Mueren 8 militantes islamistas en un enfrentamiento con el Ejército en Pakistán

El enviado especial de Estados Unidos a Pakistán y Afganistán, Marc Grossman, aseguró en Islamabad que "sólo" el Gobierno paquistaní podrá iniciar la ofensiva contra la insurgencia islamista en Waziristán del Norte, informó hoy el diario local "The Nation".Durante su visita a Pakistán, Grossman se reunió el sábado con la ministra de Exteriores, Hina Rabbani Khar, y con el jefe del Ejército, Ashfaq Parvez Kayani, con quienes trató asuntos relacionados con la lucha contra el terrorismo y las relaciones bilaterales.En declaraciones a la televisión local recogidas por el diario, el enviado especial insistió en que no es su cometido decidir el inicio de la ofensiva, pues esa decisión debe ser tomada "por el Gobierno de Pakistán y sólo por el Gobierno de Pakistán", aseguró.Sin embargo, aunque de manera oficial la posible ofensiva contra los insurgentes en Waziristán del Norte (noroeste) no fue tratada en profundidad, fuentes diplomáticas revelaron a "The Nation" que en la entrevista con Kayani ésta ocupó "una posición alta en la agenda".Waziristán del Norte es una de las siete demarcaciones que forman el cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán, entre las que se encuentran también Waziristán del Sur, Orakzai o Khyber.Esta región tribal nunca ha estado bajo un control completo del Estado y sirve de refugio a numerosas grupos yihadistas, miembros de la red Al Qaeda o facciones talibanes, en especial la conocida como red Haqqani, que actúa contra las tropas aliadas en Afganistán.En octubre de 2009 el Ejército paquistaní desató en Waziristán del Sur una gran ofensiva denominada "Rah-e-Nijat" (Camino de la Liberación) que, según fuentes militares, acabó con cientos de insurgentes, pero ahora sus efectos parecen haberse diluido.

El enviado especial de Estados Unidos a Pakistán y Afganistán, Marc Grossman, aseguró en Islamabad que "sólo" el Gobierno paquistaní podrá iniciar la ofensiva contra la insurgencia islamista en Waziristán del Norte, informó hoy el diario local "The Nation".Durante su visita a Pakistán, Grossman se reunió el sábado con la ministra de Exteriores, Hina Rabbani Khar, y con el jefe del Ejército, Ashfaq Parvez Kayani, con quienes trató asuntos relacionados con la lucha contra el terrorismo y las relaciones bilaterales.En declaraciones a la televisión local recogidas por el diario, el enviado especial insistió en que no es su cometido decidir el inicio de la ofensiva, pues esa decisión debe ser tomada "por el Gobierno de Pakistán y sólo por el Gobierno de Pakistán", aseguró.Sin embargo, aunque de manera oficial la posible ofensiva contra los insurgentes en Waziristán del Norte (noroeste) no fue tratada en profundidad, fuentes diplomáticas revelaron a "The Nation" que en la entrevista con Kayani ésta ocupó "una posición alta en la agenda".Waziristán del Norte es una de las siete demarcaciones que forman el cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán, entre las que se encuentran también Waziristán del Sur, Orakzai o Khyber.Esta región tribal nunca ha estado bajo un control completo del Estado y sirve de refugio a numerosas grupos yihadistas, miembros de la red Al Qaeda o facciones talibanes, en especial la conocida como red Haqqani, que actúa contra las tropas aliadas en Afganistán.En octubre de 2009 el Ejército paquistaní desató en Waziristán del Sur una gran ofensiva denominada "Rah-e-Nijat" (Camino de la Liberación) que, según fuentes militares, acabó con cientos de insurgentes, pero ahora sus efectos parecen haberse diluido.

Más noticias

0 Comentarios