La Policía iraquí y las tribus aliadas recuperan varias zonas de la ciudad de Ramadi

Numerosos iraquíes portan los féretros de varias víctimas que fallecieron ayer en un atentado suicida contra un complejo militar en el centro de Bagdad, durante la celebración de su funeral en Karbala (sur de Irak), hoy, viernes 10 de enero de 2014. EFE Galería
Decenas de iraquíes se concentran en torno a los féretros de varias víctimas que fallecieron ayer en un atentado suicida contra un complejo militar en el centro de Bagdad, durante la celebración de su funeral en Karbala (sur de Irak), hoy, viernes 10 de e Galería

Numerosos iraquíes portan los féretros de varias víctimas que fallecieron ayer en un atentado suicida contra un complejo militar en el centro de Bagdad, durante la celebración de su funeral en Karbala (sur de Irak), hoy, viernes 10 de enero de 2014. EFE

La Policía iraquí recuperó hoy con la ayuda de milicianos tribales el control de varias zonas de la ciudad de Ramadi, capital de la provincia de mayoría suní de Al Anbar (oeste), informó a Efe una fuente policial.Tras duros enfrentamientos contra combatientes vinculados a Al Qaeda, las fuerzas de seguridad, en colaboración con tribus aliadas, lograron dominar los barrios de Al Malaab y Al Forsal, en el noroeste de la localidad, donde recuperaron dos comisarías.De allí expulsaron a miembros del Estado Islámico de Irak y Levante, ligados a la citada red terrorista, según la fuente, que no pudo dar cifras sobre el número total de bajas.La Policía y hombres armados tribales abatieron a cinco supuestos terroristas, incendiaron tres de sus vehículos y destruyeron cinco sedes que los extremistas habían tomado como refugio, agregó.Hace dos días, el líder de los llamados Consejos de Salvación (milicias suníes progubernamentales) en Irak, Ahmed Abu Risha, aseguró que la Policía y las tribus aliadas tenían el control del 90 por ciento de Ramadi y que continuarán la lucha hasta liberar la ciudad de todos los elementos terroristas.La provincia de Al Anbar, que representa un tercio de la superficie de Irak, está viviendo en las últimas semanas una situación de gran tensión, con combates entre fuerzas gubernamentales, clanes tribales armados y miembros del Estado Islámico de Irak y Levante.Además, Irak sufre un repunte de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron en 2013 la muerte de 8.868 personas, de las que 7.818 eran civiles, según cifras de la ONU.

La Policía iraquí recuperó hoy con la ayuda de milicianos tribales el control de varias zonas de la ciudad de Ramadi, capital de la provincia de mayoría suní de Al Anbar (oeste), informó a Efe una fuente policial.Tras duros enfrentamientos contra combatientes vinculados a Al Qaeda, las fuerzas de seguridad, en colaboración con tribus aliadas, lograron dominar los barrios de Al Malaab y Al Forsal, en el noroeste de la localidad, donde recuperaron dos comisarías.De allí expulsaron a miembros del Estado Islámico de Irak y Levante, ligados a la citada red terrorista, según la fuente, que no pudo dar cifras sobre el número total de bajas.La Policía y hombres armados tribales abatieron a cinco supuestos terroristas, incendiaron tres de sus vehículos y destruyeron cinco sedes que los extremistas habían tomado como refugio, agregó.Hace dos días, el líder de los llamados Consejos de Salvación (milicias suníes progubernamentales) en Irak, Ahmed Abu Risha, aseguró que la Policía y las tribus aliadas tenían el control del 90 por ciento de Ramadi y que continuarán la lucha hasta liberar la ciudad de todos los elementos terroristas.La provincia de Al Anbar, que representa un tercio de la superficie de Irak, está viviendo en las últimas semanas una situación de gran tensión, con combates entre fuerzas gubernamentales, clanes tribales armados y miembros del Estado Islámico de Irak y Levante.Además, Irak sufre un repunte de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron en 2013 la muerte de 8.868 personas, de las que 7.818 eran civiles, según cifras de la ONU.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios