sus acciones de violencia.El conflicto que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.

Más noticias

0 Comentarios