Netanyahu adoptará partes de un polémico informe para "legalizar" colonias

El Gobierno israelí tiene previsto adoptar partes de un polémico informe que aconseja legalizar enclaves judíos en Cisjordania y rechaza que la presencia israelí en los territorios palestinos sea la de una fuerza ocupante.Así lo informó hoy la radio pública israelí, que precisó que un equipo de la Oficina del Primer Ministro trabaja para preparar el borrador que será presentado al gabinete de ministros para su aprobación el próximo domingo o el siguiente.Esta decisión adoptada por el jefe del Ejecutivo, Benjamín Netanyahu, se enmarca en las presiones de los ministros del ala más radical de la derecha, que tratan de apaciguar los ánimos de los sectores colonos antes de que se celebren las elecciones legislativas del próximo 22 de enero.En julio pasado una comisión, encabezada por el exjuez del Tribunal Supremo Edmond Levy e integrada por un panel de expertos en derecho internacional, aseguró en un informe que Israel no era una "potencia ocupante", dado que ningún Estado ejerció su soberanía en Cisjordania, ni siquiera Jordania, que lo gobernó entre 1948 y 1967.El primer ministro israelí había ordenado el establecimiento de esa comisión en enero, para analizar los aspectos legales de decenas de enclaves que los colonos levantaron en el territorio reclamado por los palestinos sin la correspondiente autorización de sucesivos gobiernos, y que en algunos casos el Supremo ha ordenado evacuar.Una fuente oficial del Gabinete israelí citada por los medios locales dijo que el Gobierno tiene previsto adoptar las "partes prácticas" del informe, que abordan los procedimientos de planificación y construcción en Cisjordania, la legalización de enclaves considerados ilegales por Israel y facilitar a los colonos la compra de parcelas en ese territorio palestino ocupado.Para la legislación internacional todos los asentamientos residenciales israelíes levantados en territorios ocupados en la guerra de 1967 son ilegales y suponen uno de los principales escollos al proceso de paz entre israelíes y palestinos.De acuerdo a las fuentes oficiales israelíes, la decisión del Gabinete israelí no se referirá a la sección diplomática del Informe Levy, aquella en la que determina que Israel no es una potencia ocupante en Cisjordania.Con todo, la aprobación de partes de ese informe gubernamental puede ser interpretada como la luz verde a la anexión de facto de Cisjordania o partes de ella, lo que podría provocar tensiones entre Israel y Washington, y la comunidad internacional en general.

El Gobierno israelí tiene previsto adoptar partes de un polémico informe que aconseja legalizar enclaves judíos en Cisjordania y rechaza que la presencia israelí en los territorios palestinos sea la de una fuerza ocupante.Así lo informó hoy la radio pública israelí, que precisó que un equipo de la Oficina del Primer Ministro trabaja para preparar el borrador que será presentado al gabinete de ministros para su aprobación el próximo domingo o el siguiente.Esta decisión adoptada por el jefe del Ejecutivo, Benjamín Netanyahu, se enmarca en las presiones de los ministros del ala más radical de la derecha, que tratan de apaciguar los ánimos de los sectores colonos antes de que se celebren las elecciones legislativas del próximo 22 de enero.En julio pasado una comisión, encabezada por el exjuez del Tribunal Supremo Edmond Levy e integrada por un panel de expertos en derecho internacional, aseguró en un informe que Israel no era una "potencia ocupante", dado que ningún Estado ejerció su soberanía en Cisjordania, ni siquiera Jordania, que lo gobernó entre 1948 y 1967.El primer ministro israelí había ordenado el establecimiento de esa comisión en enero, para analizar los aspectos legales de decenas de enclaves que los colonos levantaron en el territorio reclamado por los palestinos sin la correspondiente autorización de sucesivos gobiernos, y que en algunos casos el Supremo ha ordenado evacuar.Una fuente oficial del Gabinete israelí citada por los medios locales dijo que el Gobierno tiene previsto adoptar las "partes prácticas" del informe, que abordan los procedimientos de planificación y construcción en Cisjordania, la legalización de enclaves considerados ilegales por Israel y facilitar a los colonos la compra de parcelas en ese territorio palestino ocupado.Para la legislación internacional todos los asentamientos residenciales israelíes levantados en territorios ocupados en la guerra de 1967 son ilegales y suponen uno de los principales escollos al proceso de paz entre israelíes y palestinos.De acuerdo a las fuentes oficiales israelíes, la decisión del Gabinete israelí no se referirá a la sección diplomática del Informe Levy, aquella en la que determina que Israel no es una potencia ocupante en Cisjordania.Con todo, la aprobación de partes de ese informe gubernamental puede ser interpretada como la luz verde a la anexión de facto de Cisjordania o partes de ella, lo que podría provocar tensiones entre Israel y Washington, y la comunidad internacional en general.

Más noticias

0 Comentarios